Sigue sin ser “Champions”, pero si pasamos me conformo

El Sevilla no puede decir que le acompañe la mala suerte en los sorteos de Champions. Así como en Copa nos tocó un cruce de aúpa, el siguiente paso en Champions es en teoría tan apacible como la primera fase. Había siete posibles rivales y nos ha tocado el más sencillo, el CSKA de Moscú.

Haremos el desplazamiento más largo y cansado y probablemente el más frío, aunque no es lo mismo viajar a mediados de febrero que por ejemplo ahora. Ni que decir tiene que el Sevilla sabe como se llega a Rusia, después de viajar tres veces a San Petersburgo y una a la propia Moscú para medirse al Lokomotiv. Los moscovitas entraron sobre la bocina en octavos después de ganar al Besiktas en Turquía y aprovechando el tropiezo del Wolfsburgo. Su gran proeza europea no fue tener a Juande Ramos como entrenador durante un mes, sino la Copa de la UEFA de 2005 justo antes de nuestro doblete. A la sombra del Spartak, desde la caída de la URSS sólo han sumado tres ligas. No poseen ningún nombre rimbombante en la plantilla y el mayor peligro sería un resultado demasiado malo en la ida y el césped artificial del Luzhniki, donde se jugó la final del torneo en 2008.

La eliminatoria comenzará justo un mes antes del comienzo de la liga rusa 2010 (24 de febrero en Moscú a las 18:30 por Canal Sur) y finalizará cuando arranque  dicho torneo (16 de marzo en Sevilla a las 20:45 por TVE), en cuya recién finalizada edición el CSKA acabó 5º. Esto le impedirá volver a la Champions la temporada que viene, tieniendo que conformarse con jugar la ronda previa de la Europa League. Al disputarse la eliminatoria en ocho fechas (cuatro de ida y cuatro de vuelta) y no en cuatro como hasta ahora, (dos de ida y dos de vuelta) cada equipo español jugará sus partidos en días distintos, lo que les permite ser la primera opción de las televisiones en abierto: los martes TVE y los miércoles las autonómicas.

Grupo muy competitivo con equipos de ligas importantes para el Sevilla FC, en la fase de grupos de la UEFA Cup

El Sevilla FC tendrá que pelear duro si quiere uno de los tres primeros puestos del grupo C en la Copa de la UEFA, para de esta manera pasar a la ronda de dieciseisavos. En la primera jornada recibirá al Stuttgart en el Sánchez Pizjuán el 23 de octubre. Después, el 6 de noviembre tocará viajar a Bélgica para visitar al Standard de Lieja. Tras descansar en la tercera jornada, recibirá en el Sánchez Pizjuán al Partizán de Belgrado en Nervión 3/4 de diciembre. Para finalizar, viajará al Luigi Ferraris de Génova el 16/17 de diciembre para verse las caras con la Sampdoria.

Los sevillistas comenzarán con un plato fuerte en casa. Se trata del VfB Stuttgart, actual tercer clasificado de la Bundesliga, que acabó sexto la pasada temporada y que cuenta en sus filas con estrellas como el portero Lehman, el ex-sevillista Boulahrouz, o los internacionales alemanes Hitzlsperger y Mario Gomez. Ha ganado 5 ligas, 3 copas y una Supercopa alemana, además de una Copa Intertoto. Fue finalista de la UEFA en el 1989 y de la Recopa en 1988. El conjunto comandado por Armin Veh será el quinto equipo alemán que visite el Sánchez Pizjuán en Copa UEFA, tras Kaiserslautern, Alemania Aachen, Mainz 05 y Schalke 04.

 En la segunda jornada, ya en la primera semana del mes de noviembre, llegará la primera salida. Aunque el Standard de Lieja no tiene demasiado nombre en Europa, viene de eliminar en la primera ronda a todo un Everton inglés. Además, en la previa de Champions puso contra las cuerdas a su vecino y eterno rival, el Liverpool de Rafa Benitez, que se deshizo de los belgas en un milagroso gol en Anfield que evitaba milagrosamente la prórroga. El Standard, equipo del que llegó Dragutinovic, es el actual campeón de la Juplier League (1ª división belga). Su palmarés consta de 9 ligas, 5 copas de Bélgica, 1 copa de la liga y 3 supercopas. No posee estrellas rutilantes, pero si un buen conjunto que puede complicar la vida al Sevilla en el Estadio Maurice Dufrasne (38.000 espectadores), situado en esta ciudad de menos de 200.000 habitantes perteneciente a la región de Valonia (zona francófona del país). Este estadio acogió partidos de la Eurocopa de 2000, para la que fue renovado un año antes. Fue el escenario del mítico partido entre España y Yugoslavia que dio el pase a cuartos a los españoles con el gol de Alfonso en el descuento.

En la tercera jornada llegará a Nervión sin duda el rival más débil de los cuatro, aunque también se trata de un club con mucha solera. El FK Partizán de Belgrado llegará a Sevilla para disputar la cuarta jornada del grupo (3 ó 4 de diciembre), pues los blancos descansarán en la tercera. Los actuales campeones de la Liga serbia tienen como entrenador al ex-jugador de Tenerife y Oviedo Jokanovic, el mismo que quería al delantero Moreno, ex del Sevilla Atlético que al final se marchó al Lorca. El único jugador conocido para el aficionado medio que tienen es Stankovic, antiguo jugador entre otros de Mallorca, Atlético de Madrid y Getafe, que sonó hace algún tiempo para el Almería. Con 20 ligas y 10 copas, es referente del fútbol de la antigua Yugoslavia, e incluso llegó a jugar la final de Copa de Europa en 1966. Justo este fin de semana han disputado el gran derbi de Belgrado ante el Estrella Roja, en el que lograron imponerse con un claro 2-0. Tienen una afición muy fogosa y problemática, pero lejos del “Pequeño Maracaná” los sepultureros (como se hacen llamar), no deberán suponer ningún peligro.

 

Para terminar, llegará el plato fuerte del calendario, en la visita al Luigi Ferraris de Génova. Mítico estadio con 36.500 espectadores donde el Sevilla visitará al AC Sampdoria. Una Liga italiana, 4 copas, 1 Supercopa, 1 Recopa y una Copa Intertoto, último logro de el equipo ‘blucerchiati’, adornan sus vitrinas. Su gran estrella es el estrellado ex-madridista Antonio Cassano, y actualmente marchan 17º en liga con dos empates como único premio tras seis jornadas. Esperemos que el Sevilla no se juegue nada antes de desplazarse a Génova, famosa capital del norte de Italia desde donde Marco salió hacia Argentina para buscar a su madre. Con 615.000 habitantes, posee el puerto comercial más importante del país. El Estadio Luigi Ferraris acogió partidos de los mundiales de 1934 y 1990. Actualmente, la Sampdoria lo comparte con el otro equipo de la ciudad, el Genoa FC, donde juegan el ex-sevillista Ivan Juric y el delantero argentino Diego Milito.

Con todo esto, el Sevilla FC debe meterse sí o sí entre los tres primeros, para demostrar con hechos que es uno de los favoritos para llevarse el torneo una vez más. Habrá que verlo sobre el césped, pero se vislumbra una apasionante fase de grupos de la UEFA Cup.

Jiménez, con la créme de la créme de los banquillos europeos

Mañana da comienzo en la sede de la UEFA, en Nyon, la décima edición del ‘Elite Club Coaches Forum’, es decir, un foro en el que se reúnen los entrenadores de los mejores clubes de Europa. Como no podía ser de otra forma, Manolo Jiménez estará presente para debatir hasta el viernes los temas más candentes que atañen al preparador de hoy día.

Junto con Jiménez, acudirán técnicos como Scolari, Ancelotti, Advocaat, Guardiola, Klinsmann, Ferguson o Wenger.

Aunque se podría decir que el de Arahal aún es un entrenador con poca experiencia que no puede equipararse a la mayoría de técnicos con los que compartirá cartel, Jiménez tendrá la oportunidad de aprender de los grandes en preparación de encuentros o técnicas de trabajo, así como aportará su granito de arena opinando sobre diversos aspectos a solucionar por parte de la UEFA.

Como curiosidad, cabe comentar que Juande Ramos ya acudió el pasado año a este mismo Forum en representación del Sevilla FC. Desgraciadamente para él, no podrá estar en Nyon este año y tendrá que conformarse con intentar sacar al Tottenham del fondo de la tabla de la Premier League.