El asqueroso doble rasero de siempre

Hace unos días conocimos que la agresión sufrida por Manuel Pellegrini en el partido que el R. Madrid disputó en el Vicente Calderon se ha saldado con una simple multa de 150 euros. Es para mear y no echar gota. Cómo será la cosa que hasta el reconocido atlético Jose Ramon de la Morena, ha manifestado a micrófono abierto que los clubes andaluces y especialmente los sevillanos, debian manifestarse en contra de tamaño desatino por los agravios comparativos sufridos en el pasado. Los señores que componen este comité no pueden caer  más bajo porque ya han llegado a su maximo nivel de corrupción. Y mientras tanto, nuestros dirigentes siguen tragando y mirando para otro lado. Yo me pregunto, ¿cómo pretendemos los andaluces que nos respeten si no demostramos la más mínima repulsa ante semejantes fechorías? Nos pisotean y seguimos riéndoles las gracias a estos personajetes de opereta que toman por tonto a todo aquel que vive de Despeñaperros para abajo. A los del norte por miedo  y a los del centro porque constituyen el poder establecido, barra libre. Los bufones, los de siempre. Así nos va.

Vean el video y juzguen ustedes mismos…

¿Cómo escuece, eh Valdano?

Yo que soy un amante de la radio y me gusta escuchar todos los programas de deportes, oía esta tarde en Radio Marca unas declaraciones de Valdano en referencia al partido del domingo contra los nuestros. Venía a decir el vendehumos argentino que la derrota frente al Sevilla se debía a las rotaciones que había hecho Pellegrini. Según Valdano, él tenía una alineación titular en su cabeza y que, (agarraos) cuando llegara “un partido relevante“, estaba seguro de que el entrenador la pondría en práctica. Cogí tal rebote que me fui directamente a buscar el diccionario para asegurarme de que mi cabreo tenía fundamento.

Relevante: Importante, destacado, significativo.

Se deduce de las declaraciones del rabanito que no consideraba el partido contra el Sevilla como un partido importante. ¿Se puede ser más acomplejado, más ruín, más mezquino y más fantasma que este tio ? Pretender esconderse en los fallos de su equipo con tal de no admitir el chorreo que le dió el Sevilla FC no es digno más que de una mente retorcida y falta de escrúpulos como la suya. Debe resultar complicado mirar a la cara a tus aficionados cuando te has gastado doscientos cuarenta millones en fichajes y viene un equipo de provincias y te pone mirando para Utrera con un futbol de alta escuela.

Personajetes como Valdano sobran en el mundo del futbol y hacen un flaco favor a entidades a las que se presume señorío como el R. Madrid. Mientras tanto y para reducir el escozor, te recomiendo un buen frasco de Hemoal, querido Jorge.

Sevilla FC 2; Real Madrid 1. ¡Cuánto te echaba de menos!

Por fin, por fin, por fin. Dieciocho aficiones de Primera División esperaban ansiosas para saber si la “Ultragigamegagalaxia merengue” tenía algo de terrícola. Y sí, por fin han encontrado razones para creerlo. Pero no tiene mucho sentido abrir esta crónica hablando del rival, porque simplemente ha sido uno más de los rivales que de forma consecutiva han ido cayendo en nuestras manos. Una vez pasado el partido de Valencia, este equipo se ha estado empeñando en demostrar que no tiene nada que envidiarle al de los títulos. Hoy, ante un contrincante de enjundia, no sólo no ha dado el paso atrás que todavía muchos temíamos, sino que ha dado carpetazo a esa etapa en la que, con bajas o sin ellas, no respondía con su juego a lo que se esperaba de él.

Vodpod videos no longer available.

Desde el principio, aún teniendo en cuenta que este Real Madrid tiene más individualidades que cualquier otro Real Madrid que nos haya visitado últimamente, el equipo salió como aquel Sevilla que nos enamoraba. ¿Qué el Madrid está enfrente? Da igual, nosotros somos el Sevilla y podemos con ellos y con cualquiera. Ese es el espíritu que echábamos de menos y que ha vuelto, curiosamente con tres puntos más que meritorios de la mano. No había nada que inventar, simplemente fijarse en cómo se vapuleaba al rival antaño. Unas bandas como cuchillos, un centro del campo compacto y todo el equipo creyendo en sus posibilidades. Porque estoy convencido de que el 50% de todo esto es creer en que se puede. En cuanto a lo primero, Navas ha vuelto a ser el que era y aunque él no lo dice, Del Nido ha confirmado que está listo para dar el salto a la roja. En la otra banda, Perotti sigue aumentando su crédito mientras vuelve a aupar a Monchi en la Champions de los directores deportivos.

El Madrid, acostumbrado a empezar sacando casi con el uno a cero hecho, tardó en darse cuenta de que el contrario era mejor que él. Sobre todo porque olieron poco el balón y no supieron tapar el juego vertical de los nuestros. Y si querían entrar por el centro, que se fueran olvidando porque ese es territorio de Didier Zokora. No tendría palabras para calificar el partido del marfileño, que por cortar, casi le corta las uñas a Guti, que venía con la manicura francesa. Su última jugada fue un balón desde su sitio hasta el corner, donde forzó el saque de esquina para delirio de la afición. Pero es que con el pitido final, se fue a la portería de Gol Norte a pegar botes. De “mamazo”.

Este tipo de partidos arrancan siempre con un alegrón y esta vez corrió a cargo de Navas, que aprovechó la ineptitud de Marcelo en un centro de Fernando Navarro desde la izquierda para cabecear en el segundo palo. Por cierto, si Fernando Navarro estaba ahí fue porque ocupó el sitio de Squillaci. O no exactamente, porque se metió en la izquierda y obligó a Konko a jugar de central. Primero nos llevamos las manos a la cabeza por la decisión de Jiménez, y al final tuvímos que darle la razón al técnico, ya que, si Konko jugó bien de lateral, mejor aún lo hizo de central. A su lado estuvo Drago, que empezó con dudas pero acabó pletórico.

Pasado el descanso tocaba sentenciar para evitar apuros. La actitud sevillista fue la misma pero no contábamos con Iker Casillas. El paradón que le hizo a Perotti justo antes del empate madridista es lo más espectacular que he visto en mi vida bajo los palos. De gol a puerta vacía en el área pequeña pasamos a un paradón en el palo contrario. Y tanto nos afectó ese ocasión fallida, que en la primera ocasión de la segunda parte aprovechó Pepe para cabecear la igualada. Aquí se dio cuenta el Sevilla por primera vez en la noche de que el Madrid podía ganarle el partido. Fueron unos minutos de dudas que pudieron acabar en tragedia, pero cuando más lo necesitábamos y cuando pensábamos que Iker no lo permitiría, Renato, otra vez de cabeza, ponía el dos a uno y volvía a convertirse en el super-equipo que era antes de la machada de Casillas.

No se habla de Iturralde y eso demuestra una vez más que los árbitros son decisivos si lo permiten los equipos. No hemos dejado al vasco que sea determinante en el resultado y bajamos de la nube a los Galácticos de Mr. Floren. Esto es el fútbol, ya te puedes gastar todos los millones que quieras que eso no asegura nada. Este partido es de los que hacen grande a un equipo, porque el Madrid venía sabiendo que se lo iban a poner difícil pero no pudo hacer nada para evitar la derrota. Sin Cristiano Ronaldo y con las manidas rotaciones de Pellegrini, la prensa mesetaria ya tiene su inevitable coartada, pero aunque puedan engañar a un madridista de Ciudad Real, a mi nadie me convence de que éste Sevilla no es mejor que éste Real Madrid.

Para terminar, congratulémonos todos los sevillanos de haber ganado el duelo sevillano-madrileño del domingo. No podemos dejar escapar la oportunidad para agradecer al Betis por contribuir con un espectacular punto en Vallecas. Cada uno aporta lo que se espera de él, y eso es lo importante.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2); Konko (3), Dragutinovic (3); Squillaci (s.c); Adriano (3); Zokora (3,5); Renato (3); Navas (3,5), Perotti (2); Negredo (2) y Luis Fabiano (2). También jugaron: Fernando Navarro (2); Capel (1) y Kanouté (s.c).

Villarreal CF 0; Sevilla FC 2. Luisfa y Kanouté cortan la hemorragia

Después del partidazo que abrió la jornada, viésemos lo que viésemos en el Madrigal nos iba a saber a poco. Las predicciones se cumplieron con creces, pero al menos volvimos a saborear el triunfo un mes después. Éste se fraguó después de una primera parte en forma de somnífero que dejó paso a una segunda más o menos igual, pero con dos arreones de los de arriba. Era clave romper la hemorragia de derrotas y se consiguió.

Vodpod videos no longer available.

Jiménez apostó por incluir su sorpresa de cada jornada con la retirada de Navas y Capel del once inicial. En sus puestos, Perotti y Adriano comenzaron rotándose, pero aunque un recurso se repita hasta la saciedad, no tiene porqué funcionar algún día. De hecho, nada funcionó ni en el Sevilla ni en el Villarreal. Aunque los amarillos mostraban al menos algo de intención con el nervioso Nihat, en los nuestros Kanouté parecía peligrosamente desconectado del partido. Podríamos seguir hablando párrafos y párrafos sobre la primera parte, pero fue tan poquísimo lo que esta nos ofreció que será mejor pasar página. Ni un tiro a puerta, ya sea entre los tres palos o directamente a la grada. Ni Diego López ni Palop tuvieron trabajo y los equipos se fueron al descanso con las espadas en todo lo alto ;o mejor dicho, en todo lo bajo.

Por lo menos, llegada la reanudación las levantaron un poquito, para intentar demostrar que querían quitarse los puntos mutuamente. Nada más empezar, Squillaci con un cabezazo alto ponía en marcha la estadística ofensiva del equipo, aunque Godín no tardó en dar la réplica para que se estirase Palop. Los de arriba apenas habían aparecido, pero cuando lo hicieron fue de verdad. Corría el trece de la segunda cuando Luisfa mandaba a las mallas un centro de Kanouté, previo paso entre las piernas de Diego López. Vital bocanada de aire para un equipo que no había merecido tal premio, pero que no estaba dispuesto a dejarlo escapar.

Como era de esperar el partido se abrió, dejando atrás el pacto de no agresión planteado hasta entonces. Haciendo honor a su forma de ver el fútbol, Pellegrini alentó a los suyos para que tocaran y tocaran en busca de Palop, pero el valenciano estuvo bien y no se dejó batir. Ocasiones no le faltaron para ello, porque como era de esperar el equipo se echó atrás y se encomendó una vez mas a la Macarena. Mientras tanto, Perotti, una vez vaciado su depósito, dejó sitio a Jesús Navas.

Entramos ahora en el capítulo Iturralde, que hasta entonces había estado sospechosamente tranquilo y huérfano de protagonismo. Llegaba ya la media hora de la segunda parte cuando mostró a Konko la segunda amarilla por desplazar un balón con el juego detenido. Antes, en la primera parte, había visto otra por protestar. Aunque con el reglamento en la mano, el desplazamiento pueda ser considerado como tarjeta, los buenos árbitros saben contemporizar y se limitan a advertir verbalmente. Pero lo de buen árbitro no va con el vasco Iturralde que se empeña en convertirse en protagonista y siempre en forma negativa cada vez que por medio anda el Sevilla. En la recta final sacó inexplicablemente varias tarjetas mas que harán que ni Navarro ni Konko puedan jugar contra el Mallorca.  Parece cosa de la alineación de varios planetas que el francés pueda jugar dos partidos consecutivos. El del sábado próximo, comités mediante, tampoco lo será.

Ahora sí que la cosa tenía mala pinta y se esperaba el empate amarillo. Para nuestro temor, Luis Fabiano abandonaba el campo y Maresca le sustituía (lo de sustituir es una forma de hablar porque al italiano no se le vió aparecer), por lo que los temblores empezaban a aparecer. Menos mal que Kanouté siempre es Kanouté, incluso cuando parece que el león está dormido. Freddy, no contento con su asistencia, agarró un balón cerca de la medular, avanzó y tiró un latigazo imposible para Diego López, que sólo pudo verla entrar junto a su palo izquierdo. Colorín colorado para un choque que pudo acabar mucho peor de lo que lo hizo.

Más allá de pensar en que el juego sigue siendo indigno del tercero de la Liga, lo importante hoy es pensar que volvemos a sumar un mes después, que el Tourmalet se ha terminado y que lo que queda es bajar el puerto. Será mejor no pedalear en las curvas porque una caída puede ser fatal. De momento, dormimos con una renta de cuatro puntos que se podría volver a estrechar y mucho. Nosotros, que siempre hemos sido amantes de los periquitos, nos reafirmamos para mañana por la tarde.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Konko (1), Squillaci (2), Escudé (2), Fernando Navarro (2), Duscher (2), Renato (2), Adriano (2), Perotti (2), Luis Fabiano (2) y Kanouté (2). También jugaron Jesús Navas (1), Maresca (s.c) y Drago (s.c)

Sevilla FC 1; Villarreal CF 0. Termina esprintando

El Sevilla sacó adelante la última rampa del Tourmalet con un trabajado triunfo ante el Villarreal. Ya somos terceros y empatados con el segundo, el Valencia, a treinta puntos. La ocasión para despedir el año en casa a lo grande, y además encaramarse definitivamente en lo más alto era importante, aunque visitaba Nervión un equipo invicto fuera del Madrigal. De hecho, los de Pellegrini demostraron pronto que esa estadística no era fruto de la casualidad.

Tal y como salieron, comenzaron a mover la pelota una y otra vez intentando llevar la manija. El Sevilla por su parte, lo intentaba con alguna contra pero el partido cada vez tomaba más la pinta del choque ante el Valencia. Se jugaba en pocos metros y eso hacía difícil que apareciese el espectáculo. Aún así, afortunadamente no era la tarde del ataque amarillo.

La zaga sevillista, que sólo tuvo momentos de pájara en la segunda parte del Bernabéu, volvió a ser un seguro de vida para Palop, que apenas intervino. Eso sí, tanto centrocampismo evitaba que el Sevilla pudiese sacar partido a Renato. Y sin el brasileño en acción, sigue dando la sensación de que el Sevilla no circula. Por cierto; primoroso partido el de Renato anoche. Este futbolista tiene la rara habilidad de hacer siempre las cosas con sentido.

Aunque era el Sevilla el único que se acercaba, el dominio tampoco era tan claro como para merecer a toda costa la ventaja. Sin embargo, esta vez llegó sin que la llamaran. Ahora bien, tuvo que ser necesaria la presencia de Renato, que justo antes del descanso colocó en las mallas el único gol del partido y el cuarto de su cuenta esta temporada.

La segunda parte arrancó casi de la mejor manera. De la mejor manera porque Llorente vio la segunda amarilla por juego peligroso. Y el casi porque poco antes, en el minuto 46, Kanouté mandó arriba un pase de la muerte de Adriano que pudo ser la sentencia. Tanta adversidad obligó a Pellegrini a poner todas las cartas sobre la mesa. Altidore y Guille Franco salieron al rescate del submarino, pero la buena actuación de la zaga bleu, propició que los tres puntos se quedaran en casa. Gran partido de Romaric que se va asentando, de Adriano que se siente más cómodo sin tener que iniciar los contragolpes en su área, y de Duscher, que cortó mucho las alas en la zona de creación a un Villarreal que no usó las bandas. Luis Fabiano, que tuvo que salir en sustitución de Kanouté, parece que pensaba que no tendría que despojarse del chándal, pues salió poco mentalizado y las pocas que tuvo las estrelló en Diego López. El jueves tendrá que dar más de sí.

Para terminar, una reflexión. No se debe decir al respetable que es vergonzoso que no anime a su equipo. Mucho menos insinuar que esto motiva que el equipo juegue mejor fuera de casa. Cuando el Sevilla sale de verdad a ganar un partido y demuestra que lo da todo por la victoria, la gente responde por sí misma sin necesidad de que la dirijan. Para muestra, este partido.

Para los que salgan ahora en defensa del entrenador argumentando el magnifico juego desplegado ayer, yo les devuelvo la oración por pasiva y les pregunto que porqué no hicimos este juego contra Valencia y Barcelona. Ayer se demostró que se puede dejar la puerta a cero sin sacrificar el espectáculo, que es lo que al fin y al cabo quieren los sufridos pagadores.

Volviendo al partido, el único “lunarcillo” por llamarlo de alguna forma, fue la lesión de Kanouté. Ya decíamos en la previa que era peligroso forzar tantos partidos seguidos al maliense porque en cualquier momento podría romperse. Dicho y hecho. A estas horas no se sabe si se trata de elongación o de rotura pero parece claro que no podrá jugar el jueves.

El jueves, pase lo que pase en Génova, esperemos que el Sevilla siga en la misma tónica y demuestre que merecía pasar a la ronda de dieciseisavos de final. La Sampdoria no será un rival fácil porque se lo juega todo, pero nos vale más de un resultado y todo hace indicar que la noche terminará bien. De momento, nos deleitaremos con el resumen de este partido:

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Konko (2), Squillaci (2), Escudé (3), Drago (2), Navas (2), Duscher (2), Romaric (2), Adriano (3), Renato (3) y Kanouté (2). También jugaron Luis Fabiano (1), Fazio (s.c) y Capel (s.c)