Sevilla FC 1; Racing 2. Más de lo mismo y van cinco

Ya son demasiados; Español, Málaga, Valladolid, Getafe y hoy el Rácing, todos se llevan puntos del Pizjuán y los dos últimos de tres en tres. Nos hemos especializado en proyectar al estrellato a jugadores de medio pelo como Duda, Manucho, Diego Costa , Soldado o como hoy a Sérgio Canales, un crio de 18 años que ha puesto en evidencia por dos veces a toda la defensa sevillista. Por mucho que apunte este chaval no puede hacernos dos goles con la facilidad que hemos visto.

Los aficionados sevillistas no sabemos lo que es ganar en los últimos cinco partidos de liga disputados en casa. Y el patrón es siempre el mismo. Diez minutitos con el equipo arriba, el rival que se defiende bien y los nuestros que van perdiendo intensidad a medida que avanzan los minutos. El rival que se va creciendo y que en la primera contra que tienen, nos la enchufan. Segunda contra y segundo chicharro. Y así una y otra vez a remar contra corriente durante el resto del partido. En el mejor de los casos conseguimos empatar pero en otros, ni eso. Hasta que el equipo entró  en barrena, a los que no gustamos del juego que practica nos tapaban la boca los resultados. El problema es que ya no nos queda ni el resultado. Mal, muy mal y muy corto de ideas anda el equipo y especialmente el entrenador. No se puede decir lo que ha dicho Jimenez en rueda de prensa tras el partido; “estoy deseando que pase el mes de Enero”. En primer lugar porque significa una falta de respeto y un menosprecio a los jugadores disponibles, y en segundo por que los que tiene a su disposición dan para bastante más de lo que están ofreciendo.

No es normal que cualquier equipo que nos visite se sitúe mucho mejor que nosotros sobre el campo. Ni que tome el mando del partido y juegue y triangule como si fuera el mejor Barça. No es mérito del rival, es demérito nuestro, porque el Sevilla solo juega al patadón y tente tieso. Hoy Negredo debe haber saltado en busca de quince o veinte balones aéreos y el resultado siempre era el mismo; prolongación hacia atrás y despeje fácil de la defensa. Yo me pregunto; si Negredo es el hombre más avanzado, ¿a quién se supone que pretende enviar el balón cuando cabecea hacia atrás?. ¿Es que el entrenador no ve esto?. Me parece tan elemental que huelgan más explicaciones. Por otro lado nuestras transiciones son tan lentas y previsibles que el rival las neutraliza sin el más minimo esfuerzo. Hoy, dos monstruos del futbol mundial como Lacen y Colsa han dado un baño a Renato, Lolo y Romaric. Qué manera de hacer futbol, sobre todo el primero.

Esta noche se ha demostrado de nuevo que cuando el equipo juega en casa y por tanto se supone que debe llevar la iniciativa, no sabe. Se encuentra mucho más a gusto jugando agazapado y soltando un zarpazo cuando el rival se va arriba. El problema es que, señor entrenador, hay que saber adaptar el juego a lo que requiere cada partido. Como se hizo y muy bien frente al Barça hace unos dias y así lo elogiamos en este blog. Pero hoy, vuelta a las andadas y otra de arena.

La grada anda nerviosa y junto a mí ha habido una fuerte discusión entre aficionados que discrepaban sobre si había que criticar el juego o aplaudir y animar. Personalmente soy de los que muestran su descontento mediante el silencio y ni siquiera tras el pitido final he criticado publicamente a los mios. Mi bilis me la trago en silencio, pero la tengo. Hace falta un revulsivo y que nadie se engañe pensando que el problema se debe solo a los lesionados o a los africanos. Contra Español, Málaga, Valladolid y Getafe estaban aquí los africanos y el resultado fue parecido. No basta con que Jimenez reconozca los errores, su obligación es erradicarlos, que para eso cobra y muy bien. El miercoles tenemos de nuevo el Barça en copa con algo más en juego que el pase a cuartos.

Y en el equipo de enfrente  que ya andan vacilando con el fichaje de Juande. A ver como acaba esto.

Jugaron: Palop (1); Konko (1); Escudé (1); Drago (2); Adriano (0); Renato (0); Lolo (0); Romaric (1); Perotti (1); Capel (1) y Negredo (1). En la segunda entraron Koné (0); José Carlos (2) y Carreño (1)