¿Se acabó el debate?

Con demasiada frecuencia se escucha decir en estos últimos dias que el debate se ha cerrado.  La confirmación de Jiménez al frente del banquillo sevillista es interpretado por muchos como la finalización de todas las disputas que se venían produciendo entre los pro-Jimenez y los anti-Jimenez. Nada mas lejos de la realidad, en mi opinión. Ahora es cuando realmente se pone interesante la cosa. Y me voy a explicar.

Si recordais,  hace mas o menos un año por estas fechas estábamos en la misma tesitura. Acababa de concluir la liga y el debate sobre la continuidad del técnico estaba en plena efervescencia. En aquellos dias, los candidatos a arrebatarle el sillón eran Marcelino y Unai Emery. Jimenez tenía a su favor los buenos resultados cosechados durante los 30 partidos disputados bajo su mando tras la huida precipitada de Juande, el gran sprint final donde lo ganó todo en liga y el haber peleado hasta el final un puesto champions que finalmente nos arrebató el Atlético de Madrid por el maldito golaverage.

En contra pesaban varias cosas. Caer en copa ante el peor Barcelona que se recuerda, caer en Champions ante un equipito vulgar como el Fenerbhace y sobre todo y lo que mas hacía dudar a cierto sector del sevillismo; la creencia generalizada de que el equipo no afrontaba adecuadamente los partidos clave. El juego, aún no siendo preciosista, todavía conservaba cierta inercia del vivido un año antes , a lo que contribuía notablemente la presencia de Keita y Alves. Direis tambien que de Poulsen pero el danés venía ya un poco de vuelta ese año porque tenía la cabeza fuera de Sevilla.

Otro factor que jugaba a su favor o al menos, muchos de nosotros lo interpretamos así era su inexperiencia y su supuesta capacidad para aprender y corregir errores. El problema, es que un año después, no solo no se le ha visto evolución positiva  -me remito a recordar la forma lamentable de caer en UEFA con la Sampdoria, el ridículo espantoso que hicimos en el partido de vuelta de la copa ante el Athletic de Caparrós y algunos planteamientos mediocres en liga como el de Osasuna, R. Madrid..etc- sino que se ha hecho fuerte en su particular teoría de cómo enfrentar los partidos. Tal como yo lo interpreto, para Jimenez lo importante es no caer en la ansiedad desde el minuto 1 y dar tiempo al tiempo. Tengo la impresión de haber desperdiciado mi tiempo en las primeras partes porque podía haber estado haciendo algo mas útil. Con alguna honrosa excepción, los primeros 45 minutos se han utilizado para desgastar al rival; con un juego insulso y mas preocupado de proteger la retaguardia que de penetrar las defensas contrarias. Para comprobar mi teoría os voy a dar unos datos. El Sevilla ha marcado los siguientes goles en cada una de estas tranchas horarias:

Entre el minuto 1 y el 15 : 5 goles. Entre el 16 y el 30 : 6 goles. Entre el 31 y el 45 : 7 goles.  Es decir : 18 goles en el total de las primeras partes.

Entre el 46 y el 60: 10 goles. Entre el 61 y el 75: 9 goles. Entre el 76 y el 90: 15 goles. En total: 34 goles en las segundas partes. Casi el doble que en la primeras.

Queda demostrado que cuando el equipo va realmente a por los partidos es en las segundas partes. Los 15 goles marcados en los últimos 15 minutos son una buena muestra de la inquietud por el resultado que se ha vivido en el Pizjuán este último año. Y la de cajas de cafinitrina que se han consumido.

Ya no vale por tanto pensar que vaya a haber un giro en la forma de concebir el futbol por parte de Jimenez. Si con esta concepción ha obtenido el tercer puesto en liga y ha sido confirmado un año más, significa que el año próximo tendremos doble ración de lo mismo. Resulta paradójico cómo se cambian los discursos cuando interesa. Hemos pasado del “lo queremos ganar todo” a principios de temporada al “el objetivo era la champions” a medida que se iba cayendo en las competiciones por eliminatorias.

Ingresar dinero en las arcas está muy bien si se piensa unicamente en la empresa Sevilla FC SAD. Pero que nuestros dirigentes no olviden que durante mas 90 años teníamos solo al Sevilla FC, donde los sentimientos predominaban por encima de todo. Los que no somos resultadistas -eso significa que nos gusta ganar evidentemente pero no a costa de renunciar al buen futbol- nos sentimos un poco defraudados por esta apuesta que ha hecho el club confirmando al técnico de Arahal. Aunque Félix Machuca (ABC)  nos tache casi de mentecatos. Bien haría el Sr. Machuca en sentir un poquito mas de respeto por una parte de los lectores de su periódico que no opinan como él.

Ojalá el buen juego acompañe a los resultados la temporada próxima y Jimenez nos quite la razón a todos los que no comulgamos con sus doctrinas. Por el bien del sevillismo.

Posadata: con este post cerramos el capitulo de articulos dedicados a comentar la renovación de Jimenez. A partir de ahora nos volvemos a centrar en el futbol puro y duro.

Un saludo sevillista a toda la gente de bien.

Anuncios

Ya hay fumata

Para unos será blanca. Para otros, gris tirando a negra. Manolo Jimenez, como era de esperar, acaba de renovar por una temporada. Enhorabuena a los partidarios de Jimenez y mi mas sincero pésame a los que no lo respaldan. Guste o no, tendremos un año mas al técnico de Arahal  como inquilino del banquillo local en Nervión.

La decisión ha sido tomada por unanimidad del Consejo. Aunque eso de unanimidad y una sola temporada no me cuadra demasiado. Cuando se tiene confianza en un entrenador y se aprueba su continuidad “por unanimidad”, lo normal es que se le ofrezcan dos temporadas o al menos una con opción a otra en función de objetivos conseguidos. Pues no, unanimemente el consejo ha decidido renovarle por una sola temporada y que sepamos, sin opción de continuidad a priori. ¿Será porque unanimemente piensan que la apuesta puede salir mal y mejor no arriesgar mucha pasta en el asunto? Ya sé que no hay respuesta a esa pregunta pero no puedo evitar hacerla.

Yo estoy contento por varias razones. Primero porque Jimenez, como dice mucha gente, es tela de sevillista. Es más, según sus propias palabras tiene el siete mil y pico de número de abonado. Eso significa que yo soy muy muy sevillista porque tengo un seis mil y pico. Uff, me he quitado un peso de encima. Empezaba a creerme eso  de que los que no quieren a Jimenez no son sevillistas aunque hayan sobrevivido al Palamós,  Mallorca B, Barcelona B, Figueres, Toledo y otras potencias futbolisticas que pasaron por nervión en aquellos años difíciles.

Tambien oigo decir que ser sevillista da mas garantías a la hora de ocupar el banquillo. Por la misma razón y extrapolando este razonamiento a los jugadores, propongo recuperar a Reyes, Marchena, Antoñito, Velasco, Jesuli, Fernando Sales y compañía y darle la baja a Kanouté, Renato, Adriano, Luis fabiano, Squillaci, Escudé, etc.  Como no creo que nadie esté de acuerdo con eso,mejor dejémoslo estar. Con esto quiero resaltar que el ser sevillano y sevillista no te granatiza nada, igual que no se puede generalizar y decir que porque un tío de la Mancha nos la haya jugado y se haya escapado por la gatera, todos los que vengan después vayan a hacer lo mismo. Me parece un razonamiento muy injusto.

Otro motivo de alegría es que como expresan sus defensores, Jimenez ,es un entrenador barato. Deduzco que eso va a significar que los abonos no van a subir o van a subir menos que si viniera por ejemplo Valverde que pide mucho mas por entrenar al Sevilla. ¿Algún sevillista se mete un euro en el bolsillo de los ahorros que hace el Consejo? Es que hay que  oir cada cosa.

Otra cantinela que se escucha mucho estos dias es esa de que el Sevilla ha quedado campeón que la otra liga. Se da por sentado que Madrid o Barça han de quedar campeones siempre, por real decreto. ¿Y cómo hicieron entonces Valencia, Dépor y Atco. Madrid cuando ganaron sus ligas? Dejémonos de paños calientes y llamemos a las cosas por su nombre. El Sevilla ha sido tercero, no campeón de otra liga. Simplemente tercero, que está muy bien ojo , pero tercero. Si somos ambiciosos debemos serlo con todas las consecuencias. Barça y Madrid tienen un presupuesto mayor que el resto , siempre, no solo este año. Y a pesar de eso y de los árbitros ha habido equipos que otros años les han superado y se han alzado campeones. Simplemente me subo al carro del discurso de mi presidente sobre ser un equipo grande. No me invento nada.

Volviendo a  Jimenez, creo que el arahalense  ha perdido la ocasión de su vida para salir por la puerta grande. Lo siento pero no le creo cuando dice ser un entrenador ambicioso porque luego no lo demuestra en el campo. O lo que es lo mismo, su discurso no va en consonancia con sus actos.

Yo, aunque no comulgue con la decisión, sacaré de nuevo los tres abonos. Porque mi sevillismo está por encima de todos los Jimenez del mundo. Seré un romántico pero soy de los que antepone el buen juego a los resultados. Me gusta ganar como a todo el mundo pero prefiero ganar 4-3 que 1-0 y en el último minuto. Bueno,en lugar de disfrutar mas con el juego disfrutaré menos. Ya estoy practicamente acostumbrado después de dos años. Lo siento  Miguel, pero yo de ilusión voy cortito.

Un saludo sevillista a todos, tanto si compartís mi opinión como si no.

¿Y ahora qué ?

LLegó la hora de la verdad. La temporada está virtualmente terminada a falta del intrascendente partido del domingo a las 17 h. en Soria. Ahora ya es momento de empezar a planificar la temporada próxima, temporada de Champions donde el equipo estará en el bombo nº 1, el de los mas grandes. Solo Barcelona, Manchester, Liverpool,Chelsea ,Arsenal (si supera la eliminatoria previa),Milan, Bayer de Munich y Sevilla (¡qué grande somos!) se han hecho merecedores a semejante honor.

Dicho esto toca ahora decidir varias cosas importantes. La mas importante de todas, la posible continuidad del entrenador. El viejo debate cobra ahora mas actualidad que nunca porque el 30 de junio está ahí. Mañana se ha anunciado una reunión de parte del consejo de administración en la que Monchi presentará su informe, presumiblemente favorable a la continudad del técnico.

En el haber de Jimenez, la consecución del objetivo champions y con una jornada de adelanto, la disciplina táctica del equipo y la solidez como conjunto. En su contra, el juego especulativo y poco vistoso , la caida prematura en UEFA, la forma de caer en las semifinales de copa del rey y su tendencia a preocuparse en exceso de anular las virtudes del contrario sin potenciar totalmente las propias.

Si nos atenemos a los resultados y siendo justos el técnico merece ser renovado. Para los amantes del buen juego y de las competiciones por eliminatorias que son el punto flaco de Jimenez, no estaría tan clara la continuidad.

Pero que nadie se confunda, no basta con tomar decisiones unicamente sobre el entrenador. La plantilla necesita retoques y retoques de calidad. Siendo objetivos, la plantilla actual es inferior a la del 2007-2008 en la que todavía contábamos con Alves, Poulsen y Keita. Y en esa campaña caímos con un equipo de segunda fila como era el Fenerbhaçe si bien es cierto que por calidad debímos pasar y solo las excesivas cautelas de Jimenez dieron al traste con nuestro pase a cuartos.

Para hacer una buena campaña en Champions necesitamos reforzar el lateral derecho, un centrocampista defensivo, otro de creación y un delantero que suponga una alternativa real a Kanouté  y Luis Fabiano. La gran duda que a mi me queda por despejar es saber si con esos refuerzos, Jimenez sería capaz de sacarles el partido necesario como para que el Sevilla vuelva a ser un peso pesado fuera de España. Particularmente pienso que no es el entrenador que necesita un Sevilla que quiere ser ambicioso y  conseguir metas cada vez mas altas. Es más, si yo fuera Jimenez aprovecharía el buen cartel  ganado en estas dos últimas campañas para dar el salto a otro club y salir por la puerta grande. Del Nido no va a conformarse con volver a quedar tercero o segundo y no ganar ningún título. Si este año tenía presión, imaginaros la que va a tener el técnico que ocupe el banquillo la temporada próxima. Dicho esto, creo que la decisión está tomada y que Jimenez continuará como inquilino del banquillo sevillista el año próximo. Las dudas que podían existir en la cabeza del presidente las despejó Perotti con su gol en el último minuto.

 Mójate y déjanos tu opinión al respecto.

Operación “portazo en las narices” en marcha

Juande Ramos ha aterrizado con fuerza en La Castellana. Ya ha dejado claro que en el Madrid hacen falta refuerzos, lo que irremediablemente ha puesto las orejas de punta a los mandatarios del Sevilla FC. Las renovaciones que estaban siendo tratadas van a tomar un ritmo mucho más frenético, y el primer paso es Adriano Correia. Aunque tiene contrato hasta 2012. Aunque ese no es el mayor problema, sino que se intentará ampliarle una temporada más pero también la ficha y sobre todo la cláusula de rescisión. Según su representante, todo debería quedar acordado antes del martes a última hora, justo antes de viajar a Génova.

Pero si importante es atar a Adriano, más aún lo es hacer lo propio con Diego Capel. El rubio ya estuvo muy cerca del Tottenham este verano, y en el Sevilla quieren alejarlo de una vez de la sombra de Juande. Con sólo 15 millones de cláusula, el de Albox sería presa fácil para los cazadores de Mijatovic, por lo que finiquitar su revisión de contrato es ahora mismo primordial en Eduardo Dato.

Cazorla y Villa ya dejaron al Real Madrid con el rabo entre las piernas este pasado mercado de fichajes, cuando se negaron a fichar por el club más laureado del siglo ante la incredulidad de toda la prensa nacional. Nada nos haria más felices a los sevillistas si esto ocurriese aquí por una vez. Más aún teniendo en cuenta las nuevas circunstancias…

David Prieto hasta 2011

Aunque aún falta la firma, el central David Prieto unirá su futuro con el Sevilla FC dos temporadas más, que se suma a la que restaba en su contrato. El canterano de 25 años ha ido cobrando importancia en el primer equipo debido a la plaga de lesiones que se ha cebado con la plantilla esta temporada, hasta el punto de que se ha convertido en uno de los fijos para Jiménez en las últimas jornadas. El zaguero, que comenzó la temporada en el Sevilla Atlético, había recibido incluso ofertas de Primera División como la del Getafe, pero ha preferido continuar en el equipo de toda su vida.