VfB Stuttgart 1; Sevilla FC 3. Efectividad de sobra para sentenciar el pase

El Sevilla ha demostrado esta noche que ninguno de sus tres rivales del grupo G está a la altura del cabeza de serie, dejando visto para sentencia el pase para los octavos de final. Con tres partidos aún por delante, nos bastaría con un empate para hacer matemático lo que ya es más que virtual. La sorpresa la ha dado el Unirea, que ha goleado a un lamentable Rangers en Ibrox por 1-4 y se coloca segundo.

El comienzo no fue demasiado esperanzador, porque volvimos a ver a ese Sevilla reservón de antes de la racha de victorias. El Stuttgart, obligado por las circunstancias, lanzó un par de ataques en velocidad y lo pasamos bastante mal, aunque Javi Varas y en menor medida sus defensas consiguieron apaciguar las ansias alemanas. A la hora de salir a la contra, veíamos como un futbolista lo intentaba solo con el balón mientras sus compañeros parecían no tener fuerzas para acompañarle, por lo que fue complicado llegar hasta Lehmann en los primeros compases. El mayor susto de la primera parte llegó con un gol anulado a los locales por fuera de juego de Kuzmanovic, quien a pesar de no tocar el balón, estorbó a Varas en clara posición antirreglamentaria.

No llegábamos pero cuando lo hicimos no dudamos. Minuto 23 de juego y centro de Adriano al segundo palo, donde aparece Squillaci para cabecear inapelablemente al fondo de la red. El pase por alto del brasileño significó prácticamente el 80% de un gol que, si bien no hacía justicia al juego desplegado, significaba un importante logro de cara a la clasificación. El Stuttgart, algo superior a nosotros hasta entonces, no consiguió hilvanar apenas jugadas de peligro a partir de ese momento, a excepción de varias llegadas que deshizo bien Javi Varas. Lo único negativo fue la lesión de Adriano, que tuvo que dejar su puesto a Perotti en la banda izquierda.

La segunda parte no pintaba bien teniendo en cuenta lo visto durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Jiménez se percató de la inferioridad de nuestro centro del campo y decidió sacrificar a Luis Fabiano para dar entrada a Duscher.  Lo acontecido después, dio la razón al técnico sevillista porque el equipo se adueñó de la zona ancha y pasó a tomar el mando de la situación. Este equipo tiene demasiada pegada como para aguantar un resultado y acabó goleando sin hacer prácticamente ruido. Un centro de Perotti desde el corner rebotado en un defensa complicó la vida a Lehmann, que dejó la pelota muerta para que Navas remachara en el área pequeña. Dos tiros a puerta y dos goles que dejaban el trabajo casi hecho. Pero es que todavía quedaba el tercero, de nuevo de cabeza y de nuevo de Squillaci, que aprovechaba, en fuera de juego, eso sí, un gran centro de Drago para ponerle el punto y final al partido. O casi, porque se hizo largo el resto del choque entre el golazo de falta de Elson y el empuje local con tiro al larguero incluido. Y es que los alemanes se quedan con dos puntos, a dos de la clasificación en estos momentos y con el handicap de visitar el Sánchez Pizjuán dentro de dos semanas.

Hemos vuelto a ver al Sevilla de Glasgow aunque con un rival algo más fuerte que sin embargo sólo inquietó al final, cuando lo tenía casi todo perdido. Urge la recuperación de Negredo porque Kanouté, como en La Coruña, estuvo desaparecido en combate y ya no atina ni en su especialidad, el uno contra uno. Muy seguro Javi Varas, que está aprovechando una oportunidad que tiene visos de alargarse por las complicaciones en la lesión de Palop. A ver si esto sirve para enderezar el rumbo en liga y seguir con el pleno de victorias en casa de esta temporada. En el plano económico, seguimos de enhorabuena. Tercer partido ganado en champions y otros 800.000 € para la caja. Si Jimenez y la plantilla llevan comisión por partidos ganados, se van a poner las botas.

Por el Sevilla FC jugaron: Javi Varas (2), Sergio Sánchez (2), Squillaci (3), Drago (2), Fernando Navarro (2), Lolo (2), Zokora (2), Navas (2), Adriano (1), Kanouté (0) y Luis Fabiano (1). También jugaron Perotti (1), Duscher (1) y Koné (s.c).

Negredo, cuidado que vas a despertar a Florentino

Debut como titular de Negredo con la selección española, hoy de dorado en lugar de rojo. Y vaya si ha aprovechado el madrileño su oportunidad. Tanto lo ha hecho, que se podría decir que ha reservado plaza para Sudáfrica. Los suplentes de la selección han vapuleado al segundo de su grupo en territorio bosnio con un 2-5 maquillado por los locales en el descuento. Nuestro delantero ha sido el más destacado, con dos goles y dos asistencias que demuestran que hay poco que envidiar a los teóricos titulares Villa y Fernando Torres.

Una vez cumplido el trámite, Negredo volverá mañana a Sevilla para preparar el partido del sábado ante el Deportivo de la Coruña, en el que todo hace indicar que tendrá que ser titular pues Luisfa está ahora mismo en Brasil. A ver si mantiene la pólvora demostrada en tierras balcánicas y nos da otra alegría. Eso sí, tanto elogio tiene su contrapartida, pues no hay que olvidarse de la opción de compra del Real Madrid sobre Negredo. A poco que los medios de comunicación empiecen a presionar ya sabemos como se las gasta Florentino Pérez. Hoy, de momento, en la SER, daban por refutada la superioridad, hoy en día, del canterano sobre Karim Benzemá, el francés traído a golpe de talonario que le obligó a marcharse. En nuestro favor, menos mal, juega que Álvaro Negredo no llenaría el Bernabéu un su presentación y que su venta de camisetas no sería demasiado alta. Eso es lo que más importa en La Castellana.

Sevilla FC 2; Real Madrid 1. ¡Cuánto te echaba de menos!

Por fin, por fin, por fin. Dieciocho aficiones de Primera División esperaban ansiosas para saber si la “Ultragigamegagalaxia merengue” tenía algo de terrícola. Y sí, por fin han encontrado razones para creerlo. Pero no tiene mucho sentido abrir esta crónica hablando del rival, porque simplemente ha sido uno más de los rivales que de forma consecutiva han ido cayendo en nuestras manos. Una vez pasado el partido de Valencia, este equipo se ha estado empeñando en demostrar que no tiene nada que envidiarle al de los títulos. Hoy, ante un contrincante de enjundia, no sólo no ha dado el paso atrás que todavía muchos temíamos, sino que ha dado carpetazo a esa etapa en la que, con bajas o sin ellas, no respondía con su juego a lo que se esperaba de él.

Vodpod videos no longer available.

Desde el principio, aún teniendo en cuenta que este Real Madrid tiene más individualidades que cualquier otro Real Madrid que nos haya visitado últimamente, el equipo salió como aquel Sevilla que nos enamoraba. ¿Qué el Madrid está enfrente? Da igual, nosotros somos el Sevilla y podemos con ellos y con cualquiera. Ese es el espíritu que echábamos de menos y que ha vuelto, curiosamente con tres puntos más que meritorios de la mano. No había nada que inventar, simplemente fijarse en cómo se vapuleaba al rival antaño. Unas bandas como cuchillos, un centro del campo compacto y todo el equipo creyendo en sus posibilidades. Porque estoy convencido de que el 50% de todo esto es creer en que se puede. En cuanto a lo primero, Navas ha vuelto a ser el que era y aunque él no lo dice, Del Nido ha confirmado que está listo para dar el salto a la roja. En la otra banda, Perotti sigue aumentando su crédito mientras vuelve a aupar a Monchi en la Champions de los directores deportivos.

El Madrid, acostumbrado a empezar sacando casi con el uno a cero hecho, tardó en darse cuenta de que el contrario era mejor que él. Sobre todo porque olieron poco el balón y no supieron tapar el juego vertical de los nuestros. Y si querían entrar por el centro, que se fueran olvidando porque ese es territorio de Didier Zokora. No tendría palabras para calificar el partido del marfileño, que por cortar, casi le corta las uñas a Guti, que venía con la manicura francesa. Su última jugada fue un balón desde su sitio hasta el corner, donde forzó el saque de esquina para delirio de la afición. Pero es que con el pitido final, se fue a la portería de Gol Norte a pegar botes. De “mamazo”.

Este tipo de partidos arrancan siempre con un alegrón y esta vez corrió a cargo de Navas, que aprovechó la ineptitud de Marcelo en un centro de Fernando Navarro desde la izquierda para cabecear en el segundo palo. Por cierto, si Fernando Navarro estaba ahí fue porque ocupó el sitio de Squillaci. O no exactamente, porque se metió en la izquierda y obligó a Konko a jugar de central. Primero nos llevamos las manos a la cabeza por la decisión de Jiménez, y al final tuvímos que darle la razón al técnico, ya que, si Konko jugó bien de lateral, mejor aún lo hizo de central. A su lado estuvo Drago, que empezó con dudas pero acabó pletórico.

Pasado el descanso tocaba sentenciar para evitar apuros. La actitud sevillista fue la misma pero no contábamos con Iker Casillas. El paradón que le hizo a Perotti justo antes del empate madridista es lo más espectacular que he visto en mi vida bajo los palos. De gol a puerta vacía en el área pequeña pasamos a un paradón en el palo contrario. Y tanto nos afectó ese ocasión fallida, que en la primera ocasión de la segunda parte aprovechó Pepe para cabecear la igualada. Aquí se dio cuenta el Sevilla por primera vez en la noche de que el Madrid podía ganarle el partido. Fueron unos minutos de dudas que pudieron acabar en tragedia, pero cuando más lo necesitábamos y cuando pensábamos que Iker no lo permitiría, Renato, otra vez de cabeza, ponía el dos a uno y volvía a convertirse en el super-equipo que era antes de la machada de Casillas.

No se habla de Iturralde y eso demuestra una vez más que los árbitros son decisivos si lo permiten los equipos. No hemos dejado al vasco que sea determinante en el resultado y bajamos de la nube a los Galácticos de Mr. Floren. Esto es el fútbol, ya te puedes gastar todos los millones que quieras que eso no asegura nada. Este partido es de los que hacen grande a un equipo, porque el Madrid venía sabiendo que se lo iban a poner difícil pero no pudo hacer nada para evitar la derrota. Sin Cristiano Ronaldo y con las manidas rotaciones de Pellegrini, la prensa mesetaria ya tiene su inevitable coartada, pero aunque puedan engañar a un madridista de Ciudad Real, a mi nadie me convence de que éste Sevilla no es mejor que éste Real Madrid.

Para terminar, congratulémonos todos los sevillanos de haber ganado el duelo sevillano-madrileño del domingo. No podemos dejar escapar la oportunidad para agradecer al Betis por contribuir con un espectacular punto en Vallecas. Cada uno aporta lo que se espera de él, y eso es lo importante.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2); Konko (3), Dragutinovic (3); Squillaci (s.c); Adriano (3); Zokora (3,5); Renato (3); Navas (3,5), Perotti (2); Negredo (2) y Luis Fabiano (2). También jugaron: Fernando Navarro (2); Capel (1) y Kanouté (s.c).

Glasgow Rangers FC 1; Sevilla FC 4. De cabeza a octavos

Este Sevilla da miedo y sólo para lo bueno. Le da miedo creo yo que hasta a los sevillistas, que no saben ya como calificar el arranque de temporada que está protagonizando su equipo. Esta noche los nuestros debían cumplir en un molesto partido justo enmedio de la gran cita frente al Real Madrid. Lluvia, un público de los incómodos y un equipo aguerrido enfrente. Todos los condicionantes para irnos del partido antes de tiempo. Sin embargo, los de Jiménez demostraron una vez más que han adquirido una nueva virtud en su juego, la de la paciencia. Tal y como ocurrió en Pamplona, las circunstancias hicieron que se llegara al descanso con empate a cero, pero en la segunda parte tocó olvidarse de los condicionantes y ponerse el uniforme de cabeza de serie para dejar el pase a octavos muy bien encaminado.

El arranque fue algo más decepcionante de lo que se esperaba. El Rangers tenía que jugar sus bazas y tiró de testiculina para mantener a raya al Sevilla en los primeros minutos. Aunque Kanouté tuvo una clara que estrelló en el muñeco, la primera parte no fue muy espléndida en cuanto a ocasiones. Los locales, aunque no llegaron a rematar entre los tres palos antes del intermedio, fueron privados de una clarísima pena máxima cometida por Konko, que falló en el despeje y derribó a Naismith, aunque Erikkson afortunadamente no lo vio. Para cerrar la primera parte, error defensivo del Rangers que aprovecha Adriano y dispara con potencia. El rechace lo alcanza Navas pero su disparo se va arriba.

Se llegaba al descanso con un resultado justo sin contar al árbitro. El Sevilla se estaba viendo contrarrestado por la voluntad de su adversario. Pero como ya se ha comentado, éste equipo ha aprendido a no perder los estribos aunque la cosa se ponga fea. Toca, toca y toca hasta que llega la ocasión, y el primer tanto lo hizo cuando sólo se llevaban disputados cinco minutos de la reanudación. Falta, algo dudosa por cierto, sobre Luis Fabiano que saca Lolo para Navas escorado a la derecha. Centro del palaciego y Konko se disfraza de O´Fabuloso para marcar de cabeza en un bonito escorzo. Hasta aquí la entereza de unos escoceses que vieron como ese tanto les pinchaba el globo y el Sevilla aprovechó para sentenciar. Trece minutos después, internada de Luisfa por la derecha, que centra al segundo palo donde estaba solo Adriano. El de Coritiba, enamorado de Glasgow, cruza y la deja imposible para el guardameta.

Con la máquina engrasada olía a goleada en Ibrox, y este Sevilla tiene hambre de gol a perpetuidad. Y por mucho que se diga que le falta tono físico, lo de Kanouté es para estudiarlo. Faltaban veinte minutos pero nada de conformismos para el malí, que roba un balón al que no habría porqué llegar con cero a dos a favor, se marcha por velocidad hacia el corner, se para y la pone en la cabeza de Luis Fabiano, que de esta manera suma su segundo gol en Champions y no se queda atrás en cuanto a cifras con respecto a sus compañeros atacantes.

Toque, toque y más toque para bordar el fútbol con Europa como testigo, pero todavía quedaba más. De verdad que me cuesta pensar en una delantera más letal que la nuestra por muchas portadas que acaparen otros. Sólo tres minutos después del gol de Luisfa, el brasileño recibe, ve a Kanouté y la pone perfecta, para que el africano sentencie a un McGregor que se sentía batido en el inicio de la jugada. Para terminar la fiesta española en Glasgow, golazo de Nacho Novo para maquillar un resultado que casi iguala el de aquella Recopa de 1962, pero esta vez a favor de los buenos.

Este Sevilla huele a octavos y para eso también ayudan los rivales. Nuevo empate del Stuttgart, esta vez ante el “potente” Unirea, lo que nos deja con cuatro puntos de ventaja sobre el segundo y cinco sobre el tercero. Más partido no se le puede sacar a dos jornadas. Ahora a pensar en el Real Madrid, que desde luego no podrá dormir tranquilo viendo lo que se le viene encima. El Sevilla vuelve a confirmar que el idilio de Glasgow no se limita a la Copa de la UEFA y que es aplicable también a la Champions. Y Jiménez vuelve a demostrar que jugando a lo que este equipo sabe, no hay muchos rivales que le puedan hacer sombra ni muchos aficionados que puedan evitar rendirse a este sevilla 2009/2010.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Konko (2), Squillaci (2), Escudé (2), Fernando Navarro (2), Navas (2), Zokora (3), Lolo (2), Adriano (3), Luis Fabiano (3) y Kanouté (3). También jugaron: Capel (1), Negredo (s.c) y Romaric (s.c).

Sevilla FC 2; Real Mallorca 0. Tremenda superioridad

Afrontaba el Sevilla una reválida más de su juego esta temporada (y eso que acabamos de empezar) ante un Mallorca que sorpresivamente llegaba por encima de los nuestros en la tabla. Ya sobre el césped, los de Jiménez dejaron las cosas en su sitio como lo hacían antes: matando el partido desde el arranque y dejándose llevar sin relajarse del todo hasta el minuto 90. Gran entrada en el Sánchez Pizjuán a pesar del intempestivo horario futbolísticamente hablando.

Jiménez volvió a rotar y dejó a Kanouté en el banquillo, mientras que Renato acompañó en el centro del campo al incombustible Zokora. Gran papel del brasileño, que volvió a demostrar que con él en el campo desaparece el socavón que impide que el Sevilla haga rodar el balón por la medular. No tardaron los nuestros en ponerse por delante, de hecho en el primer acercamiento llegaba un corner botado por Renato que cabecea bombeado Escudé en el punto de penalti y su compatriota Squillaci lo vuelve a rematar con la testa a la red. Se cantaba el “Antonio Puerta lololololololooo” y más se cantó para celebrar el uno a cero. Diez minutos más tarde, para qué esperar más, llegó la jugada de tiralíneas que cerraba el marcador con una entrada por banda de Luis Fabiano, que dejaba para que Navas centrase muy bombeado. En la línea de gol esperaba Perotti para hacer su segundo gol de la temporada y dejar el partido listo. El argentino va para figura y uno que lo vio y mucho en el filial, puede decir que cada partido en Primera es un master para este extremo que a estas alturas debe valer ya una pasta.

Mientras, el Mallorca permanecía como convidado de piedra a una fiesta a la que no estaba invitado. Los insulares, a pesar de su buen arranque, demostraron que no tienen nivel para estar donde estaban y que su situación era más bien circunstancial (sus dos victorias han sido en casa y ante los recién ascendidos Xerez y Tenerife). Ya en la segunda parte el Sevilla, aun saliendo más enchufado que su rival, dejó ver que el trabajo ya estaba hecho y que sólo había que mantenerlo. Aún así, se pudieron ver varias jugadas de tiralíneas que bien pudieron ampliar el marcador. Luis Fabiano se quedó con las ganas de hacer su golito, al igual que un peleón Negredo, que se marchó muy ovacionado por el público.

Al final, tres puntos más que permiten al Sevilla dormir tercero en la clasificación, ese puesto que le pertence por calidad y por plantilla y que deberá asegurar si sigue realizando un fútbol tan efectivo como el de las últimas semanas. El sábado, a las seis, a intentar comerse al león de la cabeza a la cola. Esperemos que esta vez no se nos atragante. Por cierto, curioso cuanto menos que precisamente hoy se lamente Jiménez por no haber ido a por más. Muchas veces ha sido el más feliz del mundo con un uno a cero pelado y mondado a última hora. En su descargo queda que por fin se está rotando bien a la plantilla, lo que permite que “todos” estén enchufados y listos para aportar.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Konko (2), Squillaci (2), Escudé (2), Adriano (2), Navas (2), Renato (3), Zokora (3), Perotti (3), Luis Fabiano (1) y Negredo (2). También participaron Capel (2), Fernando Navarro (1) y Koné (1).

Sevilla FC 2; FC Unirea Urziceni 0. Sin florituras pero líderes.

Afrontaba esta noche el Sevilla uno de esos partidos que todo el mundo espera que se resuelva sin problemas y con un resultado abultado. Al final, el Unirea no resultó ser tan débil como se decía y aunque no causó apenas problemas, se mantuvo muy ordenado en la primera parte y a punto estuvo de marcharse al descanso con el resultado inicial. El Sevilla no pudo desplegar el juego vistoso que sí le permitió hacer el Zaragoza, por lo que tuvo que recurrir a su pegada para resolver y colocarse líder en el grupo G, gracias al empate a uno entre Stuttgart y Rangers en tierras alemanas.

El inicio dejó ver lo que se esperaba, un Sevilla que no se iba a volver loco arriba y un Unirea al que la UEFA no le permitió colocar el carrito de la Cruz Roja bajo su portería, aunque lo intentó. Luis Fabiano, otra vez, salió enchufado y dejó muestras de su gran calidad, mientras que a Kanouté se le notó la falta de ritmo después de una semana de parón obligado por su expulsión en Valencia. Del brasileño, dijo el entrenador rumano Petrescu en la rueda de prensa pos-partido que es el mejor delantero del mundo actualmente.

El centro del campo fue ocupado otra vez por la dupla Zokora-Renato. El primero demostró que cuando termine de acoplarse al sistema va a ser una pieza clave en el dibujo sevillista, creando mucho peligro con sus entradas por el centro con total verticalidad. Es un cruce entre Poulsen y Keyta porque tiene la capacidad de sacrificio del primero y la actitud ofensiva del segundo. En los primeros minutos el peligro sevillista llegó de la mano de Capel, que trajo por la calle de la amargura al lateral diestro rumano.

Sin embargo, los de Petrescu buscaban continuamente cortar el juego de su rival con numerosos parones fingidos e innecesarios. Tanto fue así que los dos equipos se encaminaban ya al descanso sin goles en el marcador hasta que, justo en el 45, Renato puso un balón al borde del área donde estaba Luis Fabiano. La conexión carioca funcionó y Luisfa de fuerte disparo logró su tercer tanto en cinco días para poner por delante a su equipo con un gol de esos que llaman psicológicos.

Ya en la segunda parte las cosas no cambiaron demasiado y el Unirea en ningún momento mostró ambición por mejorar el resultado. Por tanto, Jiménez tampoco se volvió loco y comenzó a pensar en el partido que se presume a cara de perro el sábado en Pamplona. El primer cambio del arahalense sacó del terreno de juego a Capel para buscar mayor profundidad con Perotti. El almeriense estaba siendo hasta ese momento uno de los mejores del partido pero parece ser que en la tablilla de cambios, siempre aparece su número. Juegue bien o juegue mal siempre es el primer sacrificado. Navas no estaba haciendo apenas nada y Jimenez lo mantuvo en el campo. Perotti por su parte volvió a demostrar que es uno de los más enchufados de la plantilla y sirvió de balones a la dupla ofensiva. Dicha pareja se vio modificada poco después para que Kanouté dejara paso a un Álvaro Negredo que no termina de dar lo que se espera de él aunque la grada le aplaude hasta cuando acude a la banda a beber agua. El madrileño, no obstante, gozó de una gran ocasión desde fuera del área con un disparo raso que acabó en corner. El Sevilla, sin poner toda la carne en el asador, buscaba el gol de la tranquilidad y llegó desde la esquina, con un balón al área pequeña que cabeceó Luis Fabiano hacia el segundo palo para que Renato lograse el dos a cero. Intercambio de papeles con respecto al primer gol que no daba opciones a los de Urziceni.

A partir de ahí, poco que contar si obviamos una nueva ocasión de Renato, el mejor del partido, que esta vez acabó en el poste. Zokora, que dejó su puesto a Lolo, supuso el último recambio de un partido que no pasará a la historia futbolísticamente hablando, pero que deja al Sevilla como líder en solitario del grupo con las dos salidas más complicadas por delante. La primera será a una ciudad que nos trae inmejorables recuerdos. “Te quiero Glasgow”.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2); Sergio Sánchez (2); Squillaci (2); Escudé (2); Fernando Navarro (2); Navas (2); Zokora (3); Renato (3); Capel (3); Luis Fabiano (3) y Kanouté (2). También jugaron Perotti (2); Negredo (1) y Lolo (s.c).

Sevilla FC 4; Real Zaragoza 1. ¿Y porqué no así siempre, míster?

Para que luego digan que la crítica no es buena. Estoy convencido de que el aluvión de reproches que recibieron técnico y jugadores tras el partido de Valencia ha servido para que uno y otros se pongan las pilas. Hoy hemos vuelto a ver tensión, motivación, ganas, convicción en las posibilidades propias olvidándose por una vez de las ajenas. Ese mirar para adelante pase lo que pase que tantos éxitos ha traido a este club. Basta de jugar encorsetados, con ese lastre psicológico que supone el “mantener la portería a cero o morir”. El propio Manolo Jimenez reconocía en rueda de prensa que estaba muy cabreado por el gol encajado, ya que él prefiere siempre ganar por dos a cero que por tres dos. Pues mira Manolo, a veces hay que soltarse un poquito la melena y exponer aunque encajes un gol de vez en cuando. El aficionado  paganini lo agradece no sabes cómo.

Debut liguero en casa y deberes bien hechos ante un Real Zaragoza que no es ni mucho menos el típico recién ascendido. Los de Marcelino tienen nombres, varios de ellos muy interesantes, pero les hace falta cambiar el chip de la categoría y saber que no sólo el trabajo es el que trae los frutos en Primera. Aquí lo que más importa es la pegada, y el Sevilla por fin dio muestras de la suya en un partido de diez en lo que se refiere al acierto. Si en Mestalla tuvimos una sola ocasión, esta noche hemos vuelto por momentos al juego que trajo los títulos, alegre arriba y con la lucha y la velocidad por bandas como mejores aliados. Las bandas vuelven a funcionar y muchísima culpa de ello tienen los dos laterales de hoy, Konko y Adriano, inconmensurables atrás y sin miedo a subir cuando la situación lo requería. El centro del campo sigue siendo la asignatura pendiente. Ayer parecía como si en el círculo central hubiera un gran socavón porque todos los balones lo sobrevolaban sin rozar el cesped.

Este Sevilla es otro en casa cuando el primer gol llega pronto, pues esto evita las prisas y los aturullamientos cuando se acerca el final con empate. Sin embargo, hoy el efecto fue el contrario y el tanto de listo de Abdoulay Konko no hizo sino provocar que el equipo se replegase durante veinte minutos en los que aparecieron de nuevo los malditos retrovisores y nos hicieron pensar en lo peor. Lo que hasta el primer gol eran subidas de los laterales sin miramientos dio paso a un dibujo estático y con el balón retrasado como mayor recurso. Cuando se juega a mantener el resultado, o te quedas igual o peor de como estás. A nosotros nos tocó la segunda opción con el gol de Arizmendi tras error garrafal en cadena de los centrales y el portero. Pero aunque Negredo no tuvo su día y no pudo demostrar nada en su debut casero, junto a él juega un punta que da la casualidad que es la estrella de la selección brasileña. Justo antes del descanso, sólo tuvo que recibir en el borde del área para batir por alto a Carrizo y volver a ponernos por delante. Hay que decir que en la primera parte tanto Negredo como Luis Fabiano tuvieron que bajar al centro del campo en varias ocasiones para recibir. Así es imposible que desarrollen su juego, que precisamente se caracteriza por definir dentro del área.

Sea como fuere nos marchamos al vestuario por delante, con un gol de esos que llaman psicológicos. Pero la psicología de poco sirve si no va orientada a ampliar el marcador y dejarse de racanerías. Por un momento pensé que nos tocaba sufrir en la segunda parte, pero Jiménez por una vez hizo caso omiso a sus convicciones y apostó a ganador. Con el permiso de su mister, este equipo sabe como matar los partidos y volvió a demostrarlo una vez más. Fazio, que estuvo muy mal en su faceta principal de central, sólo destacó con algunas incorporaciones al ataque. En una de ellas, justo después de un clamoroso error que hubiese significado el 1-2 de no ser por el fuera de juego de Arizmendi, arrancó con un robo de balón, autopase hacia la banda derecha y centro pasado al que llegó Perotti para fusilar y sentenciar.

El Sevilla ya era dueño de un partido que no se escaparía y todos querían participar en la fiesta. Konko, que ya tiene su cántico en la grada, volvió a demostrar que ni la afición ni la prensa se dedican a crucificar jugadores. Son ellos mismos los que se ganan los pitos y los aplausos con su trabajo. Konko no mereció ni un aplauso hasta esta noche, en los que los ha tenido a raudales. Sergio Sánchez debería preocuparse, porque con una competencia a este nivel lo tendrá complicado. No quedaba mucho pero Luisfa seguía con hambre. Y la sació casi al final con otra de sus típicas jugadas. Saque de corner de Capel, Lolo remata de cabeza al poste y trás dos rechaces el paulista la caza y la mete como siempre. Gol típico de los que saben situarse en el área.

Cuatro a uno inapelable y con sólo veinte minutos de desconcierto. Jiménez ha demostrado una vez más que jugando a lo que tiene que jugar no tendrá problemas para contentar a todos, no solo a los que le apoyan incondicionalmente. Luego la cosa será que el balón entre o no, pero curiosamente el Sevilla cuando gana en casa, suele hacerlo o bien por goleada (cuando todo se pone de cara desde un principio), o bien por la mínima (cuando el gol llega al final y de milagro). No hay más. Un Sevilla valiente no tiene rival al menos en casa. Sólo queda que el que mueve los hilos de esta plantilla se dé cuenta. Confiamos en ello, aunque explosiones de valentía como la de anoche ya hemos visto muchas y al final siempre se vuelve a las andadas. Por cierto, me resultó curioso ver como tras un primer y recurrente cambio de bandas entre Perotti y Navas, al minuto y medio volvió a dejar las cosas tal y como estaban. El argentino levantaba los brazos al banquillo pidiendo algo de lógica al asunto. Pero las penas con Luisfa, son menos. El miercoles, a corroborarlo en Champions.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (1); Konko (3); Fazio (1); Escudé (2); Adriano (3); Zokora (2); Renato (1); Navas (2); Perotti (2); Luis Fabiano (3) y Negredo (1). También jugaron Lolo (1); Acosta (1) y Capel (s.c)

CD Numancia 0; Sevilla FC 2. Dulce fin de fiesta

El Sevilla FC cerró la temporada con una anecdótica victoria en Los Pajaritos de Soria, donde ambos equipos siempre fueron conscientes de que no había nada en juego, y así se emplearon sobre el césped. Jiménez dispuso un once completo de no habituales, a excepción de Renato, Romaric y Capel, que sin embargo no fueron superiores en la primera parte, donde el Numancia dispuso de alguna ocasión clara.

Ya en la segunda mitad, la entrada de Chevantón aportó ganas aunque no mucha más calidad al ataque sevillista, que se vio reforzado aún más con la entrada de Jesús Navas. Y para ser fiel a la tradición, el primer gol no llegó hasta el minuto 88, cuando un centro raso de Cheva desde la derecha, lo alojaba en boca de gol Armenteros, recién salido. El argentino sumaba de esta manera su tercer gol en dos partidos tras el doblete en Ipurúa con el filial. Ya con un Numancia de brazos cruzados, una galopada de Perotti por la derecha la remataba muy bien pero en sentido contrario el rojillo Moreno, que dejaba sin efecto la falta de centímetros de Chevantón para llegar al centro.

Este partido significa el adiós para muchos de los jugadores que estuvieron sobre el césped, y que sin duda han demostrado con creces que no tienen nivel para seguir en el tercer mejor equipo de España. Crespo, David Prieto o Mosquera parecen haber dicho su última palabra en el club, mientras que a otros como Koné, Acosta y Konko les salva su alto precio para conseguir una nueva oportunidad si es que las lesiones esta vez sí les respetan.

Se va una temporada, la última en la que tenemos constancia que habrá derbi en la máxima categoría, pero al menos vuelve la salsa del ya casi olvidado “derbi chico” en Segunda División B. El que no se consuela es porqué no quiere. Dejando fuera el tono jocoso, damos nuestro más sincero ánimo a todo aquel bético de buena fe que tendrá que ver la Primera División por la pequeña pantalla. De una forma u otra, hacía falta un punto de inflexión en la otra acera. y si lo miran por el lado bueno, la cosa podía haber sido mucho peor si el Sevilla Atco. no hubiera descendido.

Se van dos equipos andaluces pero a falta de la confirmación matemática llegará uno nuevo, el Xerez CD, al que le damos la bienvenida anticipada y esperamos que la buena sintonía de los ultras se traspase también al resto de aficionados, pudiendo vivir un hermanamiento entre aficiones en Nervión después de tantos años.

En la despedida de la 08/09, por el Sevilla FC jugaron: Javi Varas (2), Mosquera (2), Dragutinovic (1), Crespo (2), Konko (1), Romaric (2), Renato (2), Perotti (3), Capel (1), Acosta (1) y Koné (2). También jugaron Chevantón (2), Jesús Navas (1) y Armenteros (2).

Hasta la primera crónica de la temporada que viene!!. Mientras tanto os traeremos todas las noticias que vayan llegando en torno a fichajes, descartes y planificación de la pretemporada.

Sevilla 1- Deportivo 0. La fuerza de la fe

Una vez mas nos ha tocado sufrir hasta los últimos minutos. En el  89 estábamos todavía obligados a ganar en Numancia si o si, ya que el Atlco. de Madrid machacaba claramente en Bilbao y se situaba a solo un punto de nosotros. Pero el que ha sido auténtico revulsivo del partido, Diego Perotti conectó un cabezazo providencial a centro de Adriano. Gol y la champions conseguida matematicamente y sin ronda previa.

Vodpod videos no longer available.

No ha sido un buen partido en líneas generales aunque sí intenso y emocionante. Parecía que el Sevilla salía de inicio con mas ánsias que de costumbre  pero poco a poco se fué diluyendo su juego. La primera ocasión de peligro no llegó hasta el minuto 19 en un cabezazo de Duscher que Aranzubía despejó a corner en un magnifico escorzo. El resto de la primera parte  transcurrió con alternativas por ambas partes pero sin un dominador claro. Los nuestros querían pero el Dépor se defendía muy ordenadamente y salía a la contra abriendo el juego por bandas donde Guardado se lo hacía pasar mal a Navarro. Con cero a cero y las espadas en todo lo alto,nos fuimos al descanso.En otros campos los resultados nos eran favorables y  a pesar del empate teníamos asegurada la tercera plaza.

En contra de lo que pudiera parecer lógico, el que salió con mas brios en la segunda fue el Dépor pero su dominio no se materializaba realmente en jugadas de peligro. A los quince minutos de la reanudación fué el Sevilla el que se marchó arriba. Como dijo Jimenez en la previa, la ansiedad no es buena y hay que saber esperar el momento. Los arreones por banda eran contínuos, especialmente por el carril de Navas. Capel estaba siendo mejor controlado por Manuel Pablo a pesar de la diferencia de edad. Jimenez, lo vió claro y mandó calentar rápidamente a Perotti. La entrada de la nueva perla de la cantera revolucionó totalmente el partido con sus incursiones por banda izquierda que sembraban el terror en la retaguardia gallega. Varios centros de oro puso el hijo del mono que no acabaron en gol por auténtica mala suerte. Un cabezazo de Luisfa en balón aéreo dividido se colaba a ras de suelo y pegado al poste cuando Aranzubía sacó una mano milagrosa que consiguió desviar el balón lo justo para que se fuera a la madera.

Cuando peor pintaban las cosas y todos asumíamos  que tendríamos que jugarnos el ser o no ser en Numancia llegó esa jugada protagonizada por los dos mejores jugadores del partido. Centro de Adriano y cabezazo de Perotti a las mallas no sin cierto suspense. Al igual que yo, buena parte de la grada se quedó sin cantar el gol porque la posición de Perotti en el remate hacía pensar que el árbitro iba a anularlo por fuera de juego. Tras varios segundos de incertidumbre y muchas miradas al árbitro asistente el Pizjuán estalló en un clamor. Gol y el tercer puesto asegurado. Para rematar la noche, al equipo de palmerín le empataban en los últimos minutos y se lo tendrá que jugar todo el domingo contra otro equipo que tambien se juega la vida, el Real Valladolid. ¡Otro año iguá, otro año iguá, otro año iguáaaaaaa….!

Fin de fiesta por todo lo alto al estilo Broadway  y con el videomarcador anunciando el ya famoso latiguillo “Champions Si o SI”. Con cañones de luces, fuegos artificiales y vuelta al ruedo triunfal de todos los jugadores y cuerpo técnico. A pensar ahora en la planificación de la próxima campaña donde a buen seguro habrá que hacer tres o cuatro retoques  en la plantilla. De ello versará nuestra próxima encuesta.

Felicidades a todos los sevillistas porque volvemos a estar en la primera división europea, allí donde solo tienen pase de acceso los mas grandes. Y como cabeza de serie, nada menos. Desde aquí pedimos al consejo que se acuerde de que estamos en crisis  antes  de poner precio a los abonos.

Recuerdo especial para los asiduos visitantes y comentaristas del blog; Rafa; el Talibán bueno, Joan, Miguel Palma, Paco Solis, Fran (futbolyno), mi tocayo Juan Antonio; JJ Acosta; Clavijo; los hermanos Bordallo, la familia Ojeda, Iván Sandino,Jesús Gomez ;padre e hijo, Juan Luna, Joaquin Miramontes,Manuel Eladio, Antonio Vela,Carlos Martel,Paco Leal, Paco Caamaño; Manolo Hernandez, Pepe Falla, Pepe Avilés, Santiago Sanchez, Victor Comitre,Rafalito Moreno,Pepe Puerto, A. Miguez, M. Gomez, Luis Aniza,Julio Macias ,David Uribe,Gabriel Rojas,J.M. Ariza, Manuel Maui; el cocinero,Manolo Martín,Jorge Do; el argentino sevillista, Manuel Kapeller; un sevillista en el Tirol, los amigos puertorriqueños de futbolborícua y tantos otros que no menciono por no alargarme más pero a los que agradezco igualmente su apoyo. Mi reconocimiento especial al mejor de todos; mi hijo Raúl por el cariño que le pone a esto.

Para terminar y gracias al objetivo conseguido le damos un tres a todo el equipo. Mención especial a la entrega de Duscher, al despliegue fisico de Adriano y a la revolución provocada por el monito Perotti.

Vodpod videos no longer available.

¡ Nos vemos en Champions !

CA Osasuna 0; Sevilla FC 0. Sin bandas no hay paraíso

Jiménez lo tiene tan fácil como con escuchar las ruedas de prensa de sus pupilos. “El Sevilla funciona con los dos de arriba y las bandas” decía con toda la razón Luis Fabiano entre semana. Su técnico se ha encargado de ratificar esta idea pero, soprendentemente, lo ha hecho con la negación de esta máxima. Sin bandas, el Sevilla fue vapuleado en la primera parte por un equipo cuya permanencia en la categoría peligra. Con Navas y Capel llegaron los pocos acercamientos que tuvimos, pero Velasco Carballo puso de su parte y expulsó injustamente a Romaric. El punto puede ser válido, pero todo dependerá de lo que pase mañana.

Con Romaric y Adriano en las bandas, ya estaba todo dicho desde el minuto 1. El Sevilla salía a especular y a verlas venir, mientras que Osasuna como no puede ser de otra forma en casa, empujó y empujó. Este tipo de partidos suelen resolverse pronto con un gol de los de casa, pero en esta ocasión tuvimos la suerte de nuestro lado y Pandiani no tuvo su día. Además, Palop trabajó a destajo con algunas acciones espectaculares que dejaron nuestra portería a cero.

La lesión del rojillo Juanfran, además, cortó y mucho las alas a los de Camacho, aunque Kike Sola también hizo daño en las acciones por alto. No faltaron tampoco las típicas jugadas del antiguo Sadar, en las que los osasunistas engarzaron varios rechaces en una misma acción, aunque el meta sevillista siempre estuvo al quite. Por nuestra parte, alguna llegada aislada que en el mejor de los casos terminó en corner.

Hasta aquí la primera parte, en la que los locales merecieron irse por delante más por insistencia que por calidad. En la segunda, Jiménez no vio necesario cambiar nada hasta que se lesionó Kanouté, cuando no tuvo más remedio que darle bola a las bandas con la entrada de Navas. Sin embargo, el empuje navarro provocaba que el palaciego jugase más como lateral que como extremo. Mejor fue todo cuando salió Capel por Adriano. El de Albox entró cuando pudo por la izquierda y amansó bastante las ansias de Osasuna, que no obstante seguía con ganas de guerra.

Parecía que las cosas iban a pintar bien hasta que Velasco Carballo entró en acción. No debe haber problemas para alegar por la segunda amarilla que vio Romaric, en un salto completamente limpio con Sola, en el que ni siquiera abrió el brazo al elevarse. Eran los minutos finales y se vivió un toma y daca en el que pudo pasar de todo, pero en el que finalmente no pasó nada. Aumentamos en un punto la ventaja con los perseguidores, eso está bien. El problema vendrá dependiendo de lo que ellos sean capaces de sacar. Sea como sea, habrá que esparar para la fumata europea.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (3), Konko (1), Squillaci (2), Escudé (2), Fernando Navarro (2), Duscher (2), Renato (1), Adriano (1), Romaric (2), Luis Fabiano (2), Kanouté (1). También actuaron Navas (1) y Capel (2).