Marius Stankevičius pasirinko Sevilla

O lo que viene a significar, literalmente, Marius Stankevicius es el elegido. El elegido por el Sevilla FC para suplir la baja de Sergio Sánchez como mínimo hasta final de la presente temporada. La verdad es que tal y como están las cosas, no se trata de un futbolista que corte de raíz la dinámica de desilusión que envuelve al aficionado, pero está claro que Monchi busca experiencia, precio bajo y poco más. Además llegará como cedido y con una opción de compra de tres millones de euros. Todo hace indicar que firmará en las próximas horas y que incluso podría llegar al partido del Racing de Santander aunque parezca un poco precipitado. Su 1,90 de altura le permite jugar tanto de lateral diestro como de central.

El futbolista llega procedente de la Sampdoria, aquel equipo que nos eliminó de la UEFA el año pasado. Nacido en la ciudad lituana de Kaunas hace 29 años, a la edad de 17 debutó en la primera división lituana con el Ekranas, en el que disputó 87 partidos y anotó 3 goles hasta 2002, cuando vivió su salto al Calcio. Llegó al Brescia, pero al no contar demasiado para el entrenador y tras jugar ocho partidos, se marchó cedido en enero al Cosenza de la Serie B. Ya en el verano de 2003 se asentó en el Brescia, con el que alternó las dos primeras categorías disputando un total de 157 partidos y con 11 goles en su haber. Esto hizo que la Sampdoria se fijase en él el verano pasado y lo incorporase. En esta temporada y media ha cumplido con 41 partidos y 3 goles al calor de los del Luigi Ferraris. Tampoco se quedan atrás sus números como internacional. Aunque hay que destacar el bajísimo nivel de la selección lituana, Stankevicius acumula 49 apariciones y 4 goles desde 2001. Tanto en 2008 como en 2009 ha sido nombrado mejor futbolista lituano del año.

Por cierto, aunque en Italia también lo pronunciaban mal, nos informan de que la pronunciación correcta es Stankévicius, acentuando en la “e”, y no Stankevícius.

Informacija skaitytojams Lietuvos: Dabar šis dienoraštis gali būti išversta ir į lietuvių dešinėje ekrano pusėje. Tikimės Jūsų komentarai.

(Información para los lectores lituanos: Debido a la afluencia de lectores de ese país, el blog puede ser ya traducido al lituano en la parte superior derecha del blog).

El grupo de la muerte se desvanece

Andaba yo probando una aplicación para el navegador Firefox  que permite estar al tanto de los resultados de 200 ligas en directo. Se llama FootieFox (podeis descargarlo en ese enlace, solo para Mozilla Firefox) e incluso avisa en directo de los goles sin necesidad de abrir ninguna página. Pues como decía, configurando las ligas que quiero que me muestre, me topé con los resultados de la Copa de la UEFA en el día de ayer.

La UEFA, esa competición que hasta hace bien poco era lo más de lo más para el sevillismo, pero que se reanudó ayer y el que más y el que menos ni se enteró. Pues en ese torneo volvieron a ponerse en liza los tres equipos que nos dejaron fuera en aquel tan comentado “Grupo de la muerte”. El primero en actuar fue el Stuttgart alemán, que visitó el tan conocido Petrovsky Stadium del Zenit, donde cayó bajo la nieve por 2-1. No parece tan mal resultado, pero el vigente campeón no lo pondrá fácil en Alemania con las piernas descargadas pues el equipo se encuentra en plena pretemporada.

Más sangrante fue el caso de nuestro verdadero verdugo, aquel que nos dio el golpe certero para apearnos de nuestra competición. La Sampdoria se las prometía muy felices después de encontrarse con la perita en dulce del bombo, el Metalist ucraniano. Pues bien, la perita resultó muy amarga y se llevó un inquietante 0-1 del Luigi Ferraris. En el lejano este será muy complicado que la Samp consiga arreglar el desaguisado.

Pero es que ahí no queda la cosa. El líder del grupo, ese Standard belga que asombró en las dos orillas de Liverpool y que sonaba como alternativa a los grandes para la final de Estambul, ha dicho ya adiós. Todo ello después de caer estrepitosamente en Braga por 3-0, lo que convertiría en proeza y de las grandes una remontada en Lieja.

Al final, ese grupo de la muerte ante el que no pudimos hacer nada para continuar nuestro paseo por Europa, tiene muy complicado perpetuarse en la UEFA, dejando paso a otros equipos, muchos de ellos grandísimos del continente, para que luchen por la cita otomana en el mes de mayo, aquella cita para la que muchos de los nuestros acostumbrados ya al éxito, planeaban ya vuelos y entradas.

Sampdoria 1 – Sevilla FC 0. El que juega con fuego…

Se consumó la tragedia. Una vez mas, han sido los italianos los que nos mandan para casa, al igual que hiciera el Parma hace tres años con Caparrós en el banquillo. Hoy , como bien presagió el presidente, se necesitaba la mejor versión del Sevilla; la que expuso contra el Madrid o Villarreal. Por contra vimos la cara triste, la de Valladolid, la de Lieja, la del Fenerbahçe el año pasado.

Salió el Sevilla con decisión a buscar el gol de la tranquilidad en los primeros minutos y se defendía ordenadamente la Sampdoria. Pero poco a poco y a medida que pasaba el tiempo, los nuestros se fueron aculando y el partido entró en una fase fea, como si cada equipo le cediera la iniciativa al contrario.

La Sampdoria, buen exponente del futbol italiano, guardaba la ropa y contraatacaba con peligro. El Sevilla comenzaba a pensar que el empate era un buen resultado. Craso error. Los Cassano y compañía se lanzaban en tromba apenas robaban el balón y ponían en apuros a Palop una y otra vez. Mediada la segunda parte era tal el agobio al que nos sometía la Sampdoria, que Palop tenía que multiplicarse para achicar tanto balón que le llegaba. Con decir que nuestro portero fue el mejor del partido, está dicho todo.

Como no podía ser de otra manera, la Sampdoria se fue creciendo viendo que el Sevilla no iba por el partido y en uno de los arreones, Drago hace una falta al borde del área aunque escorada. Cuelgan el balón a la olla, nadie logra despejar y Botinelli que acababa de salir al campo, empuja el balón con el pecho marcando el único gol del partido. En la repetición se ve que justo detrás del italiano había tres defensores nuestros en butaca de primera fila mirando como remataba solito. Faltaban todavía 15 minutos pero la remontada, visto lo visto, parecía imposible como así ocurrió.

Resulta increíble cómo después de una buena primera parte , el equipo se cae sin motivo aparente en la segunda. A mi juicio, las lesiones de Konko y Adriano han tenido algo que ver en esta eliminación. Mosquera, de nuevo, no dió la talla y Capel lo intentó pero se ve que las negociaciones para su renovación lo tienen un poquito desquiciado. En una de las últimas jugadas del partido se encuentra un balón tras fallo del defensa, se interna y cuando resultaba mas fácil pasarlo a Luis Fabiano, opta por chutar y el balón se marcha fuera. Y hablando de Luis Fabiano; vaya partidito del brasileño. Se ha pasado los 90 minutos haciendo faltas. Yo he contabilizado ocho. Por contra, sólo generó una ocasión de gol tras cabezazo que despejó espectacularmente el portero italiano.

Nuevamente caemos en otra competición por eliminatorias y no precisamente en la fase final. Mucho habrá que analizar y seguramente muchas serán las excusas. Que si nadie había sido eliminado con 6 puntos. Que si hacía frio. Que si solo teníamos un delantero. Para mi, milongas. Ha faltado de nuevo actitud ganadora. Tras ver lo de hoy, los partidos de Madrid y Villarreal me parecen un espejismo.

Como muestra, en la última jugada del partido y con todo perdido Palop sube hasta el centro del campo , cuelga el balón al área y hay solo dos jugadores del Sevilla (uno de ellos Fazio) para rematar y siete de la Sampdoria para despejar. Os invito a ver la repetición. Francamente no lo entiendo.

Jugamos a no perder y acabamos perdiendo ante un equipo mediocre que se bate en los puestos bajos de la liga italiana. Igualito , igualito que con el Parma. Y es que no aprendemos de los errores.

Sigo pensando que nuestro talón de Aquiles es el centro del campo. El balón circula muy lentamente porque las caracteristicas de nuestros centrocampistas así lo propician. Para que no me tacharan de oportunista publiqué un post anterior al partido donde os hablaba de dos jóvenes promesas del Standar de Lieja.

 El otro gran pecado de nuestro Sevilla es la falta de confianza en si mismo. Me molesta oir hablar continuamente a Jimenez de las virtudes del contrario y me induce a pensar que plantea los partidos pensando mas en el rival que en las capacidades propias.

En definitiva, duro varapalo y mucho trabajo por delante de los sicólogos para recobrar la moral de la tropa. No olvidemos que dentro de tres dias nos espera un Mallorca en horas bajas pero necesitado de puntos.

Jugaron : Palop(3), Konko (2),D.Prieto (2),Escudé (1),Dragutinovic(1), Maresca (0),Fazio (1), Navas(2),Adriano(1), Renato (1) y Luis Fabiano(0). En la segunda parte; Mosquera (0), Capel (1) y Romaric (s.c.)

Mejor si no tenemos que prestarles atención

El Sevilla depende de sí mismo esta noche, eso está claro. Ahora bien, si Antonio Cassano hace de las suyas, lo único que nos salvaría es una nueva machada del Standard en Alemania. Lógicamente, el partido que tendrá lugar en el estadio del Stuttgart coincidirá en horario con el del Sevilla y con el resto de partidos europeos (20:45 horas). Con esto de la red, el aficionado tiene la oportunidad de ver todos  y cada uno de los choques por internet. Nosotros os dejamos el link para ver el Stuttgart – Standard de Lieja aunque sea con los comentarios en portugués. De momento vamos con los belgas, pero cuando nos pongamos 0-4 ganando, interesará más la victoria del Stuttgart para conseguir la primera plaza del grupo. Ojalá tengamos que cambiarnos de camiseta.

Pincha aquí para ver el Stuttgart – Standard mientras disfrutas  del Sampdoria – Sevilla por LaSexta, o si lo prefieres por este link.

Ser o no ser europeo en noventa minutos

Allá por el mes de octubre, cuando quedó sorteado nuestro grupo en la Copa de la UEFA, todos pensamos que no iba a ser fácil clasificarnos, pero que también partíamos con más posibilidades que nuestros cuatro rivales. Al final, un día antes de que se dispute la última jornada, casi se han cumplido nuestros presagios. Por una parte, sí que ha resultado difícil como se preveía. Por otra, un equipazo como el Standard de Lieja ha demostrado ser el mejor de los cinco por el juego desplegado.

Aún así, en esta quinta y última jornada puede pasar de todo. Desde que se dé bien la cosa y acabemos por delante de los belgas en puntuación, hasta que se produzca la combinación fatal que nos mande a casa. Algo que no ha ocurrido en las últimas participaciones UEFA, en las que ya estaba instaurado este sistema con grupos de cinco que vive su última edición. Aquellas tres temporadas, no sólo conseguimos pasar el grupo, sino que disputamos siempre el último partido sin jugarnos el ser o no ser.

Todos dicen que la Sampdoria es un equipo inferior al Sevilla y que no deberían existir problemas. Ahora bien, jugar en Italia es siempre complicado y más cuando ellos también dependen de sí mismos. En 2005, fue precisamente un equipo italiano, el casi deshauciado y ahora en Segunda Parma, el último que nos apeó de la UEFA, con un juego rácano pero efectivo. En estos tres precedentes de fase de grupos se da, además, otra curiosa estadística. Siempre terminamos con 7 puntos (2 victorias, 1 empate y 1 derrota). Para cumplir esta vez, tendríamos que igualar en Génova, lo que por cierto nos aseguraría el pase. Sería lo mínimo para no pensar en Stuttgart, donde los locales reciben al Standard con la victoria como única vía para dejarnos fuera.

Pero nosotros debemos centrarnos en el Luigi Ferraris, estadio singular en Italia por su construcción al estilo inglés (sin asientos en las esquinas). También lo es por lo caluroso de sus aficionados, tanto los de la Sampdoria como los de su eterno rival y compañero de “habitación”, el Genoa de donde procede Abdulay Konko. Precisamente el recinto toma el nombre de un futbolista del Genoa que murió combatiendo en la I Guerra Mundial. Aunque fue reconstruído en 1990 para el Mundial, ya acogió partidos de la edición de 1934. Cuenta con capacidad para 36.000 hinchas, pero la Samp tiene en proyecto la construcción de un estadio propio a las afueras de la ciudad (el Luigi Ferraris está en el centro de Génova).

Mañana rozando las once de la noche y gracias a La Sexta tendremos la solución a toda esta gran incógnita. Todo ello antes de cerrar el año futbolístico con una visita a la convulsa Palma de Mallorca, donde ya preparan la guillotina para impedir a Gregorio Manzano comerse los turrones a tres días de Nochebuena.

Kanouté, del mal el menos. Lautaro continúa progresando

Aqui os dejamos la noticia que aparece en la web oficial del club y que reproducen los compañeros de orgullodenervion sobre el diagnóstico de la lesión de Kanouté. Afortunadamente se ha confirmado que no hay rotura. Se trata de una simple elongación.     
Escrito por Jaime Parejo   
lunes, 15 de diciembre de 2008
ImageActualizado 18:40. La ecografía realizada durante la tarde ha confirmado que el futbolista no sufre ninguna rotura y ha cifrado el período de recuperación entre cinco y siete días, por lo que se perderá el choque frente a la Sampdoria del jueves y no está aún descartado para poder enfrentarse al Mallorca el próximo domingo. Eso han confirmado los servicios médicos del club al comprobar mediante una resonancia que el delantero malí no sufre una rotura en la zona que ayer le hizo retirarse del campo frente al Villarreal. Sin embargo, el ariete africano se someterá a una ecografía esta tarde para confirmar el diagnóstico y el tiempo estimado de baja, aunque es bastante probable que no pueda estar en los dos últimos partidos del año, frente a la Sampdoria y el Mallorca.Por otra parte, Lautaro Acosta se ha ejercitado a modo de prueba con sus compañeros durante un corto período y no ha sufrido molestias en su maltrecho tobillo, por lo que sigue evolucionando en su recuperación. No obstante también se someterá a unas pruebas esta tarde para confirmar tales augurios.

Nuevo doblete televisivo de La Sexta

Según informa el Sevilla en su web oficial, La Sexta ofrecerá en abierto este domingo el partido del Sánchez Pizjuán contra el Villarreal. Partidazo con la segunda plaza en juego (siempre que no gane el Valencia, algo que parece habérsele olvidado a todo el mundo).

También estará La Sexta a nuestro lado el próximo jueves 18 a las 20:45. Será entonces cuando de comienzo nuestra noche europea de infarto, en la que podemos ser primeros de grupo o incluso quedar eliminados de la competición.

Siguiendo con el tema televisivo, ayer se conoció que Canal + y Telecinco han adquirido los derechos de la UEFA Europa League en España. Es la sucesora de la Copa de la UEFA, y constará de doce grupos de cuatro equipos cada uno en su primera fase.

Sevilla FC 3; FK Partizán 0. Entrenamiento con público y recompensa vital

Hizo lo que debía. Nuestro Sevilla golpeó sin piedad a un entregado Partizán en la fría y lluviosa noche del miércoles para seguir vivo, y muy vivo en la Copa de la UEFA. Con el tremendo susto del desmayo de Moreira comenzó un partido que se contagió pronto del clima, más aún cuando sus compañeros rodeaban al portugués con claros signos de preocupación.

Tras el parón, el partido dejó ver al Sevilla estático de las últimas jornadas, con un rival agazapado que dejaba crear hasta casi el borde del área. Con intentos quizá algo acelerados de Capel, la buena colocación de Duscher en la medular y un Konko que al menos da impresión de algo en el lateral diestro, el equipo de Jiménez quería pero no conseguía soltarse para abrir la lata. Y aunque todos sabíamos que lo acabaría consiguiendo, el primero no llegó hasta la media hora, cuando un ingenuo zaguero serbio dejó entrar a Navas en el área antes de verse abocado al penalti. Luisfa lanzó y encarriló el partido.

Al descanso se llegó sin contratiempos, pues el uno a cero había cortado de raíz los tímidos intentos balcánicos de maquillar su clasificación UEFA. Y sin apenas tiempo para acomodarse (de hecho a los del Palco Vip Juan Arza les pilló dentro apurando la última) llegó la sentencia de pies de Renato. Buena internada del carioca que se la pone en el borde del área para fusilar raso a Bozovic.

El coser y cantar se instauró en un choque que perdía todo su interés, motivo por fin suficiente para que este equipo se soltase el pelo sin mirar de reojo a Palop. Maresca, cuya aportación volvió a ser poco destacable, dejó su sitio a Romaric, mientras que De Mul permitió descansar a un Capel que fue a más con el paso de los minutos. En el Partizán, que parecía estar por completo con la mente en su compañero, sólo lo intentaba el delantero Diarrá, que terminó asqueado por no cazar ni una.

A quince del final cerró la cuenta Luisfa, de nuevo desde la frontal y raso para acabar con un partido serio del Sevilla, pero en el que no encontró mejor rival que el día de la Ponferradina. Ahora toca pensar en el Bernabéu, pues ya habrá tiempo de hacer números continentales. Aún así, la cuenta es muy sencilla. Tras la goleada del Lieja en casa sobre la Sampdoria, todo lo que no sea perder clasifica a los nuestros en Génova.  Siempre seríamos segundos a no ser que venciésemos y perdiera el Standard salvando un gol de diferencia entre goalaverages, lo que nos daría el primer puesto. Si perdemos en la última jornada, seríamos terceros siempre y cuando no gane el Stuttgart en casa al Standard, puesto que si los bávaros logran los tres puntos nos apearían de la competición.

Cuentas muy claras que a más de uno le hacen pensar que se pasará mal en el Luigi Ferraris. Nosotros ahora a pensar en el Madrid, y sin remordimientos…

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Konko (2), David Prieto (2), Escudé (2), Dragutinovic (2), Duscher (3), Maresca (1), Navas (2), Capel (2), Renato (2) y Luis Fabiano (2). También jugaron De Mul (2), Romaric (s.c) y Fernando Navarro (s.c).

Ganar al Partizán sí o sí y luego ya se verá

Podrían haber ido peor las cosas para el Sevilla en su jornada de descanso europea. Como se esperaba, el Standard sacó provecho de su visita a Belgrado y venció por 0-1 al Partizán (De Camargo min.36). Los belgas prácticamente aseguran el pase con seis de seis en el zurrón. La buena noticia llegó de Génova, donde Sampdoria y Stuttgart empataron a uno. Aunque Marica adelantó pronto a los locales, Sanmarco igualó antes del descanso, complicando mucho la vida a los teutones. Imposible fallar el próximo jueves ante un Partizán eliminado, para jugárnoslo todo ante la Sampdoria en tierras italianas.

Vamos ahora con el repaso al resto de grupos. En el A, paso importantísimo del Manchester City, que doblegó a domicilio al Shalke por 0-2 para situarse líder. Además, meritorio pero insuficiente punto logrado por el Racing en París, que sentencia al PSG en la cola. El Twente, que descansó, necesitará cuatro de los seis puntos en juego para meterse.

Gran goleada del Olympiacos ante el Benfica en el grupo B, que permite a los de Valverde estrenar su casillero en el duelo de banquillos españoles. La sorpresa la dio el Metallist, que venció en Turquía a un Galatasaray que mantiene el liderato. Los benfiquistas son prácticamente carne de eliminación, justo por detrás de un Herta Berlín que deberá ponerse las pilas tras el descanso.

Dos victorias visitantes en el grupo D, comandado por el emergente Tottenham, que ganó en Nimega al NEC. También por la mínima se llevó los tres puntos el Spartak en campo del Udinese. Ingleses e italianos se reparten el liderato con tres de ventaja sobre Spartak y Zagreb. El NEC necesitaría seis de seis para meterse in extremis.

Finales de infarto en el grupo E. El Milán volvió a mostrar su típica “fortuna” y salvó un punto en Portsmouth en el minuto 91, y es que hasta el 84 iba perdiendo por 2-0. Increíble también lo ocurrido en Braga, donde el Wolfsburgo remontó con goles en el 83 y el 94. Milán y Wolfsburgo lideran el grupo, mientras que Braga, Portsmouth y Herenveen lucharán por la otra plaza.

Aún sin jugar, el Aston Villa continúa líder en el grupo F. Todo gracias al petardazo del Hamburgo en casa ante el Ajax (0-1). Los ingleses tienen seis de seis y están con pie y medio dentro, pues Zilina y Slavia Praga se quitaron del cartel con un empate que les hunde en las dos últimas posiciones.

Goleada del Valencia en Throndeim para vengar los polémicos insultos del Rosenborg entre semana. Un cuarto de hora final espectacular deja a los chés segundos, a un punto del Saint Etienne que sólo pudo empatar en Brujas. Al Valencia le basta con superar a los belgas en casa para estar dentro. El Copenhague es el que mejor lo tiene para ser tercero.

Match ball salvado a lo grande por el Deportivo en el grupo H. Los gallegos se jugaban la eliminación con el Feyenoord y los holandeses son los primeros en quedar fuera. Lopo, Hofland en propia meta y Guardado firmaron la proeza. Clasificado queda el CSKA, que ganó en casa al Lech Poznan y empatando en Nancy será primero matemáticamente. Prueba de fuego ahora para el Depor en tierras polacas.

Interesan dos empates para no complicar la clasificación

La derrota en Lieja supuso para el Sevilla un importante contratiempo de cara a la clasificación para dieciseisavos de la UEFA Cup. Este jueves se disputa la tercera jornada y a los nuestros les toca ver los toros desde la barrera. Sampdoria – Stuttgart por un lado y Partizán – Standard por otro, son los dos partidos que harán descender sí o sí a los de Jiménez en la tabla. (Pinchando en el enlace correspondiente podreis ver online el partido en cuestión).

Muy interesante sería que se dieran sendos empates, mejor si cabe en el duelo italoalemán. Ya se sabe que cuanto menos empates hay en un grupo, más caro se pone el pase. Hasta ahora en nuestro grupo, el C, no han aparecido las tablas.

En el caso de las dos igualadas, el Sevilla FC pasaría al cuarto puesto de los cinco, es decir, fuera de los que dan la clasificación. Sin embargo, estaríamos a un solo punto y con un partido más por jugar que el Stuttgart. En el caso más “dramático”, las victorias de Sampdoria y Partizán dejarían al Sevilla empatado con el segundo y el último, sin poderse permitir ni el más mínimo fallo tanto en casa como en Italia.

Una clasificación casi sentenciada de haber ganado en Lieja, se convierte en un reto importante que podría verse agravado según los partidos de esta noche.