A no repetir errores

Esta tarde a las 6 nos vemos nuevamente las caras con los leones. Aún queda cerca ese día de marzo en el que perdímos las opciones de jugar la final (la segunda en tres años) de la Copa del Rey. Pero resultó que el león al que nos íbamos a comer, nos merendó a nosotros. Por si era poco el fervor que se respiraba en esos dias en el Bocho ante la posibilidad de jugar una nueva final después de muchos años, las palabras del presi Del Nido acabaron de rematar la faena. Esperemos que esta vez se guarde los comentarios para el final, si es que ganamos.

No debemos repetir los errores que cometímos hace seis meses. No sé si fue desidia de los jugadores, un planteamiento conservador del entrenador o ambas cosas, pero lo cierto es que aquel partido nos hizo sonrojarnos a todos y supuso un duro varapalo del que tardamos varias semanas en levantar cabeza.

Ahora se nos presenta la ocasión de redimirnos. En nuestro haber, un mejor estado de forma físico y sobre todo anímico que por aquellos entonces. En nuestra contra, la no convocatoria de tres pilares fundamentales esta temporada como Zokora, Perotti y Adriano. Bien está concederles descanso. Para eso, habría bastado con no alinearlos de inicio, pero, ¿era necesario no llevarlos ni convocados?. Personalmente, no me da buena espina esta decisión de Jimenez. Estoy de acuerdo con las rotaciones pero renunciar a un solo minuto de los tres jugadores más en forma  me parece muy arriesgado. Ojalá salga bien.

Finalmente deciros que el partido no será televisado por ninguno de los dos nuevos canales. Solo podrá presenciarse por PPV, así es que el que no tenga Digital+, ya se puede ir buscando un local donde lo pasen o en su defecto, jugársela por internet con rojadirecta.

¡¡ Suerte y al león!!

A ver quien es el listo que nos baja de ahí

Sólo han pasado cuatro jornadas pero ya estan las cosas como tienen que estar. El Sevilla, después de una nueva victoria y aprovechando los tropiezos de Valencia y Athletic, sumado al obvio del Mallorca, asciende de la sexta a la tercera plaza, aquella que tanto trabajito costó sentenciar la pasada temporada y a la que nuestro equipo es aspirante número uno. El traspíe de Mestalla no ha hecho más que concienciar al equipo de que no era esa la imagen que había que dar, y a partir de ahí sólo nos ha dado victorias, cuatro en total. El balance no puede ser más positivo, con un gol en contra y diez a favor.

Jiménez está convenciendo, a base de resultados, a toda esa parte del sevillismo que se está viendo obligada a dejar a un lado la época del juego brillante, para dejar paso al resultado asegurado con pequeñas dosis de excelencia sobre el césped. Sin embargo aunque parezca difícil de entender, el que quiere hacerlo puede jugar bien o al menos intentarlo hasta lo que te permita el rival. Pero los resultados no son demostrables mas que en el marcador. Por lo tanto, una derrota en Bilbao, algo para nada descabellado, podría dar al traste con la racha, la confianza y todo lo que viene detrás.

Ese es el miedo que tenemos algunos sevillistas, la manera que tiene este equipo de gestionar una “crisis”, ya que como dijo nuestro presidente en una conferencia: “Cada vez que el Sevilla pierda un partido en la entidad deber haber una crisis institucional”. No se trata de mentar ruina por mentarla ni de ser agorero. Sino de ver hasta que punto ha evolucionado nuestro entrenador hasta convertirse en digno pastor de unas ovejas de Champions League. Jiménez llegó al banquillo del primer equipo diciendo que no iba a rotar a la plantilla porque sus convicciones como técnico se lo impedían. Casi dos años después se ha dado cuenta de que es necesario hacerlo, primero para dar descanso y segundo para mantener enchufada a toda la plantilla con la que se quiera contar. Ahora sólo falta ver hasta que punto sabría mantener todo esto que hace con las victorias, pero dándose un resultado negativo en Bilbao. Un paso en falso de nuestro míster volvería a traer las dudas, las críticas y los debates, así que, Manolo: Pase lo que pase, lo que está bien no se toca aunque por estadística falle alguna que otra vez.

De momento estamos ahí, terceros, por detrás de dos equipos a los que sólo les falta el reto de ponerse por delante en el marcador antes de que empiecen los partidos. Es como si vivieran en una primera ronda de Copa eternamente. Estadios llenos y equipos que buscan dar la campanada de su vida con un triunfo ante el Real Madrid o el Barcelona, pero que a los cinco minutos pierden por dos goles y su gozo, a un pozo. Por eso hay que sumar todo lo posible antes de que nos crucemos con uno de estos mastodontes que quiebren nuestros cimientos. El Real Madrid, por cierto, ya está cerca en un partido “Sólo para abonados”, como decía el Canal Plus antiguo. El que no lo sea, que vaya soltando los 110 € para ver a cuatro modelitos. A mi no me compensaría.

Por detrás, magnífico panorama con Villarreal y Atlético en puestos de descenso y con un Valencia sumido en una mini-crisis de juego, resultados y relación entrenador-jugador franquicia. Algo no pinta bien por el Turia.

El auditorio de la Cartuja será una prolongación de San Mamés

El Sevilla FC ha atendido a la petición de sus aficionados, que en un gran porcentaje se han visto privados de viajar a la semifinal copera por falta de entradas. Aunque será más difícil que desde aquí llegue ese aliento, el ayuntamiento habilitará el Auditorio de la Cartuja para que los aficionados sevillistas podamos vivir todos juntos el partido que nos puede catapultar a otra final. El recinto, renombrado hace unas fechas como Auditorio Rocío Jurado, está emplazado en el Camino de los Descubrimientos s/n, en la Isla de la Cartuja y justo detrás del monasterio.

Sólo será necesario mostrar el carné de abonado para entrar de forma totalmente gratuita, y se desconoce si los no abonados podrán acceder una vez que esté claro que no haya lleno. Nos parece una bonita iniciativa para que no sólo sea Bilbao la ciudad que se vuelque con esta trascendental eliminatoria. Esperamos que los allí presentes vuelvan a revivir esas sensaciones de Eindhoven, Glasgow, Mónaco o Madrid, pero ojalá que no sea más que un aperitivo para lo que se avecina.

Athletic Club 1; Sevilla FC 2. ¡¡ De mamazo, señores !!

Volvimos a ver a la versión “deluxe” del Sevilla en la antesala del gran partido copero entre estos mismos equipos. Mientras que Caparrós decidió reservar a todo su once a excepción de Amorebieta, Jiménez dejó únicamente en barbecho a Jesús Navas, que no fue necesario para doblegar a los bilbaínos con toque y pegada. El próximo miércoles hubiese valido este mismo resultado, pero seguro que las cosas no serán tan fáciles. En resumidas cuentas, ha sido un partido de mamazo (Caparrós dixit).

Vodpod videos no longer available.

De mamazo Kanouté con sus dos golazos. ¡¡Qué manera de pinchar los balones en cada control!!. El primero a pase de un grandisimo Mosquera y el segundo y definitivo a pase de Romaric. Tener en tu equipo a un crack como el maliense es todo un lujo para deleite y disfrute de los aficionados.

De mamazo Romaric. Jugando, mandando,templando y sobre todo, corriendo. Qué manera de correr el costamarfileño. En el 93 ha robado un balón a un delantero rival ganándole en velocidad. Qué derroche de juego y de fisico. Espero que no lo pague el miercoles.

De mamazo Perotti. Vaya desparpajo el del chaval. Cómo encaró, como dribló y como se fue de su par cada vez que quiso. Otro diamante en bruto recien extraido de las minas de la carretera de Utrera. Ahora toca pulirlo.

De mamazo Mosquera. Uno de los partidos mas completos  que le he visto. No solo se suma  al ataque sin complejos sino que pone centros con GPS, como el del primer gol a Kanouté. Siempre controló a su par y a diferencia de otras veces, no pasó apuros. A ver si Manolo Aguilar le reconoce de una vez los méritos al colombiano.

De mamazo Manolo Jimenez. Así quiero ver jugar a mi equipo. A por el partido desde el minuto 1 y sin especular. En los partidos se puede empatar, ganar o perder pero sin duda la actitud es un factor clave. En este blog hemos criticado muchas veces al técnico sevillista pero hoy hay que aplaudirle. El equipo nunca se encerró y buscó la victoria con ahínco. De nuevo Manolito Aguilar, ese señor que parece tener una vendetta particular con el Sevilla a pesar de su sevillismo, manifestaba al descanso que el equipo había hecho una pésima primera parte. Yo no sé que partido ha visto este hombre. Hoy Jimenez ha hecho un planteamiento valiente y ha obtenido su justa recompensa, le pese a quien le pese. Cuando se pierde pierden todos y cuando se gana ganan todos, incluido el entrenador.

Finalizado el apartado de destacados, me gustaría felicitar una vez mas a Don Andrés Palop. Si bien tuvo un fallo en el gol del Bilbao, no es menos cierto que salvó el partido en los minutos finales cuando en un mano a mano con Toquero le sacó el remate in extremis con el pié derecho.

Muy bien tambien el árbitro Mateu Lahoz. En ningún momento sucumbió a la presión de San Mamés. Impecable su arbitraje. Ojalá, el miercoles nos hagan un arbitraje tan equitativo pero dudo mucho que el estómago agradecido de Mejuto Gonzalez mantenga el tipo como lo ha hecho su compañero. Lo estoy viendo pitando el Español-R. Madrid y me está dando miedo. Este tio es un amante del pesebreo y será dificil que le haga el feo a Villar de permitir que su equipo sea eliminado. Al tiempo.

En el apartado negativo, la realización de La Sexta. No sé si estaban ensayando nuevas tomas al estilo del carrito del Plus, pero se han lucido. Mas de dos y mas de cuatro jugadas de peligro nos las hemos perdido por empeñarse el realizador en sacar primeros planos estando el balón en otro extremo del campo.

Habrá quien diga que el Bilbao ha salido con los cachorros en lugar de con los leones. Y es verdad; pocos de los que han jugado hoy repetirán el miercoles, pero yo digo, afirmo y asevero que jugando como hemos jugado hoy y contando además con la participación de los Adriano, Navas y Luis Fabiano tenemos muchas posibilidades de pasar a la final. A muerte con el equipo el miercoles que nos espera Valencia.

Jugaron: Palop (2), Mosquera (3), Dragutinovic (2), Squillaci (2), Navarro (2), Fazio (1), Duscher (2), Romaric (3), Perotti (3),  Capel (1), y Kanouté (3). En la segunda parte tambien participaron Renato (1), Acosta (1) y Konko (1).

Rotaciones sí, pero ¿hasta que punto?

Después de un mesecito sin partidos intersemanales, el choque liguero del próximo fin de semana vendrá  acompañado de otro en jornada de miércoles. Como ya ocurrió hace dos eliminatorias con el Deportivo, repetiremos rival consecutivamente con el Athletic y en el mismo escenario.

Con esto, se reaviva el tema de las rotaciones, de si merece la pena dejar el once titular reposando o si hay que ir a por todas en ambas competiciones. Está claro que unas semifinales coperas no se juegan todos los años y que el Athletic no tiene ahora mismo objetivos ligueros. Parece claro que Joaquín Caparrós reservará y mucho para el segundo round, pero ¿qué debería hacer Manolo Jiménez?

Lo que parece claro es que, en mayor o menor medida habrá rotaciones. No tanto para esconder cartas de cara al choque más decisivo (a Caparrós no se le pueden ocultar demasiadas cosas de este equipo), sino más bien para conseguir frescura en los futbolistas claves. Lo que parece más claro es que Kanouté y Llorente dejarán a sus equipos sin las “torres guía” en el partido del sábado. Acosta y Perotti cobrarán protagonismo en nuestro ataque, mientras que Fazio, Duscher, Maresca, Romaric y Renato serán suficientes para repartirse los como mínimo 180 minutos en la medular. Adriano y Capel y alguno de los argentinos echado en banda servirán para ocupar las bandas junto a Navas, mientras que en la zaga hay recambio en los laterales pero no en el centro, pues Escudé queda descartado. Eso sí. Fazio, llegado el caso, podría retrasar su posición para encargarse de Llorente.

Incluso se viene comentando que Palop podría descansar el fin de semana dadas las garantías ofrecidas por Javi Varas cuando ha sido necesario. Aunque es lo que menos importa ahora, eso alejaría al valenciano del tan comentado trofeo Zamora, pero se evitaría cualquier lesión o una traicionera roja que le dejaría sin sitio en la semifinal.

Al menos, la recuperación de una parte de los lesionados servirá para no cargar a determinados futbolistas, que podrán afrontar el miércoles con más garantías de llevarnos a Valencia. Ahora bien, Caparrós ya se ha encargado de que el césped sea sometido a una especie de “cambio radical” para la Copa, evitando así nuestro juego de toque. Será algo parecido aunque esperemos que no tan claro, a lo que en su día hizo el Chelsea de Mourinho ante el Barcelona en Champions. Ojalá a los bilbaínos les de el mismo resultado.

¿Qué opinais de las rotaciones?¿Deben ser tan radicales como se viene anunciando en la prensa?¿Tirará Caparrós de pillería y convertirá San Mamés en un patatal?

Sevilla FC 2; Athletic Club 1. ¡Qué buena esa, gasshego!

Qué inyección de cara al sábado. Nuestro Sevilla se ha llevado el primer asalto de las semifinales coperas en un partido tan vibrante como el de la vuelta de cuartos. El guión, de hecho, fue prácticamente el mismo con el estreno de Lautaro Acosta por la puerta grande. Aunque habrá que pasarlo muy mal en la vuelta, primero queda un mes para pensar en ello, y segundo, la templanza de un equipo acostumbrado a finales no puede ni debe ser la misma que la de otro que se juega 25 años en noventa minutos.

Eso sí, primero tocó sufrir. De nuevo y por quinto partido consecutivo, el Sevilla comenzó un partido por detrás en el marcador. Eso sí, antes del gol de Llorente el equipo salió con algo de convicción, pero la bien plantada escuadra bilbaína y el estado del césped se encargaron de aplatanar nuestro juego. De hecho, el partido se retrasó quince minutos dado el estado del verde, que no se repuso hasta la segunda mitad. Tuvo que ser el maldito balón parado, otra vez, el que nos hiciera bajar la cabeza en el 43′. Corner a la olla y allí Llorente pone la cabeza para aprovechar la mala salida de Palop, que antes se había lucido en un par de ocasiones. El Sevilla también pudo adelantarse y tuvo más el balón, pero sólo Romaric con un cabezazo al larguero ilustró esa intención.

La segunda parte tuvo dos condicionantes principales. En primer lugar, el agua se marchó en gran porcentaje y permitió al equipo hacer su juego. Por otro lado, Acosta entró y no tardó en cambiar el panorama. Aunque se le veía algo nervioso con la bola en los pies, abrió el campo y creó los tan necesitados huecos en un ataque hasta entonces demasiado enrevesado. A las bravas y con todo, Duscher empató en una jugada de garra que se resolvió en el cuarto rechace y con tres defensas bajo los palos.

La insistencia sevillista hacía pensar en una pronta remontada, pero Caparrós supo parar la avalancha con cambios y parones en el ritmo del partido. En el Sevilla ya no estaba Adriano, cambiado justo antes del empate por Capel. Quedaba media hora y el Athletic apenas llegaba, mientras Acosta seguía intentando surtir a sus compañeros de balones de gol. Estaba más cerca el 2-1 sin duda y más lo estuvo cuando Velasco Carballo pitó penalti sobre Kanouté en el 83′. El francés lo lanzó bien y ajustado, tanto que se estrelló en el palo derecho de Iraizoz. A partir de ahí fin de la jugada, pues no está permitido volver a jugar el balón sin que otro futbolista lo toque.

Jarro de agua fría que permitió a los leones lanzarse a la contra, incluso Iraola estuvo a punto de chafarlo todo con un cabezazo casi certero. Pero era la noche del tango y Acosta no podía faltar. Minuto 92, el Laucha recibe un balón dentro del área y lanza con todo y efectúa la remontada. Dos a uno y una pena que la moral no dure hasta la vuelta. Eso sí, sería importante aprovechar la inercia para un derbi que se presume calentito. ¡Que así sea!

Para terminar, valorar muy positivamente la evolución de Aquivaldo Mosquera. El colombiano está cada vez más confiado y es fácil verlo en el desmarque y rematando balones en el área. Necesario se hace que se consolide en un lateral derecho muy dubitativo en lo que va de temporada.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Mosquera (2), Escudé (2), Squillaci (2), Fernando Navarro (2), Romaric (2), Duscher (2), Adriano (1), Navas (3), Renato (1), Kanouté (2). También jugaron: Acosta (2) y Capel (1).