Vaya noticia para empezar el año

Viaja ahora mismo el Sevilla para Madrid donde mañana estrenará el 2010 midiéndose a un Atlético de Madrid sin Agüero, entre otras muchas bajas. Pero para baja la que acabamos de conocer hace escasos minutos, la del lateral recién fichado Sergio Sánchez. Esta vez el problema no es que la lesión sea para unas semanas ni para unos meses. Lo verdaderamente chungo del tema es que no hay plazo, por lo que Sergio deja los entrenamientos de manera indefinida hasta que puedan dar con su problema cardíaco, que convierte en peligrosa la actividad física de alto nivel que venía realizando hasta ayer. Por desgracia, justo cuando más críticas estaban recibiendo los servicios médicos de nuestro club, estos han tenido que advertir de la presunta gravedad del tema. Aún así, no queda más remedio que “alegrarse” de que la afección sea encontrada en unas pruebas preventivas y no a posteriori, como trágicamente ocurrió en el caso de nuestro Antonio Puerta y del antiguo compañero del propio Sergio Sánchez, Daniel Jarque.

Sergio ha viajado a su Mataró natal para estar con su familia en tanto en cuanto se le realizan más pruebas que ayuden a detectar el foco del problema y erradicarlo. Ójala no ocurra como con otra de las jóvenes promesas de nuestro fútbol, el madridista Rubén de la Red, a quien ningún médico es capaz de darle el alta al no saber exactamente lo que provocó aquel desvanecimiento a finales de 2008. Afortunadamente, que sepamos, Sergio Sánchez no ha tenido ningún problema físico derivado de este problema, por lo que se entiende que al haber sido advertido por unas pruebas físicas, el diagnóstico debe estar, en principio, algo más esclarecido.

Desde este blog deseamos la pronta recuperación de nuestro futbolista aunque a la vez esperamos que no se escatime en tiempo ni recursos para que regrese con todas las garantías.

Osasuna 0; Sevilla FC 2. Tres puntos y punto

Planteamientos similares los exhibidos esta noche por ambos equipos a pesar del desequilibrio en el resultado. Exceso de pelotazos al cielo en defensa para quitarse el balón de encima y todo apostado al juego por bandas para que los delanteros resolvieran. ¿La diferencia?; no es lo mismo que en tu equipo juegue Pandiani a que lo hagan Kanouté y Negredo.

Dieciseis años llevaba el Sevilla sin ganar en Pamplona y hoy, de la mano de Jimenez, se ha roto el maleficio. Partido feo pero tremendamente práctico por parte de los nuestros. Jugado de manera inteligente, sin entrar al trapo del juego bronco que acostumbra a utilizar Osasuna. El público lo ha protestado absolutamente todo. Sin razón en el 99% de las ocasiones pero daba igual. Han reclamado una mano inexistente de Adriano en la jugada del primer gol y varios penaltis en el área sevillista que solo han existido en la mente de los espectadores de El Reino de Navarra. No tardaron en aparecer los pitos y cánticos  acordándose de la señora madre de Clós Gómez, pero el árbitro mantuvo en todo momento una entereza nada normal en los campos norteños. No me extraña que se quejen de malos arbitrajes en Pamplona teniendo en cuenta donde ponen el listón.

Salía el Sevilla con una alineación muy renovada respecto al partido de champions. Extrañaba la presencia en el once inicial de Drago que no se había estrenado hasta el momento. El centro del campo era confiado a dos todoterrenos  como Zokora y Lolo. Por cierto, muy bien el canterano. Cubriendo mucho campo y jugando siempre el balón con sentido. Duscher lo tiene color de hormiga para recuperar el puesto. Muy bien las bandas con un rapidísimo Adriano y un Perotti que no deja de sorprender. El argentino ha vuelto a ser la pesadilla de su par y tiene una cantidad impresionante de variantes de penetración. Arriba, Negredo estaba como en éxtasis trás hacer el primero como sevillista y Kanouté que no apareció en todo el partido se bastó con cazar una pelota al borde del área y enchufarla trás jugarse la pierna ante la plancha malintencionada de un defensa navarro. Dos arreones, dos goles y “pallá”. Jimenez sigue apostándolo todo a la pegada descomunal de los delanteros y al igual que contra el Unirea, se demuestra que con la llegada de Negredo sí hay alternativa en el ataque. Hoy, tal y como vaticinaba en la prévia no hemos echado en falta al mejor delantero centro del mundo (Petrescu dixit).

Como avanzaba al inicio de la crónica, el juego que ha practicado hoy el equipo no ha sido bonito pero ahí están los puntos. La asignatura pendiente sigue siendo el juego combinativo por el centro. La distancia entre centrocampistas y delanteros sigue siendo excesiva y el círculo central parece ser un campo minado por el que resultara peligroso vehicular el balón. A pesar de esta carencia y mientras los de arriba continúen con la dinamita a punto, los resultados  seguirán sonriendo y la masa social calmada y unida. Que sea por mucho tiempo.

Así les vimos: Palop (2); Sergio Sánchez (2); Squillacci (2); Dragutinovic (1); Navarro (1); Zokora (2); Lolo (3); Perotti (3); Adriano (2); Kanouté (2) y Negredo (2). Koné (1) Navas (s.c) y Capel (s.c.) participaron en la segunda parte.