Sevilla FC 2-Deportivo 1. Poca recompensa para los méritos contraídos

Durante los primeros veinte minutos me temí lo peor. El juego sevillista era horizontal, sin profundidad. Maresca jugaba siempre hacia atrás y por contra, el Dépor presionaba muy arriba, en la linea divisoria de los campos y no dejaba maniobrar a los nuestros. Palop hizo un paradón en el 16 que tenía todas las papeletas para convertirse en el primer jarro de agua fria de la gélida noche.

Pero poco a poco fuimos ganando en verticalidad. Capel volvía a ser el extremo desequilibrante y generador de peligro y de tarjetas para los contrarios. Incluso tuvo dos ocasiones claras de hacer gol que no lo fueron por verdadera mala suerte, especialmente un remate sin dejarla caer a centro de Navas que se marchó ligeramente fuera.

Navas, en su línea, encarando, desbordando y centrando una y otra vez. Su par, Laure no sabía qué hacer para pararle. Jugando de esta forma, el gol tenía que llegar. Y llegó. Falta en el minuto 30. La saca Luis Fabiano, el portero que da un pasito a la derecha y el balón que entra por el sitio donde un segundo antes estaba el portero. 1-0.

Con todo el público expectante y temiendo el habitual paso atrás que suele dar el equipo cuando se pone por delante, nos llevamos la agradable sorpresa de que no solo no se repliega sino que continúa martilleando el área contraria. Y de nuevo, en otro zarpazo, esta vez de Kanouté llega el segundo en el minuto 40. 2-0 y la eliminatoria que se ponía de cara.

En la reanudación, el equipo siguió empujando y buscando el tercero. Luis fabiano de tiro y Crespo con Maresca mas tarde lo tuvieron en sus botas. Así una y otra vez, creando ocasiones a pares, sin conseguir perforar las redes pero con una actitud “de mamazo”.

Con todo perdido y a falta de 15 minutos para el final, Lotina mueve los peones y da entrada a toda la artillería disponible. Y justo cuando mejor lo estábamos haciendo llegó el mazazo. Jugada trenzada del Dépor con pase a la derecha a De Guzmán, este que la pone rasita al área pequeña y el recien entrado Omar Bravo que la empuja a la red. 2-1 y el castillo que se nos cae. La defensa estuvo un poquito dormida en esta jugada, especialmente Crespo que dejó todo el pasillo libre a De Guzmán.

A partir del gol del Dépor el Sevilla lo siguió intentando. Adriano tuvo dos ocasiones impresionantes que no entraron porque los duendes de Nervión jugaban hoy en nuestra contra. La segunda, un tiro fenomenal que se estrelló en el larguero. Una verdadera lástima.

Este resultado me deja cabreado pero a la vez contento por el cambio de actitud que ha tenido el equipo. Y me voy a mojar. Estoy convencido de que si el Sevilla juega con esta actitud en Coruña, la eliminatoria nos la llevamos seguro.

A por ellos si o si.

Alineación: Palop(2), Crespo(1), Escudé(2), Squillaci(2), Fernando Navarro(2), Maresca(1), Duscher(1), Navas(3), Capel(2), Luis Fabiano(2) y Kanouté(2). En la segunda parte participaron tambien Renato(1) y Adriano(2).