Sevilla FC 2; Valencia CF 0. Lo mejor, el resultado.

Los aficionados que gusten del buen juego no habrán salido hoy muy contentos. Por el contrario, aquellos otros que valoran sobre todo el resultado, están de enhorabuena. Hoy hemos visto un claro ejemplo de porqué está instalado el debate en el seno del sevillismo.

No respondió el partido a lo que se esperaba, ni por parte del Sevilla ni por la del Valencia. Pocos dirían que estos equipos son dos de los gallitos de la mejor liga del mundo a tenor de lo visto hoy. Para ayudar, el césped estaba muy irregular y el balón parecía un conejo, con botes contínuos en zigzag. El viento, tan común en la costa gaditana tampoco ayudaba en absoluto a generar un juego vistoso.

Con todos estos inconvenientes de salida se inició el partido. Formó el Sevilla con Palop, konko, Squillacci, Drago, Navarro, Duscher, Zokora, Perotti, Capel, José Carlos y Kanouté. Luis Fabiano se quedó en Sevilla por unas molestias que sintió apenas su avión, procedente de Estonia, sobrevoló el Parque Alcosa. Además del brasileño, faltaron a la cita su compatriota Renato tambien por problemas físicos y Romaric por problemas de visado en Tunez durante su retorno del partido con la selección de Costa de Marfil. Otro que faltó a la cita fue Chevantón, que lleva tres partidos sin ser convocado. O tiene hecho un traspaso o algo muy gordo ha debido pasar  porque de lo contrario no entiendo cómo van a vender la burra si no juega.

El primer tiempo fue de bostezo absoluto. Ni una sola jugada decente por ambos bandos aunque las pocas ocasiones de peligro fueron del Valencia. Casi todas las faltas sevillistas fueron lanzadas por José Carlos. Capel jugó como viene siendo demasiado habitual a banda cambiada y como es lógico, ni la olió. Perotti y José Carlos se pisaron el terreno más de una vez por banda izquierda y no fui capaz de adivinar la posición que Jiménez le encargó a cada uno.

Los mejores de este periodo sin duda alguna, Zokora y Palop. El africano se perfila como un fijo en las alineaciones. Su presencia permanente ayuda mucho al equipo y la da equilibrio al centro del campo. Ya solo falta alguien que sea capaz de levantar la cabeza y ponerla a los delanteros. Palop por su parte paró todo lo parable. Salvó un gol a tiro de Baraja cuando se colaba por la escuadra.

Konko, salió de titular. Mucho se está hablando de que el club lo tiene en el mercado por su bajo nivel de implicación. Hoy no es que haya hecho un partidazo pero al menos ha cumplido. Incluso se permitió una subida recorriendo el campo de área a área que no culminó en centro porque le fallaron las fuerzas al final. A Sergio Sanchez, la otra incorporación de este año, no pudímos verle aunque estaba en el banquillo.

Cuando ya nos íbamos al descanso, Jiménez debió decirle algo al árbitro Paradas Romero y este le expulsó sin mediar advertencia. Ganas de salir en la tele y de tener su minutito de gloria, eh señor colegiado?.

En la segunda parte se produjo el típico carrusel de cambios. Salieron Koné, Adriano, Lolo, Duda, Acosta y Fazio. Será casualidad pero fue expulsar a Jiménez y empezar el Sevilla a carburar. En el minuto 3 de la reanudación, pared entre Kanouté, Perotti y Adriano, este último que se escapa por la banda y a la salida de César se la cuela por arriba. 1-0. Gol similar al primero de Glasgow pero por la banda contraria. ¡Ay, cuando volverá otro Glasgow!

A partir de aquí, el Valencia se lanza en busca del empate pero Palop estuvo simplemente inconmensurable. Villa, que también salió en la segunda parte, tuvo tres ocasiones que fueron atajadas por el gran portero de la Alcudia. El juego siguió siendo irregular pero al menos vímos algunas buenas paredes por la banda derecha con Adriano en plan estelar. Si de mi dependiese, Adriano debería jugar siempre. Los brasileños son los que ponen la calidad, algo de lo que un equipo que aspira a todo -Jimenez dixit- no puede prescindir y que ningún planteamiento puede justificar.

Cuando parecía que el partido acabaría con el uno a cero, se produce una falta sobre Acosta. Por cierto, otro partido en blanco de Acosta. La falta la saca de rosca interna Duda y Koné que venía de fallar algunas ocasiones claras la manda de cabeza a las mallas haciendo el 2-0. Eso me pasa por escribir un post dándole caña al marfileño.

Resumiendo: si pretendíamos sacar algunas conclusiones, chungo. Es de las pocas veces que a punto de empezar la temporada no se perfila una alineación clara. Fijos para mí son Palop, Adriano, Squillacci, Escudé, Zokora, Renato, Kanouté y Luis Fabiano, este último siempre que se juegue con dos delanteros, que debería ser siempre, teniendo a estos dos monstruos en plantilla. Para el resto de puestos existen multitud de combinaciones. Lo que sí se perfila claramente es la forma de enfocar los partidos. Como ya vímos durante toda la temporada pasada, en las primeras partes el equipo se dedicará a controlar. La prioridad no será marcar, será no encajar. En las segundas se irá a por los partidos pero sin perder la cabeza y cuidando muy bien la retaguardia, que mas vale un 1-0 que un 4-3. Y de “jogo bonito” no esperemos mucho. En definitiva, Jimenez sigue fiel a su línea que tan buenos resultados le está dando aunque muchos no comulguemos con las formas.

Mañana a las diez la gran final contra el Dépor. Nos vemos después. Pero antes, me voy a mojar y os voy a dejar la que creo será alineación titular :

Palop; Sergio Sanchez, Escudé, Squillacci, Navarro, Zokora, Romaric, Adriano, Perotti, Alfaro y Kanouté.

Sevilla FC 0 – Valencia CF 0; Empate a todo en Nervión

Llegaron al estadio empatados a puntos, siguieron mostrando esa misma igualdad sobre el césped, y con la misma puntuación se fueron al vestuario. Poco más dio de sí un partido en el que se esperaba mucho de ambos espadas, pero en el que quedó patente que la verdadera liga para el Sevilla llega en el próximo mes.

El inicio de los blancos no fue muy diferente al que Jiménez nos tiene acostumbrados. Poca fluidez en mediocampo e internadas de Navas por la banda derecha. En esta ocasión el de Los Palacios no pudo servir ningún balón de gol a Kanouté ni Luis Fabiano, a quienes no les faltaron ganas pero sí la suerte.

El Valencia, mejor colocado, comenzó atosigando al Sevilla en campo contrario, pero acabó la primera parte sufriendo y percatándose de que el empate era un buen resultado.

El cuestionado Mosquera estuvo correcto, e incluso se permitió el lujo de hacer subidas y desbordes. Aunque bien es cierto que un error suyo pudo costar la desventaja antes del descanso cuando Mata le desborda con mas facilidad de la debida y lanza milagrosamente fuera pegado al poste.

En la segunda parte se esperaba el típico arreón sevillista. Sin embargo, este no llegó y la paridad entre los dos contendientes siguió marcando el desarrollo del partido.

A tanto llegó la buena disposición defensiva del Sevilla, que Villa acabó aburrido buscándose la vida en el centro del campo. Jiménez tardó más de la cuenta en realizar los cambios, en los que como de costumbre no sorprendió. El primero sí que llegó en el 46, suponiendo la entrada de Maresca por Duscher. Además metió a Capel para dar más frescura a la banda de Adriano, pero el de Albox sigue sin ser el de antes de la lesión.

Al final, casi por completar el carrusel de cambios pero sin tiempo, Renato ocupó el sitio de un fatigado Romaric, quien puso un par de balones en profundidad que bien podrían haber tenido el mismo efecto que en Getafe de no mediar en este caso una muy buena defensa valencianista.

En los últimos minutos los dos equipos tuvieron su ocasión, por lo que pudo ganar cualquiera. Pero lo justo era un empate que deja a los dos con 24 puntos, dos más lejos del Madrid, al que por cierto volvieron a regalarle dos puntitos por un clarisimo penalti en contra no pitado. Efecto colateral Mijatovich, se llama eso.

Y hablando de árbitros, el tal Teixeira Vitienes que nos pitó anoche debió mandar a la caseta a Marchena por la reiteración de faltas. Una vez mas, nos hicieron un arbitraje sibilino que encrespó a los aficionados hasta el punto de hacer aflorar los pañuelos. Si siempre le pita aigual al Valencia no nos extraña en absoluto que los chés no hayan perdido hasta ahora con semejante personaje.

En cuanto al equipo, muy bien toda la defensa, mejoró el centro del campo con la entrada de Maresca y sin punch esta vez en la delantera. Yo soy de los que opinan que jugar con dos delanteros no siempre garantiza mas goles y ayer era un dia para meter a  Renato y jugar con un solo punta. Emery trazó una tela de araña fenomenal que maniató a los nuestros. Pero claro, si Jimenez sale con un solo punta, siempre habría alguien que dijera que no había salido a por el partido.

Esto es sólo un anticipo de lo que le espera al Sevilla. Sin ir más lejos el sábado viene Alves con su tropa, de los que mañana podrían separarnos hasta siete puntos.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Mosquera (2), Squillaci (3), David Prieto (3), Fernando Navarro (3), Romaric (2), Duscher (1), Navas (2), Adriano (1), Luis Fabiano (2) y Kanouté (1). Minutos también para Maresca (2), Capel (1) y Renato (s.c)