El Sevilla Femenino comenzará la 2ª fase en casa ante el Real Jaén

Tras la reunión del comité en la sede de la RFEF, esta tarde se han dado a conocer los calendarios de la 2ª fase de la Superliga Femenina de fútbol. Tal y como indicamos el pasado fin de semana, nuestras chicas han sido incluidas en el grupo B, que al igual que el C servirán para dilucidar a seis de los equipos integrantes de los octavos de la Copa de la Reina (los tres primeros de cada grupo). En cuanto al grupo A, tendrá en juego el título liguero con una final entre los dos mejores. Ambos reservarán sitio para cuartos de final de copa, mientras que los seis restantes jugarán desde octavos.

El calendario del equipo sevillista, que como decimos tendrá que quedar entre los tres primeros para cumplir su objetivo, incluye a tres viejos conocidos de la primera fase (At. Málaga, Real Jaén y Sporting Huelva), por lo que sólo habrá tres desplazamientos largos: Eibar, Oviedo Moderno y el Estartit gerundense. Incluso el rival en el debut volverá a ser el Real Jaén como en la primera fase, aunque en esta ocasión en casa. Los enfrentamientos son los siguientes:

JORNADA 1: Sevilla FC – Real Jaén (10/01/2010)
JORNADA 2: L´Estartit – Sevilla FC (17/01/2010)
JORNADA 3: DESCANSA (24/01/2010)
JORNADA 4: Sevilla FC – SD Eibar (31/01/2010)
JORNADA 5: Sporting Huelva – Sevilla FC (04/02/2010)
JORNADA 6: Sevilla FC – Oviedo Moderno (14/02/2010)
JORNADA 7: Atlético Málaga – Sevilla FC (21/02/2010)

JORNADA 8: Real Jaén – Sevilla FC (28/02/2010)
JORNADA 9: Sevilla FC – L´Estartit (07/03/2010)
JORNADA 10: DESCANSA (14/03/2010)
JORNADA 11: SD Eibar – Sevilla FC (21/03/2010)
JORNADA 12: Sevilla FC – Sporting Huelva (11/04/2010)
JORNADA 13: Oviedo Moderno – Sevilla FC (18/04/2010)
JORNADA 14: Sevilla FC – Atlético Málaga (25/04/2010)

Real Sporting G. 0; Sevilla FC 1. Media inglesa aunque sea a la inversa

Importantísimos tres puntos para el Sevilla en un estadio invicto desde hacía ocho meses. A pesar de no hacer ni mucho menos un buen partido, volvió a bastar con la pegada de los atacantes titulares. En este caso fue Kanouté el que culminó una espectacular jugada que comenzó Navas a los diez de juego. El pinchazo del Valencia nos devuelve a la tercera posición, techo objetivo del equipo a día de hoy. Además se vuelve a cumplir la particular media inglesa que sigue el Sevilla: dos empates y dos triunfos en las últimas cuatro jornadas, aunque los triunfos hayan llegado fuera y los empates en casa.

Salió bien el equipo, con frescura y ganas de probar a Juan Pablo desde el principio. Importante esta circunstancia ya que el Sporting, si le dejas, te aprieta de principio a fin. Eso es lo que acabó pasando casi en los tres últimos cuartos de partido, pero nos valió con el dominio del primero para solventar el envite. Contribuyó y mucho en ello la vuelta de Adriano, que más que vuelta ha acabado siendo visita de las cortas porque se ha vuelto a lesionar y no sabemos para cuanto tiene. Al menos su sustituto Marc Valiente estuvo a la altura y aunque entró algo acelerado y vio amarilla, supo aguantar bien hasta el final.

Un equipo compacto como el Sporting sabe tapar bien el mediocampo, lo que contribuyó a que Romaric y sobre todo Zokora estuviesen algo menos activos. Eso sí, Navas y Perotti se dieron un festín por las bandas y por momentos recordaron a ese Sevilla que enamoraba y mareaba a los rivales desde el cero hasta el noventa. Quizás no tengamos eso ahora, pero tenemos un equipo que aprovecha la que tiene y permanece seguro para llevarse los tres puntos donde quizás antes no pudiera. Mucho menos bello pero infinitamente más efectivo.

En la segunda parte los locales fueron adquiriendo cada vez más posesión y llegada, pero sólo en un par de situaciones puntuales llegó el Sevilla a temer por dos de los puntos que acabó logrando. Koné dejó sitio a Negredo pero ninguno de los dos ha roto su dinámica y deberán seguir viendo vídeos de Luis Fabiano y Kanouté. El equipo vuelve al trío de cabeza pero bien haríamos en no mirar, de momento, más allá. Sobre todo porque el sábado viene el Getafe, otro a de los que en teoría deberíamos vapulear en casa, como al Málaga y al Valladolid…

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Adriano (1), Konko (2), Dragutinovic (1), Fernando Navarro (2), Zokora (1), Romaric (2), Jesús Navas (2), Perotti (2), Kanouté (2) y Koné (1). También jugaron Valiente (2), Negredo (1) y Renato (s.c).

Real Sporting 1; Sevilla FC 0. Ni con uno más y sin ideas (vol. 2)

Viene diciendo Manolo Jiménez desde hace tiempo, que dadas las circunstancias este equipo no puede rotar. Dicho y hecho: rotó y  se la pegó ante un Sporting que jugó una hora en inferioridad numérica. Como contra el Racing hace una semana, el equipo quiso ganar por acumulación de efectivos arriba, pero está visto que sin crear este equipo no sabe.

Jiménez sorprendió, aunque cada vez le cuesta más hacerlo, con Romaric como mediapunta y dos medioscentros de destrucción. Con todo esto, lo que se esperaba. El Sporting salió a por todas y nosotros ni olíamos a Lafuente. No tardaron en ponerse bien las cosas para los de casa con un claro penalti por manos de Escudé, al que tras atrapar el balón sólo le faltó levantarse y sacar de puerta con un voleón. Bilic lanzó y Palop volvió a adivinar para que tardásemos algo más en hacernos a la idea. Pero con un centro del campo poco avispado, los asturianos llegaban y llegaban sin excesivos problemas. Cuando a un buen centro se le une un defensa propio  de la liga canadiense, el resultado es un gol de Diego Castro a los diecisiete. Carmelo la puso de cine desde la derecha, pero Crespo no supo  que pierna mover para intentar el despeje, por lo que vendió a Palop en el único gol del partido.

Todos los caminos llevaban al segundo gol del Sporting, pero Megía Dávila no se amilanó a la hora de enseñar la roja a Canella por entrada criminal a Capel. Aquí empezó el singular recital de bajeza de la afición local, que nunca supo estar a la altura de sus jugadores. Con uno más se abría el mismo panorama de la jornada anterior, y para nuestra desgracia el desenlace también volvería a repetirse. Un centro chut de Navas y un doble disparo al muñeco de Cheva pudieron equilibrar al descanso, pero el uno a cero ya era suficiente.

Con la correspondiente primera parte tirada como viene siendo habitual (4º partido seguido encajando primero), Jiménez se desdijo de sus ideas de rotación y sacó a Kanouté. El malí tuvo algunas pero sin centro del campo sólo existía la vía del voleón y el posible remate. Capel, cada vez más pitado por una grada que no devolvía los balones, se acabó apagando y la posterior salida del Laucha aportó velocidad, pero todo moría en una defensa amurallada o en un portero con la suerte de cara como Lafuente.

Si se hubiesen jugado 180 minutos, el resultado que campea en el titular de esta crónica habría sido el mismo. Si Jiménez pretende eliminar al Athletic jugando así en La Catedral, más vale que el miércoles saquemos seis o siete goles de ventaja. Si alguien sigue creyendo que el lateral derecho está bien cubierto, debería dimitir de su responsabilidad en la secretaría técnica. Para tanto será la cosa, que en una noche como esta he echado de menos a Aquivaldo Mosquera. La copa debe ser un bálsamo porque los dos partiditos de Liga que hemos enlazado son para analizar más de un par de cosas.

Por último, mención aparte para Manuel Preciado. En sala de prensa ha intentado defender su teoría de que Canella no ha pegado una patada en su vida y que Capel salta por cualquier roce. Esperemos que vea la jugada en su casa, porque acto seguido se le caerá el bigote de vergüenza. Por cierto, tanto él como su segundo acabaron en la caseta.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Crespo (0), David Prieto (1), Escudé (2), Dragutinovic (1), Duscher (1), Fazio (1), Jesús Navas (2), Capel (2), Romaric (1) y Chevantón (1). También jugaron Kanouté (1), Acosta (1) y Renato (s.c)

Encaje de bolillos para la expedición a Gijón

 Si quieres ver el partido por internet, pincha en el siguiente enlace.

Más de ocho años llevaba la primera plantilla sevillista sin visitar el vetusto Molinón. Esta cifra llega a los doce si hablamos ya de Primera División. Recién eliminado de la Copa, el Sporting se verá quizás afectado moralmente ante la visita del Sevilla, pero peor nos va a nosotros si de afecciones hablamos.

Como si el asunto de las lesiones no estuviese ya bien trillado, va Luisfa y se nos da de baja durante un mesecito. Ante todo esto, Manolo Jiménez ha tenido que ponerse serio con más de uno bajo mi punto de vista. Fazio y Acosta van a Asturias cogidos por las orejas. Al menos, este último no sabía la semana pasada si tendría que pasar por el quirófano para eliminar los “sucesos paranormales” en su sano tobillo. Sin embargo, misteriosamente ya está listo para jugar. Tampoco estarán el lesionado Adriano, el defenestrado Maresca y, de nuevo me sorprendo, el recuperado Mosquera, que se queda en casa cuando empezaba a coger confianza en el lateral derecho. Además de los “argentinos olímpicos”, son novedad Crespo, Chevantón y el riotinteño José Carlos, zurdo de mucha calidad que comenzaba a despuntar en el Sevilla Atlético.

Y hablando de chavales del filial; no entendemos muy bien el carrusel de futbolistas que ha convocado ya Jimenez con el primer equipo en lo que va de temporada. Hablando de memoria el técnico de Arahal ha tirado ya de Armenteros, Carreño, Fernando, Pukki, Pouga, Cordero y ahora José Carlos. Todos ellos pasaron sin pena ni gloria en sus escasas apariciones como no podía ser de otra forma. Sin embargo, a los que realmente están destacando en el Sevilla Atco. que son Cordero y Perotti, aún no les hemos visto salvo una fugaz aparición del lebrijano en copa frente a la Ponferradina. Esto parece un casting de operación triunfo. Vale que las lesiones obliguen a echar mano del filial mas de lo necesario pero si no dan el nivel, mejor retener a de Mul en lugar de cederlo, vamos digo yo.

Pues con todo eso tendrá que dar la cara el Sevilla este domingo (televisado por Canal +), para afrontar una semana de aupa en el plano psicológico. El miércoles podría abrir las puertas de una nueva final ante un Athletic al que últimamente le tenemos cogida la medida. Pero es que después llegará el derbi, puede que ante un Oliveira que salió aplaudido del Pizjuán allá por el mes de octubre pasado.

El Athletic cierra el “top 8” copero

Con la clasificación del Athletic de Bilbao esta noche, la presente edición de la Copa del Rey ya tiene fijados los cruces de cuartos de final. Será que uno es un poco novelero, pero esta novedad de sortear desde octavos hasta la final da cierto aire de oficialidad al torneo. Una Copa poco acostumbrada a vestirse de competición seria, parece que esta temporada sí que ilusiona. Los ocho supervivientes pertenecen a la Primera División, aunque tres de ellos están en los cinco últimos puestos.

Analizando el cuadro que tenemos justo encima, podemos ver que a cada lado se disputará un partido que podría considerarse como semifinal adelantada. Valencia y Sevilla disputan sin duda el cruce más atractivo futbolísticamente hablando, pues el derbi barcelonés se antoja tenso pero muy desnivelado. Además, entre los invitados de excepción se encuentra el segundo equipo más laureado de la Copa, el Athletic de Caparrós que se las verá con el Sporting. Para terminar, duelo de equipos con ojo y medio en Liga como Betis y Mallorca.

El camino hacia la final del próximo 13 de mayo va dejando víctimas por el camino y el Sevilla quiere repetir el éxito de hace dos campañas. El primer capítulo se vivirá ya este miércoles a partir de las 21 en Mestalla, sede de la gran final dentro de cuatro meses. La Sexta ofrecerá el partido pues ha ganado el duelo a Audiovisual Sport. El cruce sevillista será para Mediapro tanto en la ida como en la vuelta, al igual que el derbi catalán. Por el contrario, en el Athletic – Sporting únicamente podrá ofrecer la ida (en el Molinón habrá pay per view). Betis y Mallorca disputarán ambos partidos ofrecidos por Digital +.

Manuel Redondo vuelve a ver la luz al final de túnel

Era el 21 de abril de 2008 y el Sevilla Atlético caía goleado en el Molinón ante un Sporting que olía a Primera. Manuel Redondo volvía a sentirse futbolista después de sobreponerse al calvario de la temida triada. Galeote vio que era el momento de volver a darle confianza, pues solo había podido disputar unos segundos en el partido anterior en casa. Desafortunadamente, en uno de esos casos en los que el destino parece tenérselo guardado a alguien, en su primera acción se lanza a por el balón y una mala caída le provoca rotura de tibia y peroné.

De eso hace ya casi ocho meses, pero Redondo sigue empeñado en ganarle la partida al destino. Este fin de semana vuelve a una convocatoria con el Sevilla Atlético. Será en Tarragona, donde el filial viaja para cumplir el expediente en su última salida de este 2008. Quizás sea pronto para que Redondo vuelva a los terrenos de juego, pero está claro que el central tiene ganas de ser alguien importante en esto del fútbol. Sólo por su tesón e insistencia ya lo merece.

La única pena es que todo este camino comenzó cuando el Sevilla Atlético se encaminaba hacia la élite, en el verano de 2007. Para Redondo todo empezará a finales de 2008, cuando competir en la categoría es casi ya una utopía para los de la camiseta franjirroja.

¡Enhorabuena, Lolo!