Tom y su misión cada vez más imposible

No, no vamos a hablar de Tom Cruise, de su mujer Katie Holmes ni de su hija vestida de gitana por las calles de Sevilla. Tampoco haremos hincapié en la presencia del actor y de su compañera de reparto Cameron Diaz mañana en el palco del Sánchez Pizjuán. Este post va dedicado a otro Tom, un Tom que no es norteamericano sino belga, y que conoce las gradas de la Bombonera mucho mejor que su tocayo. Eso sí, su césped lo ha pisado pocas veces más que el Tom hollywoodiense.

La misión de Tom de Mul es cada vez más complicada, y no sabemos si el extremo que llegó del Ajax haya preferido dejarla ya por imposible. De hecho, la “película” va ya por su tercera entrega desde que el internacional llegase a Sevilla en el verano de 2007. Desde entonces, Jesús Navas ha hecho imposible que su protagonismo en la plantilla, suba. Los primeros tiempos dejaron ver a un De Mul bastante apático, con el que parecía que no iba la cosa, pero poco a poco se fue mentalizando de que podía aportar algo a esta plantilla. Un verano más tarde llegó reconfortado de los Juegos Olímpicos de Pekín. Por fin pudimos escucharle en rueda de prensa -por cierto y abro paréntesis, ¿alguien ha escuchado la voz de Konko alguna vez?- y su magnífico español daba signos de que su integración en la ciudad y en la plantilla eran óptimos. Incluso le vimos marcar por primera vez en el Alfonso Pérez de Getafe. Aún así, la infalibilidad de Navas le hizo marcharse a su país a mitad de temporada. Estuvo en el Genk, jugó ocho partidos y marcó tres goles.

Nada de eso sirvió, por lo que Tom de Mul es ahora un “prófugo” de la plantilla. Lleva un mes en Holanda tratándose de una “eterna” lesión de aductores, tan eterna como las que pueden sufrir actualmente Fazio, Acosta o el propio Adriano Correia. Incluso se le ha dado carta blanca para que busque equipo de forma definitiva en el mes de enero. El pasado sábado cuando se incluyó a todos los disponibles en la convocatoria, se detallaron los lesionados y los sancionados y el belga ni siquiera aparecía.

La misión de este Tom sí que es imposible.

Un nuevo Tom De Mul quiere ser importante en este Sevilla

Creo que es la primera vez desde que fue presentado como jugador del Sevilla FC, que Tom De Mul ha sido el elegido para hablar en rueda de prensa tras un entrenamiento. El belga ha sorprendido a todo el mundo con un casi perfecto castellano y unas ganas enormes por triunfar en la nueva temporada. Llegado hace pocos días de Pekín, donde cuajó una gran actuación que le dejó a las puertas de la medalla, el extremo llega con la intención de tener minutos y sobre todo, de aprovecharlos: “Había algunos clubes pero no quería irme. He elegido quedarme en Sevilla y quiero demostrar que soy buen futbolista y que estoy mejorando. Los Juegos han sido una buena experiencia para mí, creo que he jugado bien y ahora quiero hacerlo aquí”.

Totalmente lanzado y contrastando con la imagen que el sevillista medio tenía de él, Tom abogó por lograr sin excusas el puesto de Champions, sin descartar la Liga: “Se han fichado a buenos jugadores y la plantilla es mejor que el año pasado. Meternos en Champions sería algo muy importante y se puede conseguir. En cuanto a la Liga, vamos a ver como se dan las cosas”.

Para finalizar, y en la misma línea, ve a Jesús Navas como un duro competidor pero no como el monopolizador del extremo diestro: “”Tengo que pelear por un puesto. Jesús Navas es un jugador importante para el equipo, pero el entrenador no puede jugar siempre con los mismos. Hay muchos partidos y va a haber minutos para todos”.

En definitiva, un nuevo Tom De Mul que espermos que explote este año como el crack en ciernes al que apuntaba tras su llegada.