Triunfo apretado en un descafeinado derbi de filiales

Antes de nada, comentar que el “corresponsal” de Sevillistas de Renault destinado a cubrir el derbi de filiales de esta mañana, desistió de tal labor al descanso del partido, cuando prefirió volver al Aljarafe sevillano para disfrutar de la espectacular nevada caída este mediodía. Por otro lado, el aguanieve, el poco público, los paraguas y el horrendo fútbol desplegado por ambos equipos no me hizo dudar y la segunda parte la he visto grabada en vídeo. Como no me deja subir el video del partido, os dejo el resumen de mi segunda parte.

En lo enteramente futbolístico, triunfo vital en cuanto a puntos pero que no deja de reafirmar que este Sevilla Atlético pasará apuros para mantenerse en Segunda B. En la primera parte apenas si dispuso de un par de ocasiones, siempre proviniente de algún rechace. Si un equipo tocaba el balón ese era el bético, aunque tampoco con demasiada soltura. Nuestro filial, acostumbrado en jugar por y para Carreño, estuvo aún más perdido en ataque que de costumbre por la ausencia de este, aunque Rodri supo hacer su juego para expulsar al verdiblanco Toni y para lograr el empate, también de un rechace, ya en la segunda parte. Sin que la igualdad se rompiese en cuanto a juego, la victoria franjirroja llegó merced a un infantil penalti del portero Razak sobre Rodri que transformó Javi Martínez. Los de Diego se colocan ahora con 23 puntos, dos por encima de los de Oli, y podrían dejar los puestos de peligro a 4 puntos de distancia.

Anuncios

El Sevilla C acaba con la racha goleando a Los Barrios

Parece que los equipos de cantera van remontando el vuelo. En este caso lo ha conseguido el Sevilla C de Ramón Tejada, que desde que comenzó el mes de noviembre sólo había conseguido un triunfo en seis partidos. El espectacular arranque lo mantenía a las puertas de la zona de una zona de ascenso que esta temporada, salvo sorpresa mayúscula, volverá a ser terreno prohibido para el segundo filial dada la situación del primero. Ayer, en la jornada intersemanal motivada por el parón de hace dos fines de semana por la selección andaluza, los blancos se impusieron por un claro 3-0 ante la Unión Deportiva Los Barrios.

La cuenta la abrió el pichichi Luis Alberto en la primera parte, mientras que Jairo y Alberto García, este último de penalti, cerraron el marcador para mantener al C a tres puntos del teórico playoff. El domingo a las cinco de la tarde nueva cita en la Línea de la Concepción para medirse a la Balompédica Linense, antecesor de los sevillistas en la clasificación justo a tres puntos de distancia.

Adri hace de Carreño y reflota al Sevilla Atlético ante el Sangonera

Venció y convenció por fin después de muchas jornadas. El Sevilla Atlético, no sin suspense, volvió a dar síntomas de mejora en un partido complicado en casa, en el que nuestro jugador franquicia, Enrique Carreño, no tuvo su día. El Sangonera es un equipo con confianza, hecho para salvarse pero con la tranquilidad que dan los puntos no vino a encerrarse. En la primera parte sólo hubo una ocasión, fue para el Sevilla Atlético y la tuvo Carreño, pero sólo ante el guardameta murciano la mandó fuera. Lo demás que pudo verse fue un filial con más toque que en días anteriores pero a pesar de la movilidad de Ikechi no hubo llegada. Nene no parece estar al nivel suficiente y se espera que Ñoño pueda volver a ser el de septiembre para actuar como escudero de Carreño.

Tras el descanso, lo mismo. Carreño la tuvo nada más empezar pero a partir de ahí volvió la seguridad visitante para evitar que se moviese el marcador. Al menos Ruyales no tuvo absolutamente ningún trabajo, sin que por ello se dejara de temer por una contra de esas que hacen que el rival se lo lleve todo sin hacer casi nada. Hacía falta algo más arriba y Diego pensó en Rodri. Jugador con mucha calidad pero con la madurez justita que duró cinco minutos en el césped. Salto con un central verdiblanco y roja que te crió para el pequeñito, que por muchos puñetazos de rabia a la valla que diera al salir, todo indicaba a que se había cargado el partido. Afortunadamente, el central implicado en la roja de Rodri se encargó de volver a igualar el balance de rojas tras derribar a Ikechi en una contra.

Se acercaba el final y Diego dijo adiós al centro del campo para introducir a Ríos y Adri. Esto propició algunas contras visitantes, pero por una vez salió cara el intercambio de golpes. Minuto 83 y contra de Adri en mano a mano con el portero que acaba en la escuadra. Ya en el 92, por la izquierda, Adri volvió a mostrar sus dotes en el uno contra uno y la coló por el segundo palo. Imprescindibles los tres puntitos y curiosa estadística. Desde junio de 2008 -última jornada de hace dos temporadas-, no ganaba el Sevilla Atlético por dos goles de diferencia. Fue por 4-2 y ante un Granada 74 ya descendido.

La jornada permite alejar el descenso a dos puntos gracias a las derrotas del Betis B y del Águilas, por lo que el filial verdiblanco hereda el puesto de promoción a tres jornadas del derbi en casa. El próximo fin de semana visitaremos al colista Jerez Industrial. Por otro lado, el Sevilla Femenino logró un meritorio empate a dos en casa ante el Atlético de Madrid. Sea como sea, no hay opciones para pasar a la segunda fase de la recién estrenada Superliga.

Aparcar la Champions hasta febrero

Inmejorable oportunidad, la de esta noche, para que el Sevilla deje totalmente reservado y hasta recogido en mano su billete para los octavos de final de la Liga de Campeones. Un triunfo en el partido de esta noche significaría conseguirlo sin más condicionantes, aunque para rizar el rizo y no tener ni que pensar en Bucarest, nos valdría que no ganaran los rumanos esta noche ante el Rangers en el Ghencea Stadium. Si las dos partes se cumplen, ya no habrá nadie que nos pueda bajar del liderato del grupo G, lo que nos aseguraría en octavos de final enfrentarnos a un segundo con la vuelta en el Sánchez Pizjuán.

El equipo que esta noche viene a intentar evitar todo esto no lo hace, ni mucho menos, en su mejor momento. El Stuttgart de Ryan Babbel viene de empatar en casa frente al Bayern, eso sí, pero con un historial de malos resultados a sus espaldas en los últimos meses. Sin ir más lejos, en la jornada copera intersemanal que se disputó al igual que en España, cayeron eliminados a un sólo partido por el Greuther Fürth de Segunda División. No van mucho mejor las cosas en la competición liguera, donde el Stuttgart marcha 14º empatado a puntos con la zona de descenso. Por ello, una combinación de malos resultados esta noche y el sábado en terreno del Borussia Monchengladbach podría ser letal para el técnico alemán. De caer hoy en Liga de Campeones y si gana el Unirea, estarían virtualmente fuera. Sin embargo, si los rumanos pinchan todo quedaría abierto para una segunda plaza baratísima.

Jiménez espera a Kanouté y Adriano, pero Babbel ha tenido que dejar en tierras bávaras a muchos de sus pupilos importantes. El extenso parte de lesionados lo componen Ciprian Marica, Cacau, Martin Lanig, Sami Khedira, Ricardo Osorio y Christian Träsch. Sus compañeros, los que sí estarán sobre el césped, ya saben que su equipo estuvo en el Sánchez Pizjuán hace sólo un año, y que por entonces en la UEFA Cup cayeron por un claro 2-0. Al final ellos pasaron el grupo y nosotros nos quedamos en el camino, pero esa es otra historia.

Esta noche el Sevilla tiene la oportunidad de centrarse única y exclusivamente en la Liga. Si conseguimos el pase y el primer puesto, Jiménez no debería dudar que los 800.000 euros en los dos partidos que restarían podrían ser igualmente accesibles con el equipo B sobre el terreno de juego. Quiero ver al mal Stuttgart de la Bundesliga y al gran Sevilla de la Champions. Si ganamos seremos, como mínimo, uno de los dos únicos equipos que no hayan dejado escapar puntos. Ayer perdieron esa condición el Manchester y el Chelsea, que sorpresivamente empataron ante los débiles CSKA de Moscú y Atlético de Madrid respectivamente. Hoy el Lyon podría también perderla en casa ante todo un Liverpool. A ver que pasa.

Triunfos de Bourdais y del Sevilla C para cerrar un gran fin de semana en sevillista

El espíritu de igualdad que caracteriza a la Superleague Fórmula ha permitido al Sevilla conseguir el triunfo en el circuito de Estoril en la “Superfinal” disputada en tierras lusas. Sebastien Bourdais, recién aterrizado de la Formula 1, salió 15º en la primera manga pero consiguió remontar hasta la undécima. Pero debido al reglamento de la competición, la parrilla se invirtió para la segunda manga y Bourdais partió desde la octava plaza. Aquí si que pudo verse el nivel del piloto galo, que consiguió auparse hasta la segunda posición (por detrás del Oporto) y de paso subir al Sevilla por primera vez al podio de la Superleague Fórmula 2009.

Vodpod videos no longer available.

Esta segunda posición otorgó al coche blanquirrojo una de las seis plazas para la “Superfinal”, en la que se enfrentan los tres mejores de cada una de las dos mangas y allí Bourdais no tuvo rival. Esta “Superfinal” se disputa en sólo tres de las seis pruebas de la temporada y no otorga puntos para la general, sino un sustancioso premio en metálico para el ganador (100.000 €). Con dos pruebas sin disputar, Bourdais continúa colista en la general, aunque el PSV está ya a seis puntos). El primer fin de semana de octubre continuará el campeonato en Monza, para cerrarse un mes después en el Jarama madrileño.

Por otro lado, el Sevilla C de Ramón Tejada solventó con un triunfo su primera salida de la temporada ante el Los Palacios, con una incontestable victoria por un tanto a tres. Seis puntos de seis posibles para el segundo filial, con goles de Mario, Alejandro y Francis. Los nuestros son segundos por detrás de la Balompédica Linense pues el tercero cuenta ya con cuatro puntos en su haber. Como nota negativa, el robo de algunas pertenencias de los sevillistas en el vestuario durante el transcurso del choque. El próximo fin de semana, duelo de filiales con el Cádiz B.

A domicilio no falla el Sevilla FCPR

Volvió a la senda del triunfo el Sevilla FCPR, cuando resta una única jornada para llegar al ecuador de la temporada regular de la Puerto Rico Soccer League. El equipo nervionense, que salía de su domicilio en Juncos por segunda vez en lo que va de campaña, dio cuenta en esta ocasión de los Gigantes de Carolina, que no obstante se lo pusieron complicado al once que ahora dirige Gustavo Martínez-Cañavate, hijo del presidente, tras la destitución de Juan Carlos Toro.

El Sevilla llegaba con la imperiosa necesidad de conseguir tres puntos, obligados para poder pelear el liderato a River Plate Ponce la próxima semana. Por ello salió a ganar y consiguió ponerse por delante antes del descanso, con un tanto obra de Alberto ‘Cuba’ Delgado. Aún así, la tremenda superioridad que el equipo blanco mostraba la temporada pasada ha dejado sitio a un torneo mucho más igualado, por lo que Carolina no bajó los brazos y buscó el empate. Por desgracia, éste llegó ya a los cinco minutos de la reanudación, después de que el balón atravesara un bosque de piernas en el área sevillista.

Martínez-Cañavate entendió que había que poner todas las cartas sobre la mesa y dio entrada al pichichi Julio César Maya, que convirtió al Sevilla en el único conjunto sobre el tapete. A diez del final, derechazo de Isaac Nieves que despeja el portero, pero el rechace lo aprovecha ‘Pito’ Ramos para sentenciar.

Con estos tres puntos, los de Nervión vuelven a la primera plaza con 15 puntos, pero dos partidos más que River Plate Ponce, que también cuenta con la misma cifra. Los ponceños reciben hoy a Fluminense, mientras que Atlético San Juan, que está a tres puntos del Sevilla, recibe a Caguas el sábado.

El próximo juves terminará la primera vuelta en Juncos con el ya denominado superclásico de la competición. Sevilla y River, finalistas de la pasada edición, podrían jugarse el título honorífico de campeón del “apertura”. Por desgracia para la afición española, el partido será ofrecido por FutbolBoricua pero a las 2 de la madrugada del jueves al viernes.

Sevilla FC 1; Villarreal CF 0. Termina esprintando

El Sevilla sacó adelante la última rampa del Tourmalet con un trabajado triunfo ante el Villarreal. Ya somos terceros y empatados con el segundo, el Valencia, a treinta puntos. La ocasión para despedir el año en casa a lo grande, y además encaramarse definitivamente en lo más alto era importante, aunque visitaba Nervión un equipo invicto fuera del Madrigal. De hecho, los de Pellegrini demostraron pronto que esa estadística no era fruto de la casualidad.

Tal y como salieron, comenzaron a mover la pelota una y otra vez intentando llevar la manija. El Sevilla por su parte, lo intentaba con alguna contra pero el partido cada vez tomaba más la pinta del choque ante el Valencia. Se jugaba en pocos metros y eso hacía difícil que apareciese el espectáculo. Aún así, afortunadamente no era la tarde del ataque amarillo.

La zaga sevillista, que sólo tuvo momentos de pájara en la segunda parte del Bernabéu, volvió a ser un seguro de vida para Palop, que apenas intervino. Eso sí, tanto centrocampismo evitaba que el Sevilla pudiese sacar partido a Renato. Y sin el brasileño en acción, sigue dando la sensación de que el Sevilla no circula. Por cierto; primoroso partido el de Renato anoche. Este futbolista tiene la rara habilidad de hacer siempre las cosas con sentido.

Aunque era el Sevilla el único que se acercaba, el dominio tampoco era tan claro como para merecer a toda costa la ventaja. Sin embargo, esta vez llegó sin que la llamaran. Ahora bien, tuvo que ser necesaria la presencia de Renato, que justo antes del descanso colocó en las mallas el único gol del partido y el cuarto de su cuenta esta temporada.

La segunda parte arrancó casi de la mejor manera. De la mejor manera porque Llorente vio la segunda amarilla por juego peligroso. Y el casi porque poco antes, en el minuto 46, Kanouté mandó arriba un pase de la muerte de Adriano que pudo ser la sentencia. Tanta adversidad obligó a Pellegrini a poner todas las cartas sobre la mesa. Altidore y Guille Franco salieron al rescate del submarino, pero la buena actuación de la zaga bleu, propició que los tres puntos se quedaran en casa. Gran partido de Romaric que se va asentando, de Adriano que se siente más cómodo sin tener que iniciar los contragolpes en su área, y de Duscher, que cortó mucho las alas en la zona de creación a un Villarreal que no usó las bandas. Luis Fabiano, que tuvo que salir en sustitución de Kanouté, parece que pensaba que no tendría que despojarse del chándal, pues salió poco mentalizado y las pocas que tuvo las estrelló en Diego López. El jueves tendrá que dar más de sí.

Para terminar, una reflexión. No se debe decir al respetable que es vergonzoso que no anime a su equipo. Mucho menos insinuar que esto motiva que el equipo juegue mejor fuera de casa. Cuando el Sevilla sale de verdad a ganar un partido y demuestra que lo da todo por la victoria, la gente responde por sí misma sin necesidad de que la dirijan. Para muestra, este partido.

Para los que salgan ahora en defensa del entrenador argumentando el magnifico juego desplegado ayer, yo les devuelvo la oración por pasiva y les pregunto que porqué no hicimos este juego contra Valencia y Barcelona. Ayer se demostró que se puede dejar la puerta a cero sin sacrificar el espectáculo, que es lo que al fin y al cabo quieren los sufridos pagadores.

Volviendo al partido, el único “lunarcillo” por llamarlo de alguna forma, fue la lesión de Kanouté. Ya decíamos en la previa que era peligroso forzar tantos partidos seguidos al maliense porque en cualquier momento podría romperse. Dicho y hecho. A estas horas no se sabe si se trata de elongación o de rotura pero parece claro que no podrá jugar el jueves.

El jueves, pase lo que pase en Génova, esperemos que el Sevilla siga en la misma tónica y demuestre que merecía pasar a la ronda de dieciseisavos de final. La Sampdoria no será un rival fácil porque se lo juega todo, pero nos vale más de un resultado y todo hace indicar que la noche terminará bien. De momento, nos deleitaremos con el resumen de este partido:

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Konko (2), Squillaci (2), Escudé (3), Drago (2), Navas (2), Duscher (2), Romaric (2), Adriano (3), Renato (3) y Kanouté (2). También jugaron Luis Fabiano (1), Fazio (s.c) y Capel (s.c)