Te echaremos muchísimo de menos

Con ese título y la fotografía que ilustra el post, cualquiera podría pensar que está destinado a rendir un tardío homenaje al gran Javi Navarro. También, pero su cometido principal es el de despedir a la competición que más ha marcado sin duda al sevillismo de hoy. La copa de la UEFA, esa misma que el gran Javi levantó consecutivamente en 2006 y 2007, ha echado el cierre para siempre hace unos minutos en Estambul.

El sorprendente Shakthar Donetsk ucraniano, ese mismo que sufrió el inapelable cabezazo de Palop para quedarse fuera de una semifinal, ha conseguido relevar al Zenit, otro viejo conocido, en el palmarés de la competición.

Pero el conjunto anaranjado no será un ganador más. Será el último de la historia, porque la Copa de la UEFA echa el cierre y la temporada que viene dará paso a la UEFA Europa League, con un formato mucho más cercano al de su hermana mayor, la Champions.

Sin duda, aunque la tenemos asegurada como mal menor, esperamos no participar en esta nueva competición en su debut. Sin embargo, eso no quita que sintamos y mucho el adiós de ese torneo que nos hizo grandes, y por dos veces. Todos los que estuvimos en Eindhoven y Glasgow no podremos olvidar jamás esa sensación de levantar el paragüero, que por suerte para nosotros ya nadie más podrá vivir en sus carnes.

A todo esto le quita mucho romanticismo que el trofeo físico seguirá siendo el mismo, aunque el sabor añejo de haber ganado la  extinta Copa de la UEFA le aportará un nuevo cariz a nuestro éxito en ella. Hasta siempre, copa que nos cambiaste la vida…

El grupo de la muerte se desvanece

Andaba yo probando una aplicación para el navegador Firefox  que permite estar al tanto de los resultados de 200 ligas en directo. Se llama FootieFox (podeis descargarlo en ese enlace, solo para Mozilla Firefox) e incluso avisa en directo de los goles sin necesidad de abrir ninguna página. Pues como decía, configurando las ligas que quiero que me muestre, me topé con los resultados de la Copa de la UEFA en el día de ayer.

La UEFA, esa competición que hasta hace bien poco era lo más de lo más para el sevillismo, pero que se reanudó ayer y el que más y el que menos ni se enteró. Pues en ese torneo volvieron a ponerse en liza los tres equipos que nos dejaron fuera en aquel tan comentado “Grupo de la muerte”. El primero en actuar fue el Stuttgart alemán, que visitó el tan conocido Petrovsky Stadium del Zenit, donde cayó bajo la nieve por 2-1. No parece tan mal resultado, pero el vigente campeón no lo pondrá fácil en Alemania con las piernas descargadas pues el equipo se encuentra en plena pretemporada.

Más sangrante fue el caso de nuestro verdadero verdugo, aquel que nos dio el golpe certero para apearnos de nuestra competición. La Sampdoria se las prometía muy felices después de encontrarse con la perita en dulce del bombo, el Metalist ucraniano. Pues bien, la perita resultó muy amarga y se llevó un inquietante 0-1 del Luigi Ferraris. En el lejano este será muy complicado que la Samp consiga arreglar el desaguisado.

Pero es que ahí no queda la cosa. El líder del grupo, ese Standard belga que asombró en las dos orillas de Liverpool y que sonaba como alternativa a los grandes para la final de Estambul, ha dicho ya adiós. Todo ello después de caer estrepitosamente en Braga por 3-0, lo que convertiría en proeza y de las grandes una remontada en Lieja.

Al final, ese grupo de la muerte ante el que no pudimos hacer nada para continuar nuestro paseo por Europa, tiene muy complicado perpetuarse en la UEFA, dejando paso a otros equipos, muchos de ellos grandísimos del continente, para que luchen por la cita otomana en el mes de mayo, aquella cita para la que muchos de los nuestros acostumbrados ya al éxito, planeaban ya vuelos y entradas.

56 puestos más abajo en sólo un año

Ahora, en determinados sectores del sevillismo, se le da mucha menos importancia a la clasificación de la IFFHS que hace justo un año. Nosotros, como sí que le dabamos su importancia antes, se la tenemos que dar también en estos momentos.

Y es que, aunque no haya sido reflejado en ninguno de los medios oficiales que se vanagloriaban de los éxitos anteriores, ha hecho pública la posición en la que ha terminado el Sevilla FC tras el año 2008. Después de ser mejor equipo del mundo en 2006 y 2007 consecutivamente, ahora es el 57º mejor equipo del planeta, empatado a puntos con Universidad Católica de Chile, Guadalajara mexicano, Paris S.Germain y paradojas de la vida, UC Sampdoria. Por delante hasta seis compatriotas: Barcelona (4º), Atlético de Madrid (19º), Villarreal (23º), Valencia (36º), Getafe (42º) y Real Madrid (48º).

En una clasificación que valora principalmente el paso de rondas y sobre todo europeas, aquí está la diferencia entre encadenar finales y caer en la primera fase de la UEFA. Muchos otros comparan aquí la posición sevillista con la del Betis, pero al hacerlo se contradicen cuando afirman a boca llena que nuestro equipo ya no tiene rival en la ciudad.

Ser o no ser europeo en noventa minutos

Allá por el mes de octubre, cuando quedó sorteado nuestro grupo en la Copa de la UEFA, todos pensamos que no iba a ser fácil clasificarnos, pero que también partíamos con más posibilidades que nuestros cuatro rivales. Al final, un día antes de que se dispute la última jornada, casi se han cumplido nuestros presagios. Por una parte, sí que ha resultado difícil como se preveía. Por otra, un equipazo como el Standard de Lieja ha demostrado ser el mejor de los cinco por el juego desplegado.

Aún así, en esta quinta y última jornada puede pasar de todo. Desde que se dé bien la cosa y acabemos por delante de los belgas en puntuación, hasta que se produzca la combinación fatal que nos mande a casa. Algo que no ha ocurrido en las últimas participaciones UEFA, en las que ya estaba instaurado este sistema con grupos de cinco que vive su última edición. Aquellas tres temporadas, no sólo conseguimos pasar el grupo, sino que disputamos siempre el último partido sin jugarnos el ser o no ser.

Todos dicen que la Sampdoria es un equipo inferior al Sevilla y que no deberían existir problemas. Ahora bien, jugar en Italia es siempre complicado y más cuando ellos también dependen de sí mismos. En 2005, fue precisamente un equipo italiano, el casi deshauciado y ahora en Segunda Parma, el último que nos apeó de la UEFA, con un juego rácano pero efectivo. En estos tres precedentes de fase de grupos se da, además, otra curiosa estadística. Siempre terminamos con 7 puntos (2 victorias, 1 empate y 1 derrota). Para cumplir esta vez, tendríamos que igualar en Génova, lo que por cierto nos aseguraría el pase. Sería lo mínimo para no pensar en Stuttgart, donde los locales reciben al Standard con la victoria como única vía para dejarnos fuera.

Pero nosotros debemos centrarnos en el Luigi Ferraris, estadio singular en Italia por su construcción al estilo inglés (sin asientos en las esquinas). También lo es por lo caluroso de sus aficionados, tanto los de la Sampdoria como los de su eterno rival y compañero de “habitación”, el Genoa de donde procede Abdulay Konko. Precisamente el recinto toma el nombre de un futbolista del Genoa que murió combatiendo en la I Guerra Mundial. Aunque fue reconstruído en 1990 para el Mundial, ya acogió partidos de la edición de 1934. Cuenta con capacidad para 36.000 hinchas, pero la Samp tiene en proyecto la construcción de un estadio propio a las afueras de la ciudad (el Luigi Ferraris está en el centro de Génova).

Mañana rozando las once de la noche y gracias a La Sexta tendremos la solución a toda esta gran incógnita. Todo ello antes de cerrar el año futbolístico con una visita a la convulsa Palma de Mallorca, donde ya preparan la guillotina para impedir a Gregorio Manzano comerse los turrones a tres días de Nochebuena.

De los españoles, sólo el Valencia podrá relajarse en la jornada final de la UEFA Cup

Este jueves quedó finiquitada la cuarta jornada de la fase de grupos de la UEFA Cup, por lo que todo está a expensas de lo que ocurra el 18 de diciembre en la última cita. Como poseen una mayor actualidad, vamos a empezar con el análisis de los grupos que disputaron ayer sus partidos.

En el grupo E, todo decidido a expensas del orden de los clasificados. El Braga, que disputaba su último partido, hizo los deberes para clasificarse ganando en Herenveen, al que dejó fuera. Además, se benefició del pinchazo del Portsmouth en Wolfsburgo. Ahora, con los portugueses terceros matemáticamente, al Wolfsburgo le vale con empatar en San Siro. Si pierde, el Milán será líder. El otro partido será un duelo de colistas sin nada en juego.

Tampoco habrá emoción en el grupo F, pues Hamburgo, Aston Villa y Ajax, todos con seis puntos, están dentro. El cuarto es el Zilina, que se estrenó demasiado tarde porque ya ha terminado su calendario. Los eslovacos ganaron al Aston Villa, que pudo sentenciar el liderato, mientras que el Hamburgo eliminó al Slavia. El Ajax es el que más fácil lo tiene para acabar primero pues recibe a los de Praga. Hamburgo y Aston Villa intentarán aprovechar un posible pinchazo.

No quedan tan claras las cosas en el grupo G, donde el Valencia solo pudo empatar ante el Brujas. De la misma manera terminaron Copenhague y Rosenborg. De esta forma, Saint Etienne y Valencia están clasificados, puesto que daneses y belgas juegan entre ellos y sólo hay sitio para el ganador. Los chés podrían ser desde primeros hasta terceros, mientras que el Rosenborg está fuera.

Para acabar con los de ayer, punto de oro para el Deportivo en campo del Lech, que deja con un pie dentro a los gallegos. El CSKA ganó en Nancy para hacer pleno en el grupo H y asegurar el liderato antes de descansar. Depor y Nancy se jugarán el segundo puesto en Riazor, pero el que pierda podría quedarse fuera si gana el Lech ante el eliminado Feyenoord. Ni el empate les valdría matemáticamente, menos aún a los blanquiazules.

En los partidos disputados el miércoles, Manchester City y Twente certificaron su pase en el grupo A. El Schalke, dependerá de la mala puntería de Racing o PSG (ambos en casa y contra rivales sin presión) para mantener la tercera posición. En el B, Galatasaray y el sorprendente Metalist ucraniano lo dejaron hecho. El trabajo será para Olympiacos, Herta y Benfica, que pelearán por dos puestos. Sólo los portugueses dependen de terceros. Como ya conocemos la situación del Sevilla, que empatando en Génova está dentro, pasamos al grupo D y último de nuestro análisis. Udinese matemáticamente y Tottenham de forma virtual (tendría que perder por cuatro goles en casa y que el NEC ganase a los italianos) están metidos. Al NEC le vale hacer lo mismo que el Spartak, siempre que no pierda por más diferencia, para ser tercero, mientras que el Zagreb está apeado.

Sevilla FC 3; FK Partizán 0. Entrenamiento con público y recompensa vital

Hizo lo que debía. Nuestro Sevilla golpeó sin piedad a un entregado Partizán en la fría y lluviosa noche del miércoles para seguir vivo, y muy vivo en la Copa de la UEFA. Con el tremendo susto del desmayo de Moreira comenzó un partido que se contagió pronto del clima, más aún cuando sus compañeros rodeaban al portugués con claros signos de preocupación.

Tras el parón, el partido dejó ver al Sevilla estático de las últimas jornadas, con un rival agazapado que dejaba crear hasta casi el borde del área. Con intentos quizá algo acelerados de Capel, la buena colocación de Duscher en la medular y un Konko que al menos da impresión de algo en el lateral diestro, el equipo de Jiménez quería pero no conseguía soltarse para abrir la lata. Y aunque todos sabíamos que lo acabaría consiguiendo, el primero no llegó hasta la media hora, cuando un ingenuo zaguero serbio dejó entrar a Navas en el área antes de verse abocado al penalti. Luisfa lanzó y encarriló el partido.

Al descanso se llegó sin contratiempos, pues el uno a cero había cortado de raíz los tímidos intentos balcánicos de maquillar su clasificación UEFA. Y sin apenas tiempo para acomodarse (de hecho a los del Palco Vip Juan Arza les pilló dentro apurando la última) llegó la sentencia de pies de Renato. Buena internada del carioca que se la pone en el borde del área para fusilar raso a Bozovic.

El coser y cantar se instauró en un choque que perdía todo su interés, motivo por fin suficiente para que este equipo se soltase el pelo sin mirar de reojo a Palop. Maresca, cuya aportación volvió a ser poco destacable, dejó su sitio a Romaric, mientras que De Mul permitió descansar a un Capel que fue a más con el paso de los minutos. En el Partizán, que parecía estar por completo con la mente en su compañero, sólo lo intentaba el delantero Diarrá, que terminó asqueado por no cazar ni una.

A quince del final cerró la cuenta Luisfa, de nuevo desde la frontal y raso para acabar con un partido serio del Sevilla, pero en el que no encontró mejor rival que el día de la Ponferradina. Ahora toca pensar en el Bernabéu, pues ya habrá tiempo de hacer números continentales. Aún así, la cuenta es muy sencilla. Tras la goleada del Lieja en casa sobre la Sampdoria, todo lo que no sea perder clasifica a los nuestros en Génova.  Siempre seríamos segundos a no ser que venciésemos y perdiera el Standard salvando un gol de diferencia entre goalaverages, lo que nos daría el primer puesto. Si perdemos en la última jornada, seríamos terceros siempre y cuando no gane el Stuttgart en casa al Standard, puesto que si los bávaros logran los tres puntos nos apearían de la competición.

Cuentas muy claras que a más de uno le hacen pensar que se pasará mal en el Luigi Ferraris. Nosotros ahora a pensar en el Madrid, y sin remordimientos…

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Konko (2), David Prieto (2), Escudé (2), Dragutinovic (2), Duscher (3), Maresca (1), Navas (2), Capel (2), Renato (2) y Luis Fabiano (2). También jugaron De Mul (2), Romaric (s.c) y Fernando Navarro (s.c).

Ganar al Partizán sí o sí y luego ya se verá

Podrían haber ido peor las cosas para el Sevilla en su jornada de descanso europea. Como se esperaba, el Standard sacó provecho de su visita a Belgrado y venció por 0-1 al Partizán (De Camargo min.36). Los belgas prácticamente aseguran el pase con seis de seis en el zurrón. La buena noticia llegó de Génova, donde Sampdoria y Stuttgart empataron a uno. Aunque Marica adelantó pronto a los locales, Sanmarco igualó antes del descanso, complicando mucho la vida a los teutones. Imposible fallar el próximo jueves ante un Partizán eliminado, para jugárnoslo todo ante la Sampdoria en tierras italianas.

Vamos ahora con el repaso al resto de grupos. En el A, paso importantísimo del Manchester City, que doblegó a domicilio al Shalke por 0-2 para situarse líder. Además, meritorio pero insuficiente punto logrado por el Racing en París, que sentencia al PSG en la cola. El Twente, que descansó, necesitará cuatro de los seis puntos en juego para meterse.

Gran goleada del Olympiacos ante el Benfica en el grupo B, que permite a los de Valverde estrenar su casillero en el duelo de banquillos españoles. La sorpresa la dio el Metallist, que venció en Turquía a un Galatasaray que mantiene el liderato. Los benfiquistas son prácticamente carne de eliminación, justo por detrás de un Herta Berlín que deberá ponerse las pilas tras el descanso.

Dos victorias visitantes en el grupo D, comandado por el emergente Tottenham, que ganó en Nimega al NEC. También por la mínima se llevó los tres puntos el Spartak en campo del Udinese. Ingleses e italianos se reparten el liderato con tres de ventaja sobre Spartak y Zagreb. El NEC necesitaría seis de seis para meterse in extremis.

Finales de infarto en el grupo E. El Milán volvió a mostrar su típica “fortuna” y salvó un punto en Portsmouth en el minuto 91, y es que hasta el 84 iba perdiendo por 2-0. Increíble también lo ocurrido en Braga, donde el Wolfsburgo remontó con goles en el 83 y el 94. Milán y Wolfsburgo lideran el grupo, mientras que Braga, Portsmouth y Herenveen lucharán por la otra plaza.

Aún sin jugar, el Aston Villa continúa líder en el grupo F. Todo gracias al petardazo del Hamburgo en casa ante el Ajax (0-1). Los ingleses tienen seis de seis y están con pie y medio dentro, pues Zilina y Slavia Praga se quitaron del cartel con un empate que les hunde en las dos últimas posiciones.

Goleada del Valencia en Throndeim para vengar los polémicos insultos del Rosenborg entre semana. Un cuarto de hora final espectacular deja a los chés segundos, a un punto del Saint Etienne que sólo pudo empatar en Brujas. Al Valencia le basta con superar a los belgas en casa para estar dentro. El Copenhague es el que mejor lo tiene para ser tercero.

Match ball salvado a lo grande por el Deportivo en el grupo H. Los gallegos se jugaban la eliminación con el Feyenoord y los holandeses son los primeros en quedar fuera. Lopo, Hofland en propia meta y Guardado firmaron la proeza. Clasificado queda el CSKA, que ganó en casa al Lech Poznan y empatando en Nancy será primero matemáticamente. Prueba de fuego ahora para el Depor en tierras polacas.

Interesan dos empates para no complicar la clasificación

La derrota en Lieja supuso para el Sevilla un importante contratiempo de cara a la clasificación para dieciseisavos de la UEFA Cup. Este jueves se disputa la tercera jornada y a los nuestros les toca ver los toros desde la barrera. Sampdoria – Stuttgart por un lado y Partizán – Standard por otro, son los dos partidos que harán descender sí o sí a los de Jiménez en la tabla. (Pinchando en el enlace correspondiente podreis ver online el partido en cuestión).

Muy interesante sería que se dieran sendos empates, mejor si cabe en el duelo italoalemán. Ya se sabe que cuanto menos empates hay en un grupo, más caro se pone el pase. Hasta ahora en nuestro grupo, el C, no han aparecido las tablas.

En el caso de las dos igualadas, el Sevilla FC pasaría al cuarto puesto de los cinco, es decir, fuera de los que dan la clasificación. Sin embargo, estaríamos a un solo punto y con un partido más por jugar que el Stuttgart. En el caso más “dramático”, las victorias de Sampdoria y Partizán dejarían al Sevilla empatado con el segundo y el último, sin poderse permitir ni el más mínimo fallo tanto en casa como en Italia.

Una clasificación casi sentenciada de haber ganado en Lieja, se convierte en un reto importante que podría verse agravado según los partidos de esta noche.

El Grupo C era a priori el más duro, y de momento el más igualado

Galatasaray, Udinese, AC Milan, Aston Villa, Saint Etienne y CSKA Moscú han repetido el triunfo de la primera jornada y tienen pie y medio en los dieciseisavos de la UEFA Cup. En cuanto a los españoles, más que discreto papel. El Valencia pegó el petardazo con un empate en casa ante el Copenhague, el Racing igualó a uno ante el Schalke y como saben, el Sevilla salió mal parado de Lieja. El Depor descansó y si no reacciona pronto, quedará fuera.

El grupo A lo lidera con 4 puntos el Schalke, que salvó un empate del Sardinero ante el Racing. En el otro partido, el Manchester City se impuso en casa al Twente holandés con un gol de Robinho. Los cántabros siguen vivos con ese punto, pero deberán hacer la machada en París ante el PSG para mantener opciones de cara a su último partido ante el City.

El Galatasaray domina con solvencia el grupo B con seis puntos con los que acaricia el pase. En esta ocasión se deshicieron a domicilio de un pobre Benfica que sólo suma un punto, con tantos de Asik y Karan. El Herta únicamente logró un empate en su visita al Metallist ucraniano, por lo que es segundo con dos unidades. Olympiacos es colista y descansó esta jornada.

El grupo más igualado sin duda es el sevillista, el C. Cuatro equipos con tres puntos que dejarán al Sevilla como mucho tercero tras la tercera jornada, en la que descansará. La victoria del Stuttgart en casa al Partizán por 2-0 (ambos de Gómez), obliga al equipo de Jiménez a ganar al Partizán y ya se verá lo que necesitarán en Génova para no tener problemas.

El Tottenham ya es un equipo y lo ha demostrado en su debut casero en el grupo D. Los de Redknapp se rieron del Dinamo Zagreb por 4-0 y con hat-trick de Bent. Udinese dio la campanada en Moscú ante el Spartak y sella prácticamente la clasificación. El NEC holandés, que no jugó, deberá ahora ganar en casa a los londinenses para no quedar descolgado.

El Milan acepta su papel de favorito y ya comanda en solitario el grupo E, tras la victoria in extremis en casa ante el Braga (Ronaldinho en el 93). Le persigue a tres puntos el Wolfsburgo, que en su estreno goleó por 5-1 al Herenveen, que se mantiene a cero. También con cero está el Portsmouth, quien en la tercera jornada recibirá a los rossoneros.

Otro que ha hecho pleno es el Aston Villa, líder del grupo F con su victoria en Praga ante el Slavia (gol de Carew). Hamburgo, que descansó, y Ajax tienen tres puntos. Abajo del todo está el Zilina eslovaco, que cayó en Amsterdam con un gol del uruguayo Suárez.

El Valencia con su sorprendente empate en casa es perseguidor del Saint Etienne en el grupo G. Los franceses no tuvieron piedad del Rosenborg y ganaron en casa por un claro 3-0, lo que les sitúa con cinco de ventaja sobre sus cuatro rivales. En esta ocasión los goleadores verdiblancos fueron Ilian, Machado y Mirallas. Próxima parada para el Valencia: Throndeim (Noruega).

Por último, el grupo H va tomando forma y tiene como destacado al CSKA Moscú. Los rusos vencieron con autoridad en terreno de todo un Feyenoord por 1-3, lo que les deja líderes en solitario con seis de seis. Para alegría del campeón de 2005, en el otro partido disputado en Polonia, Lech Poznan y Nancy empataron a dos tantos. Los franceses salvaron un punto a última hora que les deja segundos. El Deportivo, que descansaba, tendrá que ganar ahora al Feyenoord, (también inédito) para no quedar fuera.

Standard Lieja 1; Sevilla FC 0. Buena actitud pero sin físico

Ya avisaron los entendidos de la peligrosidad de este joven equipo. Posee varios jugadores dotados de una buena técnica como los centrocampistas Defour , Witchel y Jovanovic, un todoterreno llamado De Camargo que las pelea todas y un estilete tipo Etoo, el congoleño Mbokani, autor a la postre del gol de los belgas que se mueve como nadie entre las lineas defensivas contrarias. Estos cinco jugadores se las han arreglado para volver loco al Sevilla esta noche.

 El Standard apretó mucho en la primera parte y aplicó una verticalidad y velocidad endiabladas a su juego. Durante muchos momentos nos recordó al Sevilla de hace dos años. El Sevilla por contra ponía actitud pero no lograba llegar al area contraria, especialmente por la lentitud en los contragolpes que imprimían sus dos centrocampistas Romaric y Maresca.

Nuevamente el único que a nivel fisico estuvo a la altura de los contrarios fue Jesús Navas. Parece tener engranadas dos velocidades mas que sus compañeros. Luis Fabiano tuvo una de sus noches de mandanga y pareció cogerle asco al partido desde el primer minuto. No tuvo ni una sola ocasión de gol. Renato por su parte estuvo desconocido. Ni siquiera acertaba en los pases que suele ser su punto fuerte.

Y gracias a Palop no se marchó el equipo al descanso con mas desventaja en el marcador.

El segundo tiempo se inició con un Standard mas replegado y un Sevilla volcado. Los belgas se atrincheran en su campo y se las ven y desean para frenar las acometidas de los nuestros. En el 60 había entrado Tom de Mul por Romaric y el equipo lo nota positivamente porque gana en rapidez y profundidad.

A pesar de todo no hay ocasiones claras, exceptuando un centro-chut de De Mul que roza el larguero por la parte superior y un remate de volea y de espaldas de Navas que saca un defensa bajo palos con el portero batido.

En el 74 un cambio a priori incomprensible pero que una vez se escucha a Jimenez se entiende perfectamente. Konko se va y le sustituye Crespo. Al francés se le había sobrecargado el abductor.

El Sevilla sigue intentándolo una y otra vez. El Standard ha renunciado completamente al ataque y se defiende de manera muy ordenada. Lo dos centrales hacen un auténtico partidazo, anulando todas las ocasiones hispalenses.

Jimenez hace un último intento desesperado dando entrada a Fernando en lugar de Adriano. El canterano participa por cuarto partido consecutivo con el mismo resultado que en los anteriores, nulo. Y yo me pregunto; ¿para qué ha llevado a Hugo? Ya sabemos que Fernando es totalmente inoperante. Debió darle al menos una oportunidad al campeón juvenil.

El partido termina con la misma configuración con la que se inició esta segunda parte, el Sevilla achuchando y el Standard saliendo al contragolpe.

Cuarta derrota consecutiva y la crisis, no solo de resultados sino tambien de juego es una realidad patente. Hoy sí he visto claro que el Sevilla está acusando muy mucho las bajas, especialmente la de kanouté. El malí es un referente arriba que domina muy bien el tempo del partido y desahoga a los centracampistas con apoyos constantes.

Otro aspecto preocupante es el escasisimo fondo fisico del equipo, consecuencia en parte de la falta de rotaciones aunque tambien podría ser como apuntan algunos  consecuencia de una mala planificación de la pretemporada en la que se ha forzado en exceso cuando lo que se debía haber hecho es ir de mas a menos progresivamente y no buscar tanto el resultado. Recordad la penosa pretemporada que hizo el Villarreal  al que le pasamos por encima y el nivel fisico que tiene hoy.

Todo esto deja una preocupante situación en el grupo C, con cuatro equipos empatados a tres puntos. Ahora mismo es líder la Sampdoria por orden alfabético, seguido del Sevilla, Standard y Stuttgart. Sin puntos está el Partizán, equipo que visitará al Sevilla en la cuarta jornada y ante el que si no se gana, habría que hacerlo sí o sí en Génova y rezar.

Ojalá la enfermería se recupere pronto porque el equipo parece haber tocado fondo. Y el domingo por La Sexta contra el Recre vamos sin delanteros porque el comité de apelación ha desestimado la reclamación por la primera tarjeta de Luis Fabiano.

 Ficha técnica

Alineación sevillista: Palop(3), Konko(1), Escudé(2),D. Prieto(1),Navarro(1), Maresca(1), Romaric(1), Navas(2), Adriano(1), Renato(0) y Luis Fabiano(0). En el 60 De Mul (1) sustituyó a Romaric. En el 70 Crespo(0) sustituye a Konko lesionado. Finalmente en el 78 Fernando(0) ocupa la plaza de Adriano.

1-0. Min.38. Falla en un pase largo Maresca, la recupera el Standard y aunque la vuelve a recuperar Escudé, se duerme, le roban el balón y Defour da un pase interior a Mbokani para que este bata a Palop por bajo.