También andaluces en España

La polémica de las camisetas y el comentado «españolismo exhacerbado» del Sevilla FC se viene compensando con actos menos mediáticos pero mucho más válidos en los últimos meses. Hoy se ha producido en Antequera la segunda reunión de los equipos andaluces de Primera, que en próximas fechas y una vez visitadas las cinco sedes de los equipos (ya se se han reunido en Almería y Málaga), desembocará en una especie de convenio mediante el cual los equipos de la región tomarán decisiones conjuntas en diversas materias.

Aunque por temas de marketing se esté abusando de la bandera española, en otros más futbolísticos ni mucho menos se está obviando la blanca y verde. Casado cedido al Recreativo, Lolo y Duda al Málaga o Pablo Ruiz al Córdoba, son ejemplos de colaboraciones extrictamente deportivas con otros clubes de la comunidad. Además, en una clara intención por convertirse en el referente del fútbol andaluz ante sus vecinos, el Club está llevando a cabo acciones de colaboración de diversa índole. Como ejemplos, sirven la invitación del Málaga al I Trofeo Antonio Puerta, equipo al que se le agasajó y felicitó en el palco sevillista por su reciente ascenso. Además, ante la posible clausura del Arcángel, el Sevilla ofreció su estadio para que el Córdoba comenzara la Liga en Nervión, y aunque finalmente no fue necesario la directiva califal agradeció enormemente el gesto. La última iniciativa ha sido con el Real Jaén, a cuyo Trofeo del Olivo acudirán los sevillistas de forma desinteresada. Además, en la reciente conmemoración de las bodas de oro del Sánchez Pizjuán, se invitó a la directiva púrpura y se le entregaron diversos obsequios que recordaban aquel 3-3 de hace 50 años.

Héctor Horacio Scotta, ese gran olvidado

Aquí os dejamos un reportaje del programa «Fiebre Maldini» de Canal +, de culto para todo amante del balón que se precie, y que sustituyó al mítico «El día después» en la cadena de Sogecable. Es un video que ha sido publicado en el blog de Jesús Alvarado, pero que por su interés reproducimos también aquí para que lo disfruten todos los socios de la ASR. Se repasa la vida del mítico jugador sevillista Horacio Scotta, que sin embargo siempre tendrá una espina clavada al no haber participado nunca en una Copa del Mundo.