Riazor, plaza propicia para los debutantes sevillistas

El estadio de Riazor nunca fue una plaza fácil para conseguir los tres puntos. De hecho, de los 40 precedentes ligueros, en sólo cuatro se llevó la victoria el conjunto de Nervión (un único triunfo en los últimos 54 años).

Ahora bien, se da la circunstancia de que el estadio deportivista podría sumar mañana dos debutantes más del Sevilla con sus gradas como testigos. En la campaña 2003/2oo4, Joaquín Caparrós hizo debutar allí a Sergio Ramos y a Juanjo Bezares, este último desde el incio. Curiosamente, el mediocentro acaba de ser cedido al OFI Creta griego hasta final de temporada, cuando volverá al Cádiz.

En esta ocasión podrían correr la misma suerte tanto Miguel Ángel Cordero como Teemu Pukki. El finlandés podría debutar en la máxima categoría después de su testimonial presencia en el Santiago Bernabéu. Por su parte, el lebrijano Cordero ha obtenido premio tras ser considerado uno de los mejores futbolistas del Sevilla Atlético. Jiménez es su principal valedor y está dispuesto a demostrar que puede ser alternativa a las numerosas opciones del mediocentro.

También viajará por primera vez el valeroso guardameta Juan Martín, para sustituir a Javi Varas que tiene gripe. Relegado al Sevilla C porque Fermín Galeote no lo considera un guardameta válido para Segunda División,  Jiménez no ha dudado en convocarlo a él y dejar en Sevilla a  Mario Ruyales, que sustituirá al sancionado Vargas en el Sevilla Atlético – Huesca.

Debería sorprender, que en una lista de 19 hombres vuelva a quedarse fuera Aquivaldo Mosquera, teniendo en cuenta que se trata de un futbolista más en la plantilla y sin lesión declarada. Está claro que el incidente de Mallorca ha sido la mejor excusa para dar de lado al inadaptado colombiano.

El Sevilla Atlético estrena su casillero de puntos en la liga Adelante

Escrito por Juan Antonio Venegas; abonado del Sevilla FC y socio de la ASR

Si el domingo pasado los cachorros sevillistas se dejaban un punto en Albacete cuando el tiempo de prolongación tocaba a su fin, hoy lo han ganado exactamente en las mismas circunstancias.

Sevilla Atco. y Salamanca han empatado a uno el dia que la bombonera de Nervión cumplía 50 años.

Muchas caras nuevas respecto a la plantilla del año pasado y se nota en la falta de conjunción del equipo. El lateral izquierdo lo ocupa ahora Alberto de la Bella que procede del Villarreal. Los centrales son Cala, del juvenil de división de honor y Marc Valiente, del Barcelona B. A Cala le dedicaré un parrafito aparte al final de este artículo.

En el centro del campo ha debutado Cabral, un morenito de origen  cabo verdiano que viene del futbol suizo. No lo hizo mal Cabral. Me recuerda en su fisico y en la forma de moverse por el campo a Claude Makelele, salvando las distancias.

En la delantera tambien hay caras nuevas; Fernando y Fali del Sevilla C y el tambien morenito Pouga, que proviene de la segunda división francesa.

Se nota tremendamente la renovación efectuada porque a pesar de que la calidad individual es buena, la colectiva deja mucho que desear. Mucho tendrá que trabajar Fermín Galeote para cohesionar esta plantilla y convertirla en un verdadero equipo si no quiere pasar muchos apuros para mantener la categoría.

Hoy nos veíamos las caras con un clásico de segunda e incluso de primera división, el Salamanca. En sus filas se enrolaba esta campaña un viejo conocido del Sevilla Atlético, el almeriense Salva Sevilla, jugador al que, francamente, no entendí muy bien el que se le diera la baja al final de temporada porque para mi era de lo mejorcito del filial.

Hablando ya del partido decir que en el 38 de la primera parte los sevillistas se quedaban con diez hombres por expulsión rigurosa del lateral derecho Oscar Ramirez. La entrada fue dura pero con una amarilla hubiese bastado.

Con semejante ventaja el Salamanca se marchó al ataque de forma descarada y milagroso fue que no entrara algún gol antes del minuto 77 cuando Cohen que había salido tras el descanso agarró un zurdazo desde la esquina del área que se coló por la escuadra de Vargas. Golazo sin discusión y peor no se le podían poner las cosas a los nuestros.

A base de coraje, el Sevilla Atco. se fue arriba en los minutos finales y Juan Cala, el lebrijano de 18 años reciente campeón de la Copa del Rey de juveniles se fabricó el solito un penalti cuando se iba de un defensa dentro del área y este último tocó el balón con la mano. El penalti lo transforma Perotti en el minuto 93 sin tiempo para mas que pitar el final del partido.

Juan Cala, apúntense este nombre porque lleva camino de ser la nueva estrella local. Parece mentira la madurez y el desparpajo que tiene este chaval con tan solo 18 años. Defiende como un león, le pega que la rompe y cuando se va arriba es un peligro por alto. Hoy se ha echado el equipo a las espaldas en los minutos finales y gracias a eso se fabricó como digo el penalti que significó el punto con el que nos estrenamos este año. Me recuerda mucho a Sergio Ramos porque llevan una trayectoria muy parecida y fisicamente y mentalmente son verdaderos prodigios. Bien haría Del Nido en atarlo con un buen contrato y una claúsula de rescisión que aleje a los moscones.

Una nueva derrota habría sido algo dificil de digerir para los chavales porque con una plantilla tan joven es fácil caer en el desánimo y levantar cabeza cuesta la misma vida. Esperemos que este empate logrado en el último suspiro sea el inicio de una racha positiva de puntos.

El fin de semana próximo jugamos en Córdoba. Los cordobeses llevan peor trayectoria aún con dos derrotas en dos partidos y además ya están eliminados de la Copa del Rey. Igual es un buen campo para que iniciemos la remontada.