Sevilla FC 1; UD Almería 0. Un charco, tres puntos y poco más

Lo importante hoy era romper la inaceptable racha de resultados ligueros, tanto los de casa como los de 2010 en general, año en el que el equipo se acaba de estrenar en lo que a puntos se refiere. El equipo no desplegó un juego muy distinto al que le hizo caer ante Getafe o Racing, pero la falta de pegada almeriense permitió al Sevilla llevarse el triunfo sin hacer demasiados méritos. Aunque finalizó el partido sin pasar apuros, justo antes del descanso un arreón visitante pudo hacer que los puntos acabaran más repartidos.

Si decíamos en la previa que sería importante no empezar encajando como había ocurrido en las últimas citas en casa, parece que el hecho de advertir la estadística sirvió de maleficio para romperla. La incesante lluvia caída durante toda la jornada del sábado dejó un césped practicable en la mayor parte de las zonas, aunque el lateral Acasiete quiso dar un pase raso justo por donde no corría el balón. Su teórico receptor era el guardameta Alves, pero el cuero se frenó a medio camino y eso lo aprovechó Renato para asistir a un Negredo libre de marca y en boca de gol. Inicio prometedor de un partido que sin embargo no sacó del ya recurrente sopor a la parroquia nervionense. La seguridad del uno a cero permitió a Jiménez dejar de arriesgar un poco menos si cabe, optando por tener el control de la pelota e intentando visitar de vez en cuando a Alves.

Sin embargo, la nula aportación de la pareja Duscher-Romaric volvió a dejar de manifiesto el hueco entre la zaga y Renato tanto a la hora de defender como a la de atacar. Esto permitió al Almería llegar con peligro en varias ocasiones que no llegaron a buen puerto. Si Canales decidió el partido hace dos semanas, el Canales del Almería no tuvo la misma suerte. Un Crusat que viene ya de vuelta sólo consiguió inquietar alguna que otra vez a Dragutinovic, pero entre la falta de acierto de los de Lillo y la contundencia de los centrales, no parecía fácil que llegase el empate.

Y menos aún en la segunda mitad, en la que el Almería no volvió nunca a ser el que llegó al descanso y permitió al Sevilla contemporizar hasta llevarse los tres puntos. Tampoco mereció el local ampliar la renta aunque sí que dispusiera de alguna que otra ocasión clara, como un mano a mano de Negredo que ganó Alves o un disparo franco pero muy desviado del sustituto Capel. El de Albox sustituyó a un Perotti que no está al cien por cien recuperado. El que volvió a demostrar que quiere estar en un safari sudafricano es Navas, que volvió a desbordar como en Coruña pero bastante más tapado que entonces.

Nada cambió hasta que un excesivamente inglés Mateu Lahoz pitó el final de un encuentro en el que no tuvo demasiado trabajo, a excepción de una caída de Corona en el área que acabó con amarilla para el ex-zaragocista. La verdad es que, dadas las circunstancias, lo mejor es quedarse con los tres vitales puntos y pensar en noquear la eliminatoria copera el próximo jueves. A partir de ahí habrá tiempo para preparar la trascendental visita del Valencia, que podría volver a meternos de lleno en la lucha por ser terceros o hacer que empecemos a conformarnos con la fase previa.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Stankevicius (2), Escudé (3), Drago (3), Adriano (1), Duscher (1), Romaric (1), Navas (2), Perotti (2), Renato (2) y Negredo (2). También jugaron Capel (1), Fernando Navarro (s.c) y Luis Fabiano (s.c).

Anuncios

CD Tenerife 1; Sevilla FC 2. La pegada puede más que las bajas

No era Manolo Jiménez en sus inicios, ni mucho menos, un enamorado de las rotaciones. Partidos como el de hoy, sin embargo, le hacen ver que su reconversión no tiene más que elementos positivos. A pesar de las nueve bajas que se quedaron sin excursión al Teide, Jiménez ha maniatado con los once titulares de hoy (incluido Marc Valiente) a un Tenerife que fue de menos a más, pero que cuando llegó al más ya era demasiado tarde. Un espectacular Perotti y Renato, ya en la reanudación y con la pierna mala dejaron casi hecho un partido que complicó Nino. Al final los tres puntos viajan para la península para evitar que los dos de arriba se escapen. Con esto y ganando al Málaga el sábado, el segundo puesto será una realidad antes de diciembre.

A excepción de la sorprendente titularidad de Marc Valiente y la suplencia de Lolo, el de Arahal sacó lo mejor que tenía en cada puesto, y eso le bastó para saltar al terreno de juego con el bastón de mando agarrado. El Tenerife dudó en los primeros minutos y a punto estuvo de aprovecharlo el Sevilla nada más empezar, con un estratosférico pase al hueco de Luisfa que desaprovechó Kanouté con un tiro raso. Los locales no inquietaban a pesar del empuje de su hinchada, pero lo adelantado de su zaga permitía que nuestras afiladas bandas pulularan por los dominios de Aragoneses con peligro. En una de estas, a la media hora, galopada de Navas por la derecha que acaba en centro al segundo palo con Perotti solo. El “Monito” la ve venir y la mete para dentro sin contemplaciones. Esperemos que al argentino le haga crecerse el interés de los grandes, tanto como que Del Nido y Monchi aceleren su renovación y mejora de contrato.

Antes del descanso pudo Sicilia empatar de cabeza, pero su ocasión se marchó cerca del palo diestro de Javi Varas. Nada más retornar, Jiménez optó por volver a la táctica de un único punta y colocó a Romaric por Kanouté. La subida de Renato a la mediapunta provocó el cero a dos, pero a punto estuvo de salir más caro de lo esperado. Un error de Navas lo aprovechó el siempre atento Nino para robar y plantarse ante Varas. Valiente llegó haciendo honor a su apellido y le salió bien, aunque a punto estuvo de cometer penalti. Sin solución de continuidad llegó el segundo con un derechazo de Renato a la escuadra que parecía sentenciar.

Sin embargo, entre el acomodado marcador y la falta de otra referencia arriba además de Luisfa, los locales se fueron cada vez más arriba y más por empuje que por calidad comenzarona  merecer mejor suerte. Tanto que, cuando restaba un cuarto de hora para el final, Nino con una bonita volea daba carpetazo a más de dos meses de sequía goleadora. Con O´Fabuloso fundido, era la hora de Negredo para buscar la sentencia, pero el que más destacó fue Perotti aguantando balones y repartiendo el juego cuando más falta hacía. Al final no hubo sorpresa y conseguimos un triunfo sin demasiado brillo pero no por ello falto de trabajo. Ahora, sin deshacer la maleta, rumbo a Bucarest para dejar listo el liderato en Champions.

Por el Sevilla FC jugaron: Javi Varas (1); Konko (2), Squillaci (2), Marc Valiente (2), Fernando Navarro (2); Zokora (2), Renato (2), Jesús Navas (2), Perotti (3); Luis Fabiano (2) y Kanouté (1). También jugaron Romaric (1), Lolo (1) y Negredo (s.c)

Triunfos de Bourdais y del Sevilla C para cerrar un gran fin de semana en sevillista

El espíritu de igualdad que caracteriza a la Superleague Fórmula ha permitido al Sevilla conseguir el triunfo en el circuito de Estoril en la “Superfinal” disputada en tierras lusas. Sebastien Bourdais, recién aterrizado de la Formula 1, salió 15º en la primera manga pero consiguió remontar hasta la undécima. Pero debido al reglamento de la competición, la parrilla se invirtió para la segunda manga y Bourdais partió desde la octava plaza. Aquí si que pudo verse el nivel del piloto galo, que consiguió auparse hasta la segunda posición (por detrás del Oporto) y de paso subir al Sevilla por primera vez al podio de la Superleague Fórmula 2009.

Vodpod videos no longer available.

Esta segunda posición otorgó al coche blanquirrojo una de las seis plazas para la “Superfinal”, en la que se enfrentan los tres mejores de cada una de las dos mangas y allí Bourdais no tuvo rival. Esta “Superfinal” se disputa en sólo tres de las seis pruebas de la temporada y no otorga puntos para la general, sino un sustancioso premio en metálico para el ganador (100.000 €). Con dos pruebas sin disputar, Bourdais continúa colista en la general, aunque el PSV está ya a seis puntos). El primer fin de semana de octubre continuará el campeonato en Monza, para cerrarse un mes después en el Jarama madrileño.

Por otro lado, el Sevilla C de Ramón Tejada solventó con un triunfo su primera salida de la temporada ante el Los Palacios, con una incontestable victoria por un tanto a tres. Seis puntos de seis posibles para el segundo filial, con goles de Mario, Alejandro y Francis. Los nuestros son segundos por detrás de la Balompédica Linense pues el tercero cuenta ya con cuatro puntos en su haber. Como nota negativa, el robo de algunas pertenencias de los sevillistas en el vestuario durante el transcurso del choque. El próximo fin de semana, duelo de filiales con el Cádiz B.

Y doscientos doce días después, volvió a ganar

Parece mentira pero por fin ha tenido lugar. Después de 29 jornadas de Liga,  siete meses o 212 días, el Sevilla Atlético ha vuelto a saber lo que se siente cuando se consiguen tres puntos. Justo siete días después de certificarse matemáticamente su vuelta a la Segunda División B, los de Diego Rodríguez vieron por fin la suerte de cara y dejaron los tres puntos en la ciudad deportiva, doblegando por dos goles a uno a un Girona FC que mal favor se hace si piensa que lo tiene todo hecho para mantenerse.

La principal novedad y parte importante de la victoria fue Enrique Carreño, que después de ganarse su vuelta al primer filial con su trabajo en el C, no desaprovechó sus primeros minutos en la Liga Adelante. De hecho, tuvo dos ocasiones muy claras, una de ellas con un balón al larguero. Para redondear su actuación, provocó el claro penalti que supuso el 2-1 definitivo. A pesar de ello, el guión pudo ser bien parecido al que acostumbra a plantearse en la carretera de Utrera. Y es que aunque el filial fue mucho mejor sobre el césped, regaló el empate con una mala barrera justo a la reanudación. Después, cuando ya se había puesto por delante, sufrió un penalti en contra. Aquí estuvo la diferencia con respecto a toda la liga, pues Matamala hizo honor a su nombre y la mandó arriba.

Lo mejor del partido estuvo sin duda en la participación de Carreño, que dio aire a un ataque franjirrojo casi desaparecido en toda la temporada. Además, Cabral hizo uno de sus mejores partidos como sevillista, muy encima de todos sus rivales. Además, José Carlos demostró que con algo más de entrega y fondo físico tiene futuro en nuestro primer equipo. Gol no le falta, y es que se plantó ante Iván Gómez y la coló en el uno a cero por donde no tenía más remedio que entrar.

No hay nada en juego, pero si el horario matinal se repite, el buen clima invita a visitar cada fin de semana la ciudad deportiva. Si es con buen juego y puntos por parte del filial, mucho mejor. La semana que viene viajamos a Castellón, y el próximo que visita nuestros dominios será un Gimnàstic que nada se juega ya.

Villarreal CF 0; Sevilla FC 2. Luisfa y Kanouté cortan la hemorragia

Después del partidazo que abrió la jornada, viésemos lo que viésemos en el Madrigal nos iba a saber a poco. Las predicciones se cumplieron con creces, pero al menos volvimos a saborear el triunfo un mes después. Éste se fraguó después de una primera parte en forma de somnífero que dejó paso a una segunda más o menos igual, pero con dos arreones de los de arriba. Era clave romper la hemorragia de derrotas y se consiguió.

Vodpod videos no longer available.

Jiménez apostó por incluir su sorpresa de cada jornada con la retirada de Navas y Capel del once inicial. En sus puestos, Perotti y Adriano comenzaron rotándose, pero aunque un recurso se repita hasta la saciedad, no tiene porqué funcionar algún día. De hecho, nada funcionó ni en el Sevilla ni en el Villarreal. Aunque los amarillos mostraban al menos algo de intención con el nervioso Nihat, en los nuestros Kanouté parecía peligrosamente desconectado del partido. Podríamos seguir hablando párrafos y párrafos sobre la primera parte, pero fue tan poquísimo lo que esta nos ofreció que será mejor pasar página. Ni un tiro a puerta, ya sea entre los tres palos o directamente a la grada. Ni Diego López ni Palop tuvieron trabajo y los equipos se fueron al descanso con las espadas en todo lo alto ;o mejor dicho, en todo lo bajo.

Por lo menos, llegada la reanudación las levantaron un poquito, para intentar demostrar que querían quitarse los puntos mutuamente. Nada más empezar, Squillaci con un cabezazo alto ponía en marcha la estadística ofensiva del equipo, aunque Godín no tardó en dar la réplica para que se estirase Palop. Los de arriba apenas habían aparecido, pero cuando lo hicieron fue de verdad. Corría el trece de la segunda cuando Luisfa mandaba a las mallas un centro de Kanouté, previo paso entre las piernas de Diego López. Vital bocanada de aire para un equipo que no había merecido tal premio, pero que no estaba dispuesto a dejarlo escapar.

Como era de esperar el partido se abrió, dejando atrás el pacto de no agresión planteado hasta entonces. Haciendo honor a su forma de ver el fútbol, Pellegrini alentó a los suyos para que tocaran y tocaran en busca de Palop, pero el valenciano estuvo bien y no se dejó batir. Ocasiones no le faltaron para ello, porque como era de esperar el equipo se echó atrás y se encomendó una vez mas a la Macarena. Mientras tanto, Perotti, una vez vaciado su depósito, dejó sitio a Jesús Navas.

Entramos ahora en el capítulo Iturralde, que hasta entonces había estado sospechosamente tranquilo y huérfano de protagonismo. Llegaba ya la media hora de la segunda parte cuando mostró a Konko la segunda amarilla por desplazar un balón con el juego detenido. Antes, en la primera parte, había visto otra por protestar. Aunque con el reglamento en la mano, el desplazamiento pueda ser considerado como tarjeta, los buenos árbitros saben contemporizar y se limitan a advertir verbalmente. Pero lo de buen árbitro no va con el vasco Iturralde que se empeña en convertirse en protagonista y siempre en forma negativa cada vez que por medio anda el Sevilla. En la recta final sacó inexplicablemente varias tarjetas mas que harán que ni Navarro ni Konko puedan jugar contra el Mallorca.  Parece cosa de la alineación de varios planetas que el francés pueda jugar dos partidos consecutivos. El del sábado próximo, comités mediante, tampoco lo será.

Ahora sí que la cosa tenía mala pinta y se esperaba el empate amarillo. Para nuestro temor, Luis Fabiano abandonaba el campo y Maresca le sustituía (lo de sustituir es una forma de hablar porque al italiano no se le vió aparecer), por lo que los temblores empezaban a aparecer. Menos mal que Kanouté siempre es Kanouté, incluso cuando parece que el león está dormido. Freddy, no contento con su asistencia, agarró un balón cerca de la medular, avanzó y tiró un latigazo imposible para Diego López, que sólo pudo verla entrar junto a su palo izquierdo. Colorín colorado para un choque que pudo acabar mucho peor de lo que lo hizo.

Más allá de pensar en que el juego sigue siendo indigno del tercero de la Liga, lo importante hoy es pensar que volvemos a sumar un mes después, que el Tourmalet se ha terminado y que lo que queda es bajar el puerto. Será mejor no pedalear en las curvas porque una caída puede ser fatal. De momento, dormimos con una renta de cuatro puntos que se podría volver a estrechar y mucho. Nosotros, que siempre hemos sido amantes de los periquitos, nos reafirmamos para mañana por la tarde.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Konko (1), Squillaci (2), Escudé (2), Fernando Navarro (2), Duscher (2), Renato (2), Adriano (2), Perotti (2), Luis Fabiano (2) y Kanouté (2). También jugaron Jesús Navas (1), Maresca (s.c) y Drago (s.c)

Otro campeón más, ahora el división de honor juvenil

Había pocas dudas, pero el Sevilla FC se está encargando de demostrar esta temporada que tiene la mejor cantera de la región. En lo que se refiere a los equipos juveniles, apenas si ha habido rivales. Este domingo se preveía apasionante, con un división de honor con el alirón en la mano y nada menos que en un derbi. Eso sí, el otro equipo de la ciudad no era el rival por el título, pues marcha undécimo sin ningún tipo de motivación (a excepción de la del propio partido, por lo que supone). El otro equipo que optaba al primer puesto era el Poli Ejido, que sólo pudo empatar con el Recre y dependía de que no ganase el Sevilla.

Pero estamos hablando del Sevilla y de su cantera, por lo que era de esperar el 2-1 con el que los nervionenses se han proclamado campeones del Grupo IV por segundo año consecutivo. Ha sobrado una jornada, en la que viajaremos a Ceuta para enfrentar al Goyu-Riu. A partir de entonces, toca afrontar la Copa de Campeones ante los líderes de los otros seis grupos. Hasta el día de hoy, ya están confirmados el Celta de Vigo, FC Barcelona, Atlético de Madrid y Tenerife. Después, la Copa del Rey que tendremos que defender tras el gran triunfo de la pasada temporada.

Sevilla FC 2; UD Almería 1. Tres puntos obligados que se quedan en casa

Salvó la papeleta el Sevilla en el partido post-fracaso copero. Un gol de Kanouté a los cinco minutos sirvió para encarrilar un partido que dejó casi sentenciado Renato en la segunda mitad. Eso sí, un  penalti cometido por el propio brasileño y ejecutado por Negredo  nos obligó a sufrir hasta los últimos minutos. Momentos esos que aprovechó Rubinos para cobrar su protagonismo. Nueva jornada propicia que viene acompañada de triunfo sevillista. Y van cuatro seguidas.

Vodpod videos no longer available.

Hoy era de esos días que invitaban al runrun de la grada si el equipo no era capaz de verle la cara al partido. Afortunadamente, cinco fueron los minutos que tardó Romaric en poner un centro medido a Kanouté para que este la bajase como sabe y la mandara dentro desde el punto de penalti. Con Perotti esta vez entre los convocados y además como titular en la izquierda, se veía un equipo que al menos sabía como llegarle al Almería, que no veía a Palop desde cerca.

Sin maravillar ni mucho menos a la afición, el equipo era capaz de tener el balón y moverlo con sentindo para llegar a Alves, con un Romaric muy versátil y un Perotti que iba a firmar su mejor partido con los grandes, y eso que el listón de San Mamés del sábado estaba muy alto. Kanouté tampoco faltó a su cita y deleitó con bajadas al centro del campo e incluso con algunos robos atrás. El que no apareció fue Navas, a quien no parece haberle venido muy bien el parón de la pasada jornada, pues no encuentra su juego.

La segunda parte volvió a dejar ver el potencial de Perotti, que con varias jugadas personales levantó a la grada y reivindicó un puesto que no le saldrá ni mucho menos barato. Eso sí, los de Hugo Sánchez cambiaron su actitud y se fueron arriba con varias contras rápidas que hicieron por fin calentar a Palop. El guardameta volvió a estar ahí cuando se le necesitaba y salvó varios disparos peligrosísimos. El que más, uno desde fuera del área de Uche que llevaba veneno.

Pero cuando peor lo pasaba, robo de Capel, que acababa de sustituir a Navas, balón para Kanouté y este como siempre generoso, la pone para que Renato golpee muy encimado. Por suerte, le salió una especie de vaselina sin portero que acabó en las redes. El gol se cantó de forma intermitente, pero se pudo cantar. Ahora sí que el Sevilla se gustaba, la grada se divertía y los jugadores parecían poner el piloto automático.

Todos los ingredientes para meter en el partido al Almería, que en otra contra consiguió un claro penalti de Renato, que llegó tarde ante la entrada de Piatti por la izquierda. Negredo lanzó y sorprendentemente, Palop ni la olió. Quedaban veinte minutos y la salida de Luis Fabiano pudo matar el partido, pero en las dos que tuvo comenzó muy bien la jugada pero le faltó definición. El árbitro parecía querer emoción, y pitó varias faltas inexistentes que pudieron complicar las cosas, pero todos los puntos se quedaron en casa al final.  Ahora a pensar en el Málaga, con siete días por delante, para seguir afianzados en la tercera posición.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Konko (2), Squillaci (2), Escudé (2), Fernando Navarro (2), Perotti (3), Romaric (2), Duscher (1), Navas (1), Renato (2) y Kanouté (3). También jugaron Capel (1), Luis Fabiano (1) y Adriano (1).