Sevilla FC 3; Villarreal CF 2. El rival también juega… cuando el Sevilla quiere

Vital triunfo sevillista tal y como se estaba dando la jornada, aunque los comienzos bien daron a entender que nos llevaríamos el mismo chasco que contra el Stuttgart. A diferencia de los alemanes, este Villarreal está diseñado para liársela a cualquiera, y en la segunda parte remontó un partido que ya dábamos por perdido. Menos mal que apareció Adriano para dar dos asistencias con sabor a remontada, la primera para que Luisfa se reencontrase con sí mismo, y la segunda para demostrar que Kanouté sigue siendo futbolista. Arreón de raza blanquirrojo que nos sirve para llegar al parón enganchados arriba.

El once planteado por Jiménez sólo presentó la novedad de Palop en la portería y la de Sergio Sánchez por Konko en el lateral derecho. El catalán no tuvo su mejor noche pero le dio para poner en bandeja el primero de la noche a Luisfa. Ocho minutos tardó el Sevilla en hacerse con el marcador y veinte segundos en demostrarle al Villarreal que no tendría fácil mantener su racha. El gol de listo de O´Fabuloso, por desgracia, dejó sitio a la apatía y el conformismo que vimos tras el de Navas al Stuttgart, por lo que los amarillos de Valverde no dudaron en probar fortuna. Comandados por el abuelo Pirés comenzaron a mover el balón por el centro mientras se diluían nuestras bandas. Tanto toque permitió que llegara el empate del propio jugador galo, que ponía justicia al conformismo local y al inconformismo visitante. Entre tanto, Negredo volvió a dar muestras de su pelea y oportunismo, aunque lo que es el gol se le sigue resistiendo en la Bombonera.

En la segunda parte sí que se vio un Sevilla ofensivo y dispuesto a arriesgar para llevarse los tres puntos. Ahora bien, el Villarreal no es un cualquiera pese a que lo diga la clasificación, y en un contragolpe dio la sorpresa y se puso por delante a la hora de partido. David Fuster, aprovechando una mala salida de Palop, colocó el 1-2 y devolvió los fantasmas a las gradas del Pizjuán. Con todos los de arriba sumando de tres, era un pinchazo que significaba muchas cosas, y todas ellas negativas. Así que hubo que ponerse el mono de trabajo y cuando este equipo lo hace, el rival no tiene nada que hacer. Una pena que hubiera que recibir un golpe en el hígado para tener que noquear al adversario con una de derechas y otra de izquierdas que supusieron el k.o villarrealense. Con Adriano ya en el campo, todo fue más fácil y dos centros suyos dieron luz a una remontada en cinco minutos. Luisfa, otra vez, con un cabezazo imparable y luego Kanouté, en jugada ensayada desde la esquina, dejaron las cosas en su sitio y al Sevilla bien atado en la tercera posición.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Sergio Sánchez (1), Squillaci (2), Escudé (2), Fernando Navarro (2), Zokora (2), Renato (2), Navas (2), Perotti, (2) Negredo (2) y Luis Fabiano (3). También jugaron Adriano (2), Kanouté (2) y Lolo (1).

Con nueve basta y sobra

Si ya se venían contando por finales todos los partidos que ha jugado el Sevilla últimamente, el de El Madrigal del sábado sí que tenía todos los ingredientes para serlo. Si las cosas se hubiesen dado de la peor manera posible, ahora mismo seríamos quintos en la tabla, es decir, fuera de los puestos de Champions League tras 20 jornadas ahí subidos.

Por suerte, lo que ocurrió fue lo contrario y, a excepción del no tan doloroso triunfo del Atlético de Madrid ayer, todo salió a pedir de boca. Con sólo cuatro jornadas por delante, ya se tiende más a hablar de puntos necesarios para certificar objetivos, en lugar de hacer referencia a las ventajas. Con doce puntos en juego, tal y como está la cosa nos bastarían nueve para terminar terceros sin depender de nadie. Eso quiere decir que sería suficiente con ganar tres de los cuatro que restan, siempre y cuando alguno de los perseguidores lo gane todo.  Con dos partidos en casa y dos fuera y viendo las estadísticas, no sabemos si decir que al menos los dos de casa o los dos de fuera tienen que ser victorias. La pega es que justo por detrás hay tres equipos muy pegados, lo que convierte en improbable que ninguno de ellos termine la temporada con un pleno, o casi.

Dejando prudentemente fuera de los cálculos al Deportivo, que se sitúa ahora mismo a siete puntos más el muy probable golaverage (1-3 en Riazor), pasamos a analizar el resto de rivales en la lucha, es decir, Valencia, Atlético y Villarreal. Antes que nada, comentamos que nuestro calendario no es para nada complicado, pues nos queda en casa un Mallorca sin nada en juego y un Deportivo que en la penúltima jornada podría estar jugándose la UEFA, o quizás los dos próximos envites ante equipos que luchan por la salvación, le pasen factura. A domicilio, el siempre hostil Reyno de Navarra con el aliciente de todo lo que se juegan los rojillos y para cerrar la temporada visita a Los Pajaritos ante un Numancia que a esas alturas podría haber bajado los brazos, aunque sus choques ante Recre y Getafe podrían hacerle llegar con vida.

Parece que lo de Pamplona es lo que más peligro tiene, aunque como hemos dicho nos está permitido al menos un pinchazo. Lo de Mallorca y Deportivo debe servir para reconciliarse con la afición, mientras que lo de Soria más vale analizarlo conforme a las necesidades de ese momento.

Centrándonos en los calendarios de los tres rivales por el objetivo de la tercera plaza (no concebimos conformarnos con la cuarta) este es el panorama:

Valencia: Real Madrid (L), Atlético de Madrid (V), Villarreal (V) y Athletic de Bilbao (L).

Lo mejor de todo es que se tendrá que enfrentar a los otros dos equipos, a parte del Sevilla, que pelean por el mismo premio. Parece que lo de la semana que viene será casi lo más fácil, pues el Real Madrid ha tirado la toalla y los chés en casa han demostrado que pueden plantarle cara incluso al Barcelona. La despedida del torneo parece que también será plácida, mientras que el meollo está en las dos jornadas intermedias, ambas con los valencianistas como visitantes. No hay que olvidar que aunque el Sevilla no volviese a puntuar, el Valencia necesitaría cuatro puntos para rebasarle. Un pinchazo ante el Madrid podría cerrarle muchas puertas.

Atlético de Madrid: Espanyol (L), Valencia (L), Athletic de Bilbao (V) y Almería (L).

Aunque parecían ya fuera de la pelea, esta jornada les ha permitido volver a meterse en la pomada, y podríamos decir que las circunstancias le convierten en el máximo rival del Sevilla sobre el papel. En primer lugar, afronta las dos siguientes semanas en casa, que siempre se nota a pesar del enfado colchonero. Un Espanyol que querrá certificar la salvación en casa y el Valencia en un partido a cara de perro, son las dos primeras etapas. Luego visitarán a un Athletic sin aspiraciones y quien sabe si con resaca copera. Para terminar, nada mejor que un Almería ya salvado y en casa por si hay algo que jugarse. Como decimos, los rojiblancos son los principales candidatos a al menos la cuarta plaza. Para superarnos, aunque no volviésemos a sumar, necesitarían, eso sí, la mitad de lo que hay en juego (cinco puntos + golaverage).

Villarreal: Barcelona (V), Real Madrid (L), Valencia (L) y Mallorca (V).

Teniendo en cuenta todos los condicionantes, el equipo amarillo es el que más pinta tiene de quedar, como muy bien, en puestos UEFA. Para empezar tienen nada más y nada menos que un Barcelona en el Camp Nou que podría cantar el alirón. Justo después, reciben al Real Madrid y seguidamente al Valencia, por lo que sólo un pleno les garantizaría llegar con opciones al final. Al menos ahí el terreno se suaviza, con una visita a Son Moix sin relevancia para los bermellones. Si no volviésemos a puntuar, los de Pellegrini lo tendrían igual que el Atlético para cazarnos. Tal y como está el Villarreal, seis de doce se antojan demasiados puntos.

Villarreal CF 0; Sevilla FC 2. Luisfa y Kanouté cortan la hemorragia

Después del partidazo que abrió la jornada, viésemos lo que viésemos en el Madrigal nos iba a saber a poco. Las predicciones se cumplieron con creces, pero al menos volvimos a saborear el triunfo un mes después. Éste se fraguó después de una primera parte en forma de somnífero que dejó paso a una segunda más o menos igual, pero con dos arreones de los de arriba. Era clave romper la hemorragia de derrotas y se consiguió.

Vodpod videos no longer available.

Jiménez apostó por incluir su sorpresa de cada jornada con la retirada de Navas y Capel del once inicial. En sus puestos, Perotti y Adriano comenzaron rotándose, pero aunque un recurso se repita hasta la saciedad, no tiene porqué funcionar algún día. De hecho, nada funcionó ni en el Sevilla ni en el Villarreal. Aunque los amarillos mostraban al menos algo de intención con el nervioso Nihat, en los nuestros Kanouté parecía peligrosamente desconectado del partido. Podríamos seguir hablando párrafos y párrafos sobre la primera parte, pero fue tan poquísimo lo que esta nos ofreció que será mejor pasar página. Ni un tiro a puerta, ya sea entre los tres palos o directamente a la grada. Ni Diego López ni Palop tuvieron trabajo y los equipos se fueron al descanso con las espadas en todo lo alto ;o mejor dicho, en todo lo bajo.

Por lo menos, llegada la reanudación las levantaron un poquito, para intentar demostrar que querían quitarse los puntos mutuamente. Nada más empezar, Squillaci con un cabezazo alto ponía en marcha la estadística ofensiva del equipo, aunque Godín no tardó en dar la réplica para que se estirase Palop. Los de arriba apenas habían aparecido, pero cuando lo hicieron fue de verdad. Corría el trece de la segunda cuando Luisfa mandaba a las mallas un centro de Kanouté, previo paso entre las piernas de Diego López. Vital bocanada de aire para un equipo que no había merecido tal premio, pero que no estaba dispuesto a dejarlo escapar.

Como era de esperar el partido se abrió, dejando atrás el pacto de no agresión planteado hasta entonces. Haciendo honor a su forma de ver el fútbol, Pellegrini alentó a los suyos para que tocaran y tocaran en busca de Palop, pero el valenciano estuvo bien y no se dejó batir. Ocasiones no le faltaron para ello, porque como era de esperar el equipo se echó atrás y se encomendó una vez mas a la Macarena. Mientras tanto, Perotti, una vez vaciado su depósito, dejó sitio a Jesús Navas.

Entramos ahora en el capítulo Iturralde, que hasta entonces había estado sospechosamente tranquilo y huérfano de protagonismo. Llegaba ya la media hora de la segunda parte cuando mostró a Konko la segunda amarilla por desplazar un balón con el juego detenido. Antes, en la primera parte, había visto otra por protestar. Aunque con el reglamento en la mano, el desplazamiento pueda ser considerado como tarjeta, los buenos árbitros saben contemporizar y se limitan a advertir verbalmente. Pero lo de buen árbitro no va con el vasco Iturralde que se empeña en convertirse en protagonista y siempre en forma negativa cada vez que por medio anda el Sevilla. En la recta final sacó inexplicablemente varias tarjetas mas que harán que ni Navarro ni Konko puedan jugar contra el Mallorca.  Parece cosa de la alineación de varios planetas que el francés pueda jugar dos partidos consecutivos. El del sábado próximo, comités mediante, tampoco lo será.

Ahora sí que la cosa tenía mala pinta y se esperaba el empate amarillo. Para nuestro temor, Luis Fabiano abandonaba el campo y Maresca le sustituía (lo de sustituir es una forma de hablar porque al italiano no se le vió aparecer), por lo que los temblores empezaban a aparecer. Menos mal que Kanouté siempre es Kanouté, incluso cuando parece que el león está dormido. Freddy, no contento con su asistencia, agarró un balón cerca de la medular, avanzó y tiró un latigazo imposible para Diego López, que sólo pudo verla entrar junto a su palo izquierdo. Colorín colorado para un choque que pudo acabar mucho peor de lo que lo hizo.

Más allá de pensar en que el juego sigue siendo indigno del tercero de la Liga, lo importante hoy es pensar que volvemos a sumar un mes después, que el Tourmalet se ha terminado y que lo que queda es bajar el puerto. Será mejor no pedalear en las curvas porque una caída puede ser fatal. De momento, dormimos con una renta de cuatro puntos que se podría volver a estrechar y mucho. Nosotros, que siempre hemos sido amantes de los periquitos, nos reafirmamos para mañana por la tarde.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Konko (1), Squillaci (2), Escudé (2), Fernando Navarro (2), Duscher (2), Renato (2), Adriano (2), Perotti (2), Luis Fabiano (2) y Kanouté (2). También jugaron Jesús Navas (1), Maresca (s.c) y Drago (s.c)

Sevilla FC 1; Villarreal CF 0. Termina esprintando

El Sevilla sacó adelante la última rampa del Tourmalet con un trabajado triunfo ante el Villarreal. Ya somos terceros y empatados con el segundo, el Valencia, a treinta puntos. La ocasión para despedir el año en casa a lo grande, y además encaramarse definitivamente en lo más alto era importante, aunque visitaba Nervión un equipo invicto fuera del Madrigal. De hecho, los de Pellegrini demostraron pronto que esa estadística no era fruto de la casualidad.

Tal y como salieron, comenzaron a mover la pelota una y otra vez intentando llevar la manija. El Sevilla por su parte, lo intentaba con alguna contra pero el partido cada vez tomaba más la pinta del choque ante el Valencia. Se jugaba en pocos metros y eso hacía difícil que apareciese el espectáculo. Aún así, afortunadamente no era la tarde del ataque amarillo.

La zaga sevillista, que sólo tuvo momentos de pájara en la segunda parte del Bernabéu, volvió a ser un seguro de vida para Palop, que apenas intervino. Eso sí, tanto centrocampismo evitaba que el Sevilla pudiese sacar partido a Renato. Y sin el brasileño en acción, sigue dando la sensación de que el Sevilla no circula. Por cierto; primoroso partido el de Renato anoche. Este futbolista tiene la rara habilidad de hacer siempre las cosas con sentido.

Aunque era el Sevilla el único que se acercaba, el dominio tampoco era tan claro como para merecer a toda costa la ventaja. Sin embargo, esta vez llegó sin que la llamaran. Ahora bien, tuvo que ser necesaria la presencia de Renato, que justo antes del descanso colocó en las mallas el único gol del partido y el cuarto de su cuenta esta temporada.

La segunda parte arrancó casi de la mejor manera. De la mejor manera porque Llorente vio la segunda amarilla por juego peligroso. Y el casi porque poco antes, en el minuto 46, Kanouté mandó arriba un pase de la muerte de Adriano que pudo ser la sentencia. Tanta adversidad obligó a Pellegrini a poner todas las cartas sobre la mesa. Altidore y Guille Franco salieron al rescate del submarino, pero la buena actuación de la zaga bleu, propició que los tres puntos se quedaran en casa. Gran partido de Romaric que se va asentando, de Adriano que se siente más cómodo sin tener que iniciar los contragolpes en su área, y de Duscher, que cortó mucho las alas en la zona de creación a un Villarreal que no usó las bandas. Luis Fabiano, que tuvo que salir en sustitución de Kanouté, parece que pensaba que no tendría que despojarse del chándal, pues salió poco mentalizado y las pocas que tuvo las estrelló en Diego López. El jueves tendrá que dar más de sí.

Para terminar, una reflexión. No se debe decir al respetable que es vergonzoso que no anime a su equipo. Mucho menos insinuar que esto motiva que el equipo juegue mejor fuera de casa. Cuando el Sevilla sale de verdad a ganar un partido y demuestra que lo da todo por la victoria, la gente responde por sí misma sin necesidad de que la dirijan. Para muestra, este partido.

Para los que salgan ahora en defensa del entrenador argumentando el magnifico juego desplegado ayer, yo les devuelvo la oración por pasiva y les pregunto que porqué no hicimos este juego contra Valencia y Barcelona. Ayer se demostró que se puede dejar la puerta a cero sin sacrificar el espectáculo, que es lo que al fin y al cabo quieren los sufridos pagadores.

Volviendo al partido, el único “lunarcillo” por llamarlo de alguna forma, fue la lesión de Kanouté. Ya decíamos en la previa que era peligroso forzar tantos partidos seguidos al maliense porque en cualquier momento podría romperse. Dicho y hecho. A estas horas no se sabe si se trata de elongación o de rotura pero parece claro que no podrá jugar el jueves.

El jueves, pase lo que pase en Génova, esperemos que el Sevilla siga en la misma tónica y demuestre que merecía pasar a la ronda de dieciseisavos de final. La Sampdoria no será un rival fácil porque se lo juega todo, pero nos vale más de un resultado y todo hace indicar que la noche terminará bien. De momento, nos deleitaremos con el resumen de este partido:

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Konko (2), Squillaci (2), Escudé (3), Drago (2), Navas (2), Duscher (2), Romaric (2), Adriano (3), Renato (3) y Kanouté (2). También jugaron Luis Fabiano (1), Fazio (s.c) y Capel (s.c)

Nuevo doblete televisivo de La Sexta

Según informa el Sevilla en su web oficial, La Sexta ofrecerá en abierto este domingo el partido del Sánchez Pizjuán contra el Villarreal. Partidazo con la segunda plaza en juego (siempre que no gane el Valencia, algo que parece habérsele olvidado a todo el mundo).

También estará La Sexta a nuestro lado el próximo jueves 18 a las 20:45. Será entonces cuando de comienzo nuestra noche europea de infarto, en la que podemos ser primeros de grupo o incluso quedar eliminados de la competición.

Siguiendo con el tema televisivo, ayer se conoció que Canal + y Telecinco han adquirido los derechos de la UEFA Europa League en España. Es la sucesora de la Copa de la UEFA, y constará de doce grupos de cuatro equipos cada uno en su primera fase.

El dia después de la proeza

¡Qué gustito! Qué sensación mas buena  levantarse tarde y que el primer pensamiento que te venga a la cabeza sea el recuerdo del partidazo de ayer. Cuatro chicharitos como cuatro soles que le endiñó mi equipo al equipito de Schuster.

Anoche no pude conciliar el sueño hasta las tres de la mañana. El corazón se negaba a recuperar la velocidad de crucero normal. Fueron muchas las emociones vividas en noventa y tantos minutos. La ilusión inicial con el gol de Adriano, el desencanto con el empate de Raúl, la euforia desmedida con los mazazos de Romaric y Kanouté, la inquietud con el 2-3 del pipita, el miedo con el empate de Gago y de nuevo la alegría con el golazo de Renato.

Y el árbitro, como diría Caparrós, “de mamazo“. No solo aguantó con entereza la presión de jugadores y público madridista sino que tuvo lo que hay que tener para reflejar en el acta la expresión que le dijo Robben segundos antes de ser expulsado:

                                                                    ¡¡Fuck you, ha sido penalti claro!!

Los que hayais dado un cursito de inglés básico ya sabeis lo que significa eso porque lo primero que se aprende son las palabrotas. Para los que aún no habeis empezado las clases os dejamos la traducción : ¡¡ Jódete, ha sido penalti claro!!

Con semejante expresión cariñosa que se despida el Madrid de intentar que le quiten la segunda amarilla al holandés. Otra cosa es que cuando llegue el acta a la federación el fuck you se haya cambiado por arte de magia por un I love you, que todo es posible tratándose del megapolvo estelar. Largos son los tentáculos de la maquinaria de influencia madridista y proezas mayores han conseguido.

Como no podía ser de otra manera, al pobre Bernardino Gonzalez Vazquez le culpan hoy de todos los males madridistas. Como si los cuatro goles del Sevilla los hubiera marcado él en lugar de Kanouté y compañía. Raro será que no le metan en la nevera un tiempecito porque ya sabemos como se las gasta el comité de designación nacional-malagueño cuando un colegiado osa equivocarse contra el Madrid. Y es que claro, los madridistas llevan mas de cien años malacostumbrados a repartir estopa y salir luego impunes . Como hace siete dias con el  Getafe, donde el impresentable  Perez Burrull les perdonó tres penaltis y una expulsión que de haber sido señalados hubiera supuesto la derrota mas humillante de la historia madridista a manos de  un equipo de barrio.

Para terminar, una noticia que puede resultar sorprendente pero los datos están ahí. Ayer fué el cuarto partido que disputamos sin Luis Fabiano y cuarto partido que se salda con victoria sevillista. Un argumento mas para no obcecarnos con la idea de jugar siempre con dos delanteros.

Lo dicho , que sensación mas rica tengo hoy.

Que no nos permitan recordar al Isla Cristina

Los modestos se han empeñado en rebelarse. El Real Unión de Irún dio buena cuenta el martes de un tal Real Madrid. El Poli Ejido no sólo hizo valer su renta para dejar en la cuneta a todo un aspirante al título llamado Villarreal, sino que lo hizo empatando e incluso fallando un penalti. Por otra parte, el todopoderoso Barcelona y el Atlético de Madrid se las vieron y desearon para  pasar ante Benidorm y Orihuela respectivamente. En el resto de partidos se cumplió mas o menos el guión

Hoy tiene el Sevilla un miura que lidiar, no tanto por la entidad del rival como por lo imprevisible que resultan este tipo de eliminatorias, máxime si el contrario trae ventaja del partido de ida. No quiero ni acordarme de aquel Isla Cristina que nos apeó de esta misma competición en el Sanchez Pizjuán una fatidica noche de septiembre del 97 con un tal Chaparro como entrenador y con el ex-sevillista Fernando Sales en sus filas.

Pasando ya a lo que nos ocupa, Manolo Jimenez ha decidido no convocar para este partido a Capel con el fin de no cargarle de minutos recién salido de la lesión. Particularmente considero un poquito arriesgado no tener al almeriense por lo menos en el banquillo. El domingo pasado revolucionó el partido en cuanto salió al campo y nunca se sabe si se necesitará su participación durante al menos quince o veinte minutos.

Tambien se está hablando de que jugaremos con dos puntas. Contra lo que pueda pensarse, yo sería partidario de jugar con un solo punta y reforzar el centro del campo para tener mas presencia. Ya se ha demostrado que no por alinear mas delanteros se hacen mas goles y si yo fuera el entrenador de la Ponferradina acumularía hasta cinco centrocampistas para contrarrestar  el juego de Maresca, Romaric y Renato.

Pero bueno, como se suele decir, cada español lleva dentro un entrenador y opinar es gratis. Dejemos a los profesionales que decidan la alineación mas idónea y limitémonos a dejarnos las gargantas animando a los nuestros. Y bien haríamos en seguir animando aunque las cosas se tuerzan. Ya habrá tiempo de evaluarles al final aunque esperemos que no sea necesario y que esta noche el partido se decante en favor del equipo mas laureado en la historia del futbol andaluz.

! Vamos mi Sevilla, vamos campeón !